Samhain

5 comentarios
Titulo: Samhain
Autor: Secret_Dream
Pareja: HoMin
Género: Terror
Extensión: Oneshot
Advertencia: Muerte de varios personajes

Nota: Fic basado en una de las historias de la película de terror Trick’r Treat con algunos cambios en la trama. Escribí este Fic para celebrar la llegada de Halloween espero les guste y ojala les haya dado aunque sea un poquito de miedo xD.

*Jack-o-lantern: son las típicas calabazas que tienen dentro una vela para iluminarlas*
----


Un niño de 10 años de edad camina por la calles del sector donde vivía, de casa en casa pidiendo dulces, todo a su alrededor esta hermosamente decorado festejando el día de Halloween, luces, figuras, disfraces, etc.


Todos en la cuidad están listos para celebrar junto a los monstruos la víspera de todos los santos en busca de una dulce ofrenda. Nunca olvides prender la Jack-o-lantern en el patio de tu hogar, ya que son las únicas que te protegerán de una muerte segura.

El pequeño llega a la casa de uno de sus vecinos para pedir sus dulces, al no ver las luces prendidas toma casi todos los que estaban en una cajita en forma de calabaza fuera de la puerta. Pero no se dio cuenta cuando el dueño de casa se acercaba lentamente hasta donde estaba, sorprendido lo mira algo nervioso. Este le indico que se sentara junto a él en la escalera que estaba a las puertas de su hogar para conversar un momento para saber cuantos dulces llevaba recolectado. El señor de avanzada edad lo mira fijamente y con una señal de su mano le indica que coma un dulce.

-vamos come un dulce, te gustaran

El chico inocente toma uno de los dulces en su mano y lo lleva a su boca degustando el dulce sabor del chocolate derretirse en su lengua, pero luego de habérselo comido todo un fuerte dolor ataca a su estomago, lleva sus manos a su estomago para tratar de tranquilizarse pero no lo logra, un sonido viene desde sus entrañas y no puede detener el vomito que sale desde su boca incansablemente. Asustado por no saber que pasa con su cuerpo comienza a llorar y mira al señor a su lado, pero este en su rostro tiene dibujada una sonrisa malebola. El pequeño lo mira sorprendido hasta que un dolor aún más fuerte lo ataca y se da cuenta que ha estado vomitando sus órganos, llora y grita, pero nadie lo ayuda. Finalmente el corazón sale por su boca y cae muerto a los pies del cruel hombre.

-nunca olvides revisar tus dulces

………………………………………………………….

Hombres lobo, zombis, vampiros y demonios de todo tipo. Todos descendieron a la cuidad usualmente adormecida de Seúl… donde el festivo y todas sus extrañas tradiciones, son tomados muy en serio.

Solo son las 8:00 de la noche y las calles ya están repletas de visitantes disfrazados.

Unos para hacerse ver, otros para mezclarse. Pero todos para celebrar la mágica noche de Halloween… la única noche del año que podemos fingir ser lo más aterrador que se nos ocurra.


Cuatro amigos de 17 años de edad caminaban por las calles del pueblo en el cual vivían, este era un lugar bien conocido por el gran carnaval que se celebrara cada año para las vísperas de todos los santos. Llevaban consigo un carro donde traían algunas Jack-o-Lantern.

Cada uno iba con un disfraz para ambientarse con la festividad de Halloween. Junsu iba disfrazado de pirata con un parche en uno de sus ojos, Yoochun cubierto con una capa y grandes colmillos representaba a un Vampiro, Jaejoong hermosamente vestido con un traje blanco y alas pegadas a su espalda para parecerse a un ángel y por último Yunho llevaba puesto un traje de príncipe con grandes botas negras.

-nos faltan más calabazas, debemos conseguir más

-Jae estas seguro de esto?

-Yunho no me vengas ahora con que te arrepientes

-no es eso Jae, pero no creo que sea lo correcto

-vamos amigo te divertirás

Yoochun posó su brazo en los hombres de Yunho mirándolo con una sonrisa en el rostro. Amaba hacerle bromas a otros al igual que Jae, le encantaba ver sus caras de terror por eso adoraba Halloween la única fecha en la cual podía ser como realmente era.

Yunho no estaba cien por ciento seguro sobre lo que iban hacer. A Jae se le había ocurrido hacerle una broma al chico más nerd de toda la escuela, Shim Changmin, todos decían que estaba algo loco, pero él no pensaba así siempre lo había estado mirando desde lejos al ver la devoción y esfuerzo que este ponía en los estudios. Nunca se pudo acercar a entablar una conversación con él a pesar de haber intentado tantas formas para lograrlo, pero cada vez que se acercaba le rehuía y sus esfuerzos quedaban en nada.

El plan de Jae consistía en que debíamos convencerlo en ir con nosotros hacia el bosque que se encuentra fuera del pueblo, y el que se debía encargar de esto era Yunho, ya que se habían dado cuenta de que aquel chico dos años menor que ellos lo miraba mucho desde la distancia sin que se diera cuenta, lo cual enojaba bastante a Jae.

-vamos Yunho, aparte debes conseguir que nos de dos Jack-o-lantern para completar las ocho

Le decía su amigo Junsu palmeándole la espalda. Al igual que Jae y Yoochun amaba esta época del año, ya que desde niños siempre amo hacerle bromas a otro, los gritos de horror era lo que más le gustaba, al final siempre se reía por lo incrédulo que eran los que caían en sus trampas.

…………………………………

Ya fuera de la casa de Shim Changmin tanto Jae, Yoochun y Junsu se escondieron detrás de un árbol cercano haciéndole señas a Yunho para que llamara.

-halo!!!- grito lo más fuerte que pudo, aún estaba inseguro sobre lo que debía decir.

El patio de la casa estaba bellamente decorado con Jack-o-lantern por todos lados, con hermosos dibujos en ellos iluminando todo el jardín, dándole un aura de misterio. La puerta del hogar se abrió lentamente dejándose ver poco a poco Min.

-si?...- el chico se sorprendió al ver al famosos Jung Yunho de su escuela fuera de su casa

-hola!... podemos hablar un momento-dijo algo nervioso

-…cla…ro-

Se dirigió hacia la salida, llevaba puesto un disfraz que a los chicos les pareció bastante gracioso menos a Yunho, que pensaba que se le veía bastante bien. Iba disfrazado de una especie de bruja con un sombrero grande en punta y una capa de color negro, que cubría casi todo su cuerpo. Tímidamente el chico se acerco hasta quedar frente a Yunho.

-di…me

-veras… te gustaría salir conmigo… y mis amigos

-eh?... pero

-vamos, te divertirás… o tienes algo mejor que hacer?-esto ultimo lo dijo casi como un susurro

-no… es… esta bien… iré con ustedes

-esto… todas esas Jack-o-Lantern las hiciste tu?

-… si…

-te quedaron muy bonitas… y tu… también te ves muy bien con tu disfraz-sonrojado no hallaba que hacer, las palabras salían solas de su boca

-… gracias… el tuyo también me gusta

Yunho quedo fascinado con lo hermoso que se veía Changmin con sus mejillas tan sonrojadas, demostrando tanta inocencia.

-ya, ya basta de tanto romanticismo, Shim podrías darnos dos Jack-o-lantern-enojado Jae salió de su escondite, no le gusto ver como Yunho miraba a ese chico tan idiota.

-esta bien…

Changmin tomo dos Jack-o-lantern y las depósito en un carrito que él mismo llevo.

Así todos emprendieron su camino hacia las afueras de la cuidad donde había un bosque que durante esa época del año se volvía bastante tenebroso. Los árboles con parte de sus hojas caídas debido al otoño cubrían los caminos del lugar, la neblina a su alrededor no dejaba ver con claridad a su alrededor y a las criaturas que escondidas esperaban su oportunidad de acercarse, pero gracias a que sus Jack-o-lantern estaban encendidas no eran capaces de hacerlo.

-te debe gustar mucho Halloween- le decía Yunho un poco nervioso por no saber cómo hablar con Min, pero algo feliz al tenerlo tan cerca.

-¿te refieres a Samhain?

-¿Qué?

-Samhain, también conocido como la víspera de todos los santos o Halloween. Antes del cristianismo, el festivo celta era celebrado la única noche entre otoño e invierno cuando la barrera entre vivos y muertos era menor, y con frecuencia incluía rituales donde se hacían sacrificios humanos.

Changmin estaba tan ensimismado hablando que no se dio cuenta la cara que había puesto Yunho, hasta que se volteo y lo vio que lo miraba con una cara de WHAT?.

-… lo siento…

-no te preocupes con eso me dejaste claro todo lo que te gusta, pero me alegra saber un poco más de ti.

Los que iban delante de ellos no decían nada y tan sólo los miraban de reojo. Jae abrió unas rejas antigua que estaban frente a ellos dando paso a una gran cantera que quedaba a unos metros de ellos. Siguieron a Jae hasta que quedaron todos en el borde de esta, no se podía divisar el fondo con claridad, ya que había una espesa neblina en la cantera que no dejaba ver nada, dándole un aire demasiado tétrico para el gusto de todos.

-genial. Una cantera, linda forma de celebrar Halloween, Jae.- le dijo Yunho- ¿Por qué estamos aquí?

-para honrar a lo muertos

-¿Qué pasó?¿Alguien murió aquí?-preguntaba Junsu

-espera, ¿Aquí es donde… sí, ¿verdad? aquí es donde ocurrió…

Todos miraron a Yoochun. Yunho se estaba comenzando a arrepentir de haber venido con sus amigos y Min a un lugar tan alejado del pueblo, oscuro y tenebroso, donde si pasará algo nadie podría salvarlos a tiempo.

-cállate Yoochun

-la masacre del autobús de Halloween- dijo Junsu casi en un susurro

-no lo llames así

-¿De qué esta hablando?- preguntaba Changmin, todo esto le estaba dando mala espina

-es la leyenda del pueblo, se trata sobre un autobús…

-te callas Yoochun! ¿Y me dejas contar la maldita historia?-decía enojado Jae, odiaba cuando no lo dejaban hablar. Todos lo quedaron mirando.

-dijiste una mala palabra-

Respondió Min, mientras que Jae tan sólo rodo los ojos, otro más que lo interrumpía. Pero obviando eso comenzó con su relato:

-Ocurrió hace 30 años… al final de la tarde en Halloween un autobús escolar iba por las calles del pueblo. Pero este no era un autobús escolar normal… y ellos no eran niños normales.

Habían ocho…. Y eran diferentes. Perturbados. Trastornados.

Todos los días los padres subían sus secretos sucios a este autobús… para que los llevaran a kilómetros del pueblo.

Tres dos seis cero. Tres dos seis cuatro. Tres dos seis seis

Pero ese día, el conductor tomó otra ruta.

Camino equivocado. Camino equivocado

Y en ves de llevarlos a casa… condujo el autobús hacia una cantera abandonada.

Esta cantera.

Los niños no sabían que a lo largo de los años, sus padres se habían agotado… avergonzado… y que estaban dispuestos a hacer lo que fuera para liberarse de su carga.

Así que un día, los padres hablaron con el conductor y le hicieron una oferta.

Con el dinero que reunieron, le pidieron que hiciera lo impensable.

Funciono casi perfectamente.

Camino equivocado. Casa. Casa. Quiero ir a casa- uno de los niños dentro del autobús se zafó de las cadenas que lo aprisionaban en el asiento, mientras el conductor se percataba que las de los otros niños estuvieran firmemente amarradas- quiero ir a casa. Casa. Casa. ¡casa! ¡ir a casa! Casa. – sin darse cuenta aquel niño ya estaba en el volante, intento detenerlo pero tropezó en el camino, aquel encendió el motor he hizo andar dificultosamente el autobús cayendo directo a la cantera frente a ellos.

Nunca se volvió a saber del conductor.

En cuanto al autobús, dicen que se hundió tan profundamente que no lo encontraron.

Otros dicen que el pueblo simplemente no quería que lo encontraran,

Hasta donde sabemos, aun está ahí abajo… con esos niños.

Luego de terminar su relato todos miraron de soslayo la reacción de Min, pero este no se mostro mayormente asustado.

-hablas tanta mierda- le dijo Yoochun

-de verás? Entonces no te importara ser el primero

-¿El primero qué?

-ocho victimas, ocho Jack-o-lantern… cada uno representa un alma perdida. Así que los dejaremos a un lado del lago… como ofrenda para los que murieron.

Al escuchar aquello Min se mostro algo preocupado, sus padres una vez le dijeron que no era bueno jugar con las almas de los muertos.

Yunho encendió el ascensor que los ayudaría a bajar por la cantera. Cada uno tomo una Jack-o-lantern y se dirigieron hacia este. Yunho miro la que llevaba Min.

-¿es una de las tuyas?

-si…

-esta muy bonita

-gracias- se miraron y compartieron una pequeña sonrisa

Jae los miraba enojado, le estaba cayendo muy mal aquel niñato.

El ascensor llego hasta ellos.

-solo sostiene a tres personas con seguridad

-yo me quedare con Changmin, ustedes pueden bajar primero

-Yunho, eso…

-no me importa –

Cerro la puerta he hizo que sus amigos bajaran quedándose solo con Min. Jae estaba que se lo llevaba el diablo, Yunho se estaba saliendo completamente del plan, si seguía así la broma no funcionaria tal cual la habían planeado.

-¿no te importa quedarte conmigo? Vi que tu amigo Jae estaba algo molesto

-no te preocupes se le pasara

Se sentaron a esperar al ascensor de vuelta y cuando este había casi llegado hasta donde estaban, se escucho a lo lejos el aullido de varios lobos.

-hombres lobos…- susurro Min poniendo atención a los sonidos

-muy gracioso…

Yunho le estaba comenzando a dar algo de miedo, miró a Changmin, pero este aún seguía concentrado en los ruidos del bosque. Sintió el ascensor tras sus espaldas y le indico a Min que subieran. Comenzaron a descender lentamente y desde arriba se podían ver las Jack-o-lantern encendidas que traían los otros chicos.

-ese autobús se que estaba por aquí- decía Jae. Se podían escuchar sus voces a lo lejos, ya que debido a la espesa niebla no se podía ver nada a excepción de las luces.

-¿Dónde? Con esta niebla no veo ninguna mierda. ¡Encontré a un retrasado muerto!.

-soy yo, imbécil- le dijo Junsu a Yoochun, que como siempre hablaba solo estupideces

-como dije

-cállense los dos y sigan buscando

El ascensor se encontraba cada vez más cerca de su destino. A Changmin le estaba comenzando a dar un poco de miedo. Seguía escuchando junto con Yunho la conversación de los otros.

-algo se esta moviendo junto a esa piedra

-no veo

-por dios ¿Qué es eso?

-¡Ayúdenme!!- la luz de su Jack-o-lantern se apago

-¡Yoochun!, ¿Dónde estas Yoochun?

-¡¡CORRAN!! – las luces de Jae y Junsu también se apagaron

-será mejor volver a subir- Yunho trataba de que el ascensor volviera hacia arriba nuevamente. Pero ya se encontraban tocando tierra-¿Yoochun?¿Jae?¿Junsu?

A lo lejos entre la espesa neblina apareció una sombra. Min intrigado abre el ascensor para salir y poder ver de qué se trata, su madre siempre le dijo tener tanta curiosidad no es bueno.

-¿no vas a venir?-Yunho niega- esta bien, quédate aquí. No debes dejar que esas velas se apaguen, te protegerán, ¿esta bien?-

Yunho asiente mientras ve alejarse a Min y perderse en la oscuridad. Supuestamente quería detenerlo, pero por alguna extraña razón no pudo moverse.

Caminando por un lugar desconocido sin saber a donde ir con claridad, agregándole a esto que la niebla no lo deja ver nada. Escucha el ruido de las hojas de otoño romperse bajo sus pies. El viento se hace más fuerte, las hojas pasan cerca de él siendo llevadas por el viento. De pronto levanta mejor la mirada al ver algunos charcos de agua a su alrededor, y frente a él ve lo impensable, el autobús perdido hace ya 30 años, sus ojos se abren sorprendidos. La mitad de este se encuentra en la superficie. Asombrado mira el pequeño charco donde se encontraba pudiéndose percatar de las mascaras que estaban flotando en el. Camina lentamente hasta la orilla para poder tomar una entre sus manos, de a poco estira su cuerpo para alcanzarla, más y más cerca de lograr su cometido. De pronto sorpresivamente una mano toma uno de sus pies haciendo que pierda el equilibrio

-¡¡AHH!!

Cae al piso estrepitosamente, asustado logra ver frente a él a alguien, pero al fijarse mejor ve que no es así, su cara destrozada y sus ropas rotas le dan a entender que no es un ser de este mundo, el cual sostiene su pie, un grito aún más fuerte sale de su garganta al mirar a su alrededor y darse cuenta que otros dos cuerpos más se comienzan a acercar.

Lo golpea con su otro pie zafándose de su agarre y emprende rápidamente la huida. Sus gritos eran escalofriantes, tenía demasiado miedo, por todo su cuerpo lo recorrían un sinfín de escalofríos, no solo producto del frio, sino más bien del miedo dentro de su ser.

Corrió y corrió entre las rocas de aquella cantera buscando una forma de escape, mientras a lo lejos podía escuchar esos extraños gruñidos que le ponían la piel de gallina. Aquellos extraños tres seres lo seguían para darle alcance.

Sin darse cuenta se tropezó con una piedra en el camino cayendo al piso haciéndose daño en su pierna derecha, pero aun así siguió corriendo aunque le costaba un poco más no detuvo el paso, necesitaba huir. No podía ser que le pasará esto, nunca debió aceptar la oferta de Yunho.

Maldecía a medio mundo por su mala suerte, hasta que sin darse cuenta se encontró acorralado por ellos sin lugar a donde ir ya que un pequeño pozo y una gran pared de roca obstaculizaban todo intento de huida, lloro y grito incansablemente. Sus pies comenzaron a retroceder poco a poco con el terror dibujado en su rostro al ver que esos muertos se acercaban cada vez más a él, hasta que la tierra desapareció bajo sus pies cayendo en un pequeño pozo golpeándose fuertemente en su cabeza y perdiendo el conocimiento al instante.

-ay, mierda

-¿esta muerto?

Poco a poco comenzó a abrir los ojos y cuando pudo enfocar bien su vista vio esas caras horribles mirándolo, sus ojos se abrieron.

-¡¡AHH!!

Logro pegarle a uno y arrastrándose logro alejarse unos metros. A lo lejos Yunho llego corriendo hasta donde estaban.

-¡Changmin!

Al escuchar su voz Min se detuvo. Yunho se había arrepentido de ser parte de la broma, no quería que Min se asustara por eso cuando lo escucho gritar decidió ir hasta donde sus amigos y detener todo esta mentira.

-todo iba tan bien- dijo Jae sacándose la mascara, mientras que Yunho se acercaba hasta donde estaba Min, este los señalaba con su dedo tembloroso

-¡todos ustedes están muertos!

-Min, cálmate todo fue un truco. Mira nada de esto es real

Le decía Yunho, se arrodillo frente a un lloroso y tembloroso Changmin rodeándolo con sus brazos para que dejara de temer y se diera cuenta que todo había sido un maldito montaje.

-un mal chiste

-yo diría que estuvo muy bueno- decía Jae algo cabreado al ver que su broma no había funcionado tan bien como él quería.

-Cállate

Sintió a Min removerse y tocarse su nuca, debido al golpe tan fuerte que se dio minutos atrás

-déjame ver ¿te duele?

Min no decía ninguna palabra tan sólo lloraba sin parar, ¿Cómo es que pudieron hacerle algo tan cruel? Una broma así era demasiado. Se apoyo en el pecho de Yunho y siguió llorando, este conmovido lo abrazo aún más a su cuerpo, era tan pequeño e inocente nunca debió aceptar esta broma. Miró a sus amigos seriamente.

-vayan a empacar, nos vamos

-¿Quién lo dice?

-Jae, esta muerto de miedo, ¿Qué más quieres?

El aludido sólo rodo los ojos al ver cómo Min se aferraba al cuerpo de Yunho. Se dirigió hacia sus amigos que miraban algo preocupados al pequeño, habían hecho tantas bromas en su vida, pero nunca les había pasado como en esta se sentían arrepentidos de asustar así al pobre de Min. Jae les indico que lo siguieran para ir a recoger las cosas.

-lo siento pequeño, tuve que haberlos detenido cuando pude-Min lloró aún más

-… e… esta… bien… no… importa… siempre es lo mismo

-No!, no debes aceptar que te hagan esto nunca más, de verdad que me arrepiento tu no mereces que te asusten de esta forma

Lo abrazo más a su cuerpo y lo meció para tratar de calmarlo, aquello funciono muy bien, ya que las lágrimas dejaron de caer por el rostro del pequeño. Yunho posó sus manos en el angelical rostro para que lo mirara dándole un beso en su frente. Min se sonrojo muchísimo era la primera vez que alguien se comportaba tan cariñoso con él.

Ambos se levantaron y se encaminaron hacia el ascensor que estaba a unos metros suyos.

Por otro lado tanto Jae, Junsu y Yoochun estaban recogiendo algunas cosas cerca del autobús.

-mira esta todavía está encendida

Jae enojado pateo el Jack-o-lantern haciendo que cayera dentro del pequeño lago

-si todo esto fue un truco ¿Cómo llego aquí el autobús escolar?-pregunto Junsu

-esa parte es cierta

-¿Qué pasó con el conductor?

-no sé, Junsu

Cabreado recogía las cosas de mala gana, hasta que sintió la voz de alguien.

-¿Qué?

-yo no dije nada

-no estoy de humor

-no fui yo

Los tres chicos detuvieron toda acción mirando a su alrededor al escuchar voces provenientes del viejo autobús frente a sus ojos.

-¿Qué es eso?

…………………………………..

Changmin descansaba su cabeza en las piernas de Yunho, mientras esperaban a que los otros chicos llegaran para poder irse a sus casas. De pronto escucharon un grito proveniente desde lejos. Min se levanto rápidamente muy asustado.

-¡¡Yunho!!- se pudo escuchar claramente.

-otra vez no-incrédulo pensaba que podría ser una broma, pero al escuchar tantos gritos se paro

-¡Aquí!

-espera aquí-le dijo a Changmin, y se fue rápidamente en dirección a los gritos

-¡Ayúdenos!!!

Min se quedo solo escuchando y mirando a su alrededor sentado en la fría tierra. Llevo ambas manos a sus odios y los tapo para dejar de escuchar tantos gritos.

Yunho corría buscando a sus amigos hasta que choco con Jae.

-¡Yunho!

-¿Qué diablos?

-tenemos que irnos. Debemos salir de aquí. – decía desesperado

-cálmate

-¡tenemos que salir de aquí!

-mira, Jae…

-¡escúchame!... oímos voces, aquí hay alguien más-otras voces se oyeron en la lejanía

-¿Qué es eso?

Todos se giraron y vieron con horror a los cuerpos de los que suponían debían ser los chicos que murieron en la caída del autobús acercarse a ellos. Sus cuerpos desfigurados con sus mascaras de Halloween aun puestas, las cadenas que los sujetaban a los asientos colgando, ropajes desgarrados. Espectros que vagan en la oscuridad en busca de aquellos que los traicionaron.

-¡¡AHHHHH!!!

Gritaron todos al unísono comenzando a huir lo más lejos posible. Corrían y corrían para lograr escapar, pero de pronto las cadenas que colgaban en las ropas de Yoochun se atascaron en una roca ocasionando que cayera al piso, trato de levantarse sin embargo fue inútil estaba siendo jalado por uno de los espectros a una velocidad abrumadora.

-¡¡AAHH!!!¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme!

Pataleaba y gritaba estirando su mano para que sus amigos lo ayudaran, pero estos no pudieron hacer nada cuando lo vieron perderse entre la espesa niebla, Jae intento ayudar a su amigo, pero Yunho lo detuvo inmediatamente emprendiendo nuevamente la huida.

-¡corran!

Llegaron hasta el viejo ascensor donde vieron a Changmin encerrado en este sentado en el piso y rodeado por las Jack-o-lantern encendida. Yunho intento abrir la reja, pero no pudo.

-¡Changmin, abre la puerta!

-¡déjanos entrar, por favor!

-¡abre!

Los tres chicos gritaban forcejeando con la puerta para abrirla. Min levanto su rostro y los miro desde abajo, su rostro no mostraba nada, se encontraba algo ido de la realidad.
-¡abre, por favor!

Le pidió Yunho, mientras tras ellos esos seres se seguían acercando cada vez más. Min dejo a un lado la Jack-o-lantern que tenia entre sus piernas y se paro lentamente, recogió la llave que estaba a su lado para abrir la reja.

-vamos!, rápido

Le suplicaban afirmados de la reja, el pequeño miro sus rostros llenos de terror y pudo ver tras ellos como se venían acercando los muertos cada vez más rápido, y nuevamente no mostro expresión alguna.

-abre la puerta

Le rogaban casi de rodillas, estaban asustados, aterrados no querían morir en un lugar así. Min acerco su mano lentamente hacia el cerrojo de la puerta, mientras los chicos lo miraban expectantes y ansiosos de que la puerta se abriera pronto, pero sorprendidos quedaron al ver que el pequeño desvió su mano, y en vez de abrir la puerta presiono el botón de encendido del ascender que lo llevaría hacia arriba, fuera de la cantera.

-¡No, Changmin, mírame!

-¿Qué estas haciendo?

-no es un truco es real

Gritaban y rogaban no podía ser que Changmin creyera que era un nuevo truco, siendo que esta vez era real. Sus cuerpos temblaban de miedo, las lágrimas luchaban por salir de sus al pensar que morirían en un lugar así.

Lentamente el ascensor comenzó a subir, Min miró a Yunho a los ojos.

-adiós… Yunho

-¡regresa!!!

Gritaban, pero el pequeño no se detuvo y mientras el ascensor subía los miraba afirmado en la reja haciendo una señal de adiós con su mano izquierda.

-¡NO, NO!

-¡No es un truco!!!

Los tres chicos se vieron rodeados por los ocho muertos. Gritos desgarradores se escuchaban provenir de sus gargantas, llorando y tratando de luchar para no morir en un lugar así.

El ascensor tranquilamente llego hacia su destino como si lo que estaba sucediendo no pasara de verdad. Min se bajo con una de las Jack-o-lantern en sus manos caminando con todo el tiempo del mundo lejos de aquel tétrico lugar, a lo lejos aún se podían escuchar gritos que poco a poco se apagaban, al igual que sus vidas.

-¡Ayúdenme, por favor!

Min hizo caso omiso a las plegarias, coloco la calabaza en su carrito, se amarro bien la capucha y siguió su camino fuera del bosque y lejos de los gritos de aquellos que osaron realizarle una broma, pero que esta misma supo jugarles una mala pasada.

Así es Halloween… nunca sabes con que seres te encontraras en tu camino, es por eso que debes tener cuidado y nunca, pero nunca debes dejar que tu vela se apague.

-¡Feliz Halloween!

Una risa macabra hizo eco entre la espesura del frondoso bosque, donde el miedo se esconde para encontrarte y devorarte.

Fin

5 comentarios:

  1. que miedo!!! wapobre mi yunho!!!! me encanto!!!! bueno s elo mercian xD

    ResponderEliminar
  2. me dan pena pobres que al final mueren todos y Min les deja ahí tirados pobres aunque por una parte se lo merecen

    ResponderEliminar
  3. me gustóooo!!! xD
    me dio miedito ♥

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/24/2012

    o_o
    O_O
    o_o
    O_O
    AISH ME ASUSTÉ!!! CHINETAS!!
    CHANGMINNIEE!! PORQUE??!! WAEE!!??
    QUE MIEDOOO
    D:

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5/24/2012

    Nunca
    Apagare
    Mi
    Vela

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD