Amistad Olvidada, Santo Pecado - Prólogo

1 comentarios
13 de Diciembre:


Recordaba que había sido una tarde muy helada, pero aún así habían estado jugando en el jardín. Estaba nublado y las nubes grises amenazaban con regalar su lluvia.

La mujer, su madre, se había asomado por la ventana llamándolos a los dos. Ambos se levantaron y corrieron, pero uno de ellos, el menor de los dos, miró extrañado hacia afuera. Había un auto blanco estacionado. El vidrio estaba abierto hasta la mitad, pero cuando miró la cerraron con rapidez.

No dijo nada y entró a la casa, cuando el otro comenzó a apurarlo.


...


14 de Diciembre:

Esa mañana había amanecido soleado y muy caluroso, pero a medida avanzó el día comenzó a nublarse más y más.

Habían estado los dos juntos toda la tarde en la habitación del mayor. Estaban planeando la fiesta de cumpleaños de este, que sería al día siguiente.

Ese día, cuando el menor iba a la casa de otro, que era su mejor amigo, había visto nuevamente al auto blanco, pero esta vez sólo había pasado por afuera sin detenerse.

Le extrañaba mucho, pero nuevamente no dijo nada.

... Había sido un tonto.


...


15 de Diciembre:

Esa noche el menor se había quedado a dormir en la casa del otro, y ya llegadas las dos de la tarde ambos comenzaron a arreglar todo, con la ayuda de la madre del cumpleañero.

Cumpliría trece años, era un año mayor que el otro, que sólo tenía once años. Sería un día divertido, los invitados llegarían a las cuatro, así que estaban ansiosos.

Dieron las tres y el mayor dijo que iría a buscar unos juguetes que había dejado en el jardín. Corrió por las escaleras y salió, el otro se quedó esperándolo en la habitación, sentado en su cama.

Pasaron cinco minutos, diez minutos, veinte minutos y no volvía. Miró por la ventana y había comenzado a llover, así que de seguro habría ido a comer algo a la cocina.  Bajó a buscarlo, pero no estaba con su madre. Ambos fueron a buscarlo al resto de la casa, tampoco estaba. Se asomaron al jardín y no lo encontraron.

- ¡¿junsu?! - lo llamó la mujer, comenzando a preocuparse. El chico no respondió.

La reja trasera estaba abierta, esta daba a la calle. La mujer corrió a mirar, y junto a unos arbustos encontró una zapatilla de su hijo. La mujer gritó su nombre, desesperada. Corrió por la calle, buscándolo, pero no estaba.

Luego todo pasó rápido. La mujer llamó a la policía, los vecinos se enteraron y salieron a buscarlo, la noticia se expandió por todos lados...

... Pero Junsu no aparecía.

Así pasaron dos días, una semana, dos semanas, y no había rastro ninguno de él. Buscaron por todos lados, pero no estaba en ninguna parte. No aparecía.

La madre de Junsu se la pasaba despierta día y noche, esperando a su hijo, llorando a mares. Su padre no estaba mejor, había bajado demasiado de peso y sus ojos estaban siempre rojos e hinchados, como si nunca dejara de llorar.

Junsu tenía un germano gemelo llamado Juhno, él había muerto a los cuatro años de una enfermedad. No podía salir porque su cuerpo era demasiado débil, y una fiebre fuerte fue suficiente para quitarle la vida. Si a Junsu le pasaba algo... sería el segundo hijo que perderían.

El menor, por su parte, había caído en una profunda depresión de silencio. Había dejado de hablar, de emitir cualquier tipo de palabra o incluso una señal de vida. Si no fuera porque respiraba y se movía de vez en cuando, cualquiera pensaría que  estaba muerto. Y fue sólo seis años después que logró hablar nuevamente.

Aún en su mente sonaba la voz de la madre de Junsu llorando y gritando cuando la policía había ido a su casa casi un mes después con noticias terribles. Habían encontrado la ropa de Junsu, así que daban por hecho de que el chico estaba muerto.

"¿¡Por qué, Dios, por qué?!" gritaba la pobre mujer a todo pulmón, abrazando las prendas y llorando a todo pulmón.

"¿Por qué, Dios?" preguntaba ella... Pues por parte del menor... había dejado de creer en Dios completamente. Si  él existiera no habría permitido eso...

...desde ese instante, Shim Changmin se había vuelto ateo.

1 comentarios:

  1. Anónimo7/07/2013

    Buuu sentí un miedo horrible q feo q le pase eso a un amigo (@) me gusto seguiré el otro capo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD