Scut Hamsters - cap 7

6 comentarios
"Tú en serio no tienes corazón..."

Solamente puedo quedarme con la boca abierta cuando la reacción de Anhee hacia la foto del 'sincero Changmin' está muy lejos de lo que yo había esperado.

"¿¡Cómo puedes decir eso!?" Aúllo.

"¿¡Qué le hiciste!?"

"¡¡N-n-nada!!" Aparte de sexo, con ese espantajo, quiero decir. Pero no es posible que haya adivinado eso también, ¿cierto? "¿De qué se trata todo esto?"

Ella frunce el ceño y entrecierra los ojos, observando la última foto de la rana la cual tomé hace unos cuantos días con las gafas colgando sobre el puente de su nariz. "Se ve triste…" Dice.

Genial, ahora está triste. Bajo presión, triste, ¿qué sigue? ¿Con tendencias suicidas? Me pregunto si esta Ahjuma en realidad quiere decir lo que ha estado diciendo desde la semana pasada.

"Ahjuma. Creo que estás demasiado obsesionada con Monalisa- ¡Auch!” La miro ferozmente cuando me pega en la cabeza. "No me trates como si fuera tu nieto, ¡¡todavía soy un doctor!!"

"¡Bueno no actúas como tal! Tú de verdad actúas como mi nieto; la diferencia es ¡que él tiene doce años!" Replica.

Me desplomo sobre la silla junto a ella y tomo un profundo aliento para reajustar mi tono; después de todo he aprendido que luchar contra sus deseos solo me traerá más problemas.

"Ahjuma…esta persona es mi compañero de habitación, ¿okay? Lo conozco perfectamente, es demasiado bobo y obtuso como para considerarse triste o bajo presión, y ese día él en serio sonreía mucho. ¡No hay forma en la que estuviera triste!" Trato de negociar.

"Entonces tú en realidad no le prestas atención a las personas que te rodean. Él se veía triste para mí. Y estoy segura que otras personas cuyos sentidos no estén tan embotados como los tuyos pensarán del mismo modo.”

Me encojo de hombros, tomando notas del resultado del examen físico que acabo de recibir hace poco. Seee, hoy también me dejó examinarla. Incluso me contó un poco acerca de la historia de su enfermedad, una cuestión importante que contribuirá con mi aprendizaje. Me refiero a que, ya lo leí en su historial médico, pero escucharlo directamente de la fuente primaria es de alguna manera diferente y siempre mejor.

“La cosa es, que honestamente aún no puedo captar de lo que estás hablando…” Admito.

“Bueno, el hombre de la otra foto, el pálido, se veía bastante sincero para mí. Solo compáralos.”

“¡Pero cada uno tiene un estilo diferente de sonrisa!”

“Eso es cierto. Solo tienes que ser menos obtuso.”

“Okay, okay.” Echo mis manos a un lado y recojo la fallida foto. “Entonces, ¿qué debo hacer ahora?”

“Intenta de nuevo. Y solo muéstrame la foto cuando te hayas asegurado de que sea una sonrisa feliz.”

Gruño, dejando caer mi cabeza en el lugar junto a ella. “En realidad solo estás aburrida, ¿no es así?”

Ella sonríe y deja escapar una torcida y diabólica risita. “Lo estoy. Pero lo que acabo de decir es cierto.”

*
*
*

Me las arreglo para meterme en la cafetería antes de lo habitual, un poco falto de aire debido a mi rápida caminata directo de sala. Sin Yoochun ahora la batalla es solo mía, la batalla ante la cual me había rendido desde el comienzo de mi rotación clínica.

La batalla para obtener un pedazo de cheesecake de coco.

Honestamente no sé si de hecho es una batalla o no desde que Yoochun y yo somos los únicos cuyas ansias por el cococheese (la abreviatura de la cafetería para cheesecake de coco) considero extraordinarios, ¡pero! Cada vez que llego aquí para la hora del almuerzo el cococheese ya se ha acabado, así que supongo que su popularidad está aumentando últimamente.

Odio apretujarme entre gente sudorosa pero ya que la vitrina de bocadillos está siempre llena de compradores, no hay más opción que mezclarse.

Y oooh…qué suerte…solo queda un cococheese. Una de las mocosas de tercero que tengo por compañeras casi lo ha tocado, pero antes de que sus dedos regordetes pudieran acercarse una pulgada más yo estallo, “¡¡RETROCEDE, MUJER!!”

Ella se rinde como un bulldog vencido, dejando el cococheese para mi placer solamente. Sonrío con orgullo y victoria.

Bueno, tal vez fue demasiado por una comida. Pero por hoy yo de verdad necesito el postre como mi suplemento ya que esta noche, sí, esta noche, definitivamente será mi más desastroso turno nocturno hasta ahora. ¿Por qué?
Después. Ahora estoy sumergiéndome en cada celestial pedazo crujiente de pulpa de coco y suave textura de queso derretido y su perfecto sabor y delicadeza y yo solo necesito concentrarme en eso.

No obstante, el tipo de allí, quien resulta ser mi compañero de habitación Shim Changmin alias la rana, está rompiendo mi concentración al reírse de mí como un niño que ha inhalado N2O, supongo que debido a mi escena de batalla por el cococheese la cual accidentalmente presenció. Riendo sin proferir sonido alguno, su cuerpo se sacude con una mano en el vientre y la cara toda roja. De algún modo siento el ardor deslizarse por mis mejillas. Maldita sea la rana.

Todavía masticando el cococheese, me dejo caer en uno de los asientos y él inmediatamente me sigue, tomando su lugar frente al mío, únicamente sosteniendo una botella de agua mineral.

“Hyung, es curioso que en realidad te guste el cheesecake de coco, siempre he pensado que eres igual a un coco…” dice, aún intentando controlar su risa. ¿Qué quiere decir con eso? Raro.

De pronto recuerdo la tarea asignada por Anhee y eso arruina el sabor de mi cococheese.

“Agh, tú en serio eres irritante.” Lo culpo por eso.

“¿Eh? ¿Por qué?”

“Te ríes mucho sin ninguna razón, y aún así no sabes cómo sonreír de la forma correcta y me metes en problemas por eso.” Mastico el último bocado de mi chococheese lleno de odio. Qué. Maldición, mi último bocado ya.

Él trata de asimilar lo que estoy diciendo antes de preguntar, “¿Qué quieres decir?”

Observando su despistado rostro serio, sé que nada de lo que dije tuvo sentido antes de hacerle saber el problema. Quién sabe él podría ser de más ayuda. Pero no puedo simplemente decir que lo escogí de entre millones de interpretaciones del término “bonito”, ¿cierto? Su nariz es algo grande.

“En pocas palabras, una de mis pacientes solo puede cooperar si le llevo fotos de sonrisas felices tomadas por mí, ya que ama tanto la fotografía…“ Reformulo la frase.

“¡Ah, por eso me tomas tantas fotos últimamente!”

“Sí. Y todas fracasaron. ¡Ella dijo que sonreías como alguien que estaba triste y bajo presión!”

Hace una pausa por un momento antes de estallar en risas y tomar un sorbo de su agua embotellada. “No comprendo lo que quiso decir con eso…”

“Yo tampoco. Ya le dije que eres demasiado bobo como para estar triste o bajo presión, pero no me creyó…”

“B-bobo…” Parece estar en shock por la etiqueta.

"Así que, ¡¡verte ahora realmente me pone furioso!!" Resumo con mi propio mapa mental de pensamientos.
`
“Lo siento…” Se rasca por detrás de la cabeza. “¿Que hay de las otras fotos? ¿Aprobó esas?”

“Seee la otra es de Yoochun y ella dijo que estaba bien, mientras que tú, no fuiste sincero y forzaste una sonrisa.”

“Eh~~ ¿cómo pudo decir eso? ¿Estás seguro de que no estaba jugando contigo nada más, Hyung?”

“Bueno lo hacía, pero el residente la deja así que no hay nada que yo pueda hacer…

“Ah, o…¿quizás fue porque me veía cansado? Estaba algo agotado aquella vez…”

Gruño ante la razón. Él tiene un buen punto. “¡En ese caso es por tu falta de sueño! ¡Y eso!” Me refiero a su agua embotellada. “¿¡Solo tienes eso para el almuerzo!?”

“Ah, no, no.” agita su mano, pareciendo un tanto avergonzado. “Mi almuerzo estará aquí pronto.”

Yo solo frunzo el entrecejo, y como en una escena de anime, de pronto una chica aparece de la nada corriendo con un plato de ramen. Corrección. Un enorme tazón de ramen.

“¡¡Bebé!!” Llama a la rana alegremente y con voz chillona. “Aquí estás~~”

Los ojos de la rana destellan de emoción al ver el vaporoso plato que está siendo dispuesto frente a él. “Gracias, Nuna…” Él sonríe ampliamente con los ojos desiguales mientras yo dejo caer mi mandíbula.

“Oh mi bebé lindo, ¡esto no es nada comparado a esas bonitas diapositivas tuyas!” Ella revuelve el cabello de la rana y prácticamente lo sofoca en un abrazo, o debería decir, lo aplasta contra sus asquerosas tetas e incluso ¡restriega su barbilla contra la parte superior de su cabeza! Es en serio, ¿¡cómo puede solo sonreír tímidamente al recibir semejante agresión sexual!? La pervertida chica está en el paraíso ¡deleitándose con su esponjoso cabello y tersa piel! ¡¡Este es el caso en el cual él debería correr en busca de ayuda o llamar a la policía!!

“Ah, pero este es extra-grande…” Dice, con ojos de cachorro. “¿Está bien?”

“¡Mi bebé debe comer un montón!” Ella incluso pellizca la mejilla de la rana, y de nuevo este no hace ni una sola objeción.

Aclaro mi garganta y la chica inmediatamente lo suelta. “¡Ah, Jaejoong! ¿Cómo está el Prof. Kim?” Dice, ignorante de que en realidad me siento asqueado. Ella cree que también quiero atención.

“Él está bien.”

“¡Qué bien entonces!” Y vuelve su atención a la rana. “Que lo disfrutes, bebé~~”

Espero hasta que su figura desaparezca entre la multitud y rápidamente le lanzó una mirada feroz a la rana.

“¿¡Es tu novia!?”

Él se ve sorprendido, sus orejas tornándose de un rojo brillante. “¿¿Yeonhee Nuna?? ¡¡No!!”

“¿¡Cómo puedes dejarla acosarte así!?”

“¿¡A-acosar!? No-no-no, ¡¡ella solo estaba siendo amigable…!!”

Uhm. Okay. Él me deja acosarlo peor que eso, así que no hay razón para que él rechace ser acosado por una criatura que en realidad posea una diversión con el nombre de tetas. Ah. Solo es un hombre después de todo.

Lo miro cínicamente, de repente consciente de con qué tipo de chico estoy viviendo. “¡¡Eres tan asqueroso!!”

“¿¡Por qué dices eso!?”

Volteo los ojos y apoyo la cabeza sobre mi codo, demasiado asqueado para pensar en su objeción. “Por eso tu sonrisa no es sincera…”

Él parpadea, al parecer algo herido. “Hyung…”

“Cállate y come.” Ordeno. Él suspira y comienza a escarbar en la vaporosa sopa de ramen, todavía pareciendo desconcertado por mi acusación.

…¿Y por qué sigo aquí cuando no tengo nada más que hacer?

Él sorbe sus fideos. “Ah, vi el horario de turno nocturno de hoy…”

¡Él no puede hablar del ‘turno nocturno’! Nadie puede mencionarme esa venenosa palabra después de mi fantasía de cococheese, ¡¡hoy no!!

“¿¡Por que tenías que hablar de eso antes de que el manjar que ingerí deje mi jodido estómago!?” Le arrebato su botella y la uso para golpear su cabeza.

“¿¡Q-qué tiene de malo!?” Hace una mueca, masajeando el lugar en el que acabo de golpearlo.

“¡¡JUNG YUNHO!! ¡¡El residente en el turno de esta noche será el emperador Yeti Jung Yunho!!”

“Mmm…¿es alguien estricto?”

“Es más que estricto, es molesto, es malo, es peligroso, es—“

“Tan condenadamente sexy y pecaminosamente delicioso... ” Mi línea es cortada por una atrevida voz que me ha sido demasiado familiar últimamente.

“¡Hunsu!”

…Disculpa, ¿cómo acaba de llamarlo la rana?

“¡Minito!”

Observo boquiabierto, lanzando miradas de Hunsu a M-M-M-Minito con ambas sospecha e incredulidad. Temo que algo suceda. La última vez que escuché a alguien llamarlo Hunsu con tal aceptación, algo sucedió.

“Entonces, ¿qué tal estuvo La Viuda de Blanco?” Junsu toma asiento junto a la rana y apoya un brazo sobre él de la manera más amistosa.

No no no no no no no ¡¡nooo!! Mi compañero de cuarto no se cogerá de las manos con Junsu ni chillará jubilosamente lo sexy que era Osvaldo Rios o cómo lloraron cuando Yolandita Monge finalmente logró cantar Te Extrano frente a la audiencia es-es-es-espera espera espera espera ¿¿¿¡¡¡¡por qué diablos sé de lo que Junsu está hablando!!!!???

Espera. Ahora que lo pienso…Yoochun…una vez…no no no, esto no estaba pasando…

“Vi hasta que Duvan y Felipe vieron a Alicia, pero entonces demasiado que hacer…” La rana responde.

“Tsk. Qué pena que no seas tan fácilmente influenciable como Hyukindez…” Junsu muerde su pulgar, luciendo siniestro y conspirador.

Dejo salir un graaan suspiro de alivio. Al menos la rana le da prioridad a sus estudios. Eso significa que no es tan fenómeno, ¿cierto?

“En ese caso, qué hay de Esmeralda…” Junsu está a punto de sacar algo de su bolso pero yo bloqueo su mano.

“¡Ni siquiera lo intentes, Junsu!” Desafío a su fiera mirada con una igual oscuridad. “¿¡Cuanta gente deseas convertir! ?”

“Mm. ¿No lo sabes? Intento convertir a todo el mundo, incluyendo a Yoochun-ah, quiero decir…Chunando…” Sonríe victoriosamente; le devuelvo la mirada con desagrado, mientras la rana utiliza esta oportunidad para terminar su ramen.

“Y para tu información, él vio La Viuda de Blanco…todos los 158 episodios…” Junsu añadió.

Bueno ahora ya sé cómo la súbita memoria hizo aparición en mi cabeza “Pero él no se volvió extraño.” Razono.

“Tsk. Buen punto. Pero no te preocupes. Un día, de seguro…”

Yo pongo mala cara y me largo, dejando al idiota. Aún quedan algunas horas antes de que mi turno comience, puedo usarlas para una buena meditación en la biblioteca.

“¡Hyung!” La rana se incorpora y me retiene por el bolso. “Asegúrate de quedarte en Emergencias, no salgas solo…últimamente es peligroso. Ahora Kyuhyun también está desaparecido, como Ryeowook…”

“No eres mi mamá.”

Estoy seguro de que no podré salir de cualquier forma, ¿recuerdas con quién estaré?


*
*
*


Tap tap tap.

Los pasos poco a poco se apagan y yo suspiro de alivio.

Con todo, mi pecho no puede dejar de latir con violencia por la ansiedad; digo pensando que cada sonido de pasos acercándose a nuestra sala se asemeja al sonido de los zapatos de Jung Yunho (ah seee, juraría que sus zapatos suenan diferente a los de otros –de modo algo inhumano si me permiten decir). Son casi las 10 pm, e incluso desde que mi horario de turno comenzó, este compañero de 4to año llamado Kim Kibum –quien me enteré el otro día fue el anterior compañero de cuarto de Changmin-, ha estado haciéndose responsable de cada trabajo de sutura hasta ahora por el día de hoy. Me siento relajado al saber que él es mi pareja, pues era bien conocido por su apasionada ambición en práctica clínica, por eso el que yo evite la posibilidad parece una bendición para él.

Sin embargo, sé que las cosas no serán tan fáciles si Jung Yunho lo descubre. Sé cuánto odia ver a otras personas disfrutando de la vida. Pero entonces de nuevo, nuestras superiores de 5to y 6to año no muy lejos de nosotros discuten por algo que me hace pensar que están locas de atar.

"Gané el jan-ken-pon, ¿okay? ¡La próxima cirugía de Yunho Hyung me tendrá dentro!"

"Vamos, ya tuviste tu oportunidad el otro día, ¡ahora es la mía! ¡Yo nunca ni siquiera una vez he logrado aproximarme a él a menos de un metro de distancia!"

"Unnie...¡tú lo ves todos los días! ¡Toman el mismo autobús!"

"Pero quiero que me vea con esa mirada sexy, y que me diga 'Bomi, eso está mal' con esa fría y grave voz~~"

Son un montón de completos disparates, mientras tanto Kibum está demasiado sumergido en la realización de su tarea como para preocuparse por mí (bueno, me habló un par de veces pero simplemente es demasiado geek para charlar durante una hora de trabajo) y entonces bueno yo suspiro de aburrimiento.

Tap tap tap.

No, ese no es Jung Yunho. No es Jung Yunho. El poder de la mente. El poder de la mente.

"Pacientes nuevos..." La enfermera se asoma por detrás de la cortina. "...y el doctor Yunho quiere que dos personas vayan a la sala de operaciones ahora."

Kibum tiembla por la emoción, mis dos superiores gritan con euforia mientras yo inmediatamente murmuro palabras de agradecimiento hacia Dios. Si Yunho está ocupado en la sala de operaciones eso significa, que al menos por las próximas tres horas estaré libre de…

“Ah, ustedes dos. Kibum y Jaejoong, ¿correcto?”

...mierda. Tacho mis palabras de gratitud entonces.

“¡Yunho Hyung! Creí que iba por la operación en el segundo piso.“ Contrario a mi helado rostro, Kibum se ve feliz de verlo.

“Kangin se encargará de eso.” El malvado Yunho ahora está ingresando a sala con dos asignaciones de registros médicos, y de pronto siento como la temperatura del cuarto decrece drásticamente.

Kibum se ríe. “Las chicas esperaban estar con usted, fueron al segundo piso con altas expectativas…”

“Estarán felices de ver a Kangin, no te preocupes.” Yunho sonríe levemente. “De cualquier modo, dos pacientes, una persona cada uno. ¿Quién prefiere el corte en el cuero cabelludo en lugar de en la muñeca?”

Kibum inmediatamente alza su mano y le arrebata uno de los registros médicos antes de salir corriendo hacia la sala asignada, mientras yo me quedo pegado en mi sitio, inseguro de qué hacer. Sé que debería decir algo para que me intimide menos, pero no puedo simplemente actuar como Kibum y pedirle que me confíe el otro paciente a mí.

Tal como esperaba, él lee mi actitud.

“¿Necesitas un compañero?” Él pregunta, con frialdad.

Permanezco en silencio por un rato y finalmente respondo, “No puedo. No sé cómo suturar.” Sé que estoy más que muerto.

“Has recibido clases y tutoriales.”

“Suturar látex y piel humana es diferente.”

“Entonces aprende la diferencia.”

“¡N-No…no puedo cometer errores en la gente real!” Entro en pánico, buscando una falsa justificación cuando en realidad yo simplemente no quiero hacerlo.

“Entonces no los cometas.”

“¡¡Es muy probable que cometa errores!!" Alzo mi voz un poco, tratando con todas mis fuerzas de hacerla sonar menos rebelde. No puedo controlar mis emociones, el tono apagado de Yunho en serio me pone de los nervios.

"Eres el único. Los otros chicos no están teniendo ningún problema con suturar."

"No me importa, ¿¡okay!?"

Es inesperado cuando Yunho solo suspira y dice, "Está bien entonces. Le confiaré esto a otro estudiante." Y deja la sala.

Debería sentirme aliviado, pero de algún modo no puedo. Sé que ese bastardo no dejará ir esto tan fácilmente; podría reportarme al asesor, yo podría ser citado, en realidad no sé que esté planeando pero estoy seguro de que no me va a gustar.

Y sí, él vuelve no mucho después de eso con una pequeña bolsa y una gran botella de agua.

"Jaejoong. Sígueme." Mueve la cabeza, dándome la señal para caminar tras él. No tengo más opción que hacer como dice.

Me lleva fuera de la sala de Emergencias. No sé para donde va; ninguno de nosotros dice nada y yo simplemente continúo siguiéndolo mientras fijo la mirada en su magra espalda.

Después de un rato, me doy cuenta de que se dirige al departamento forense.

"¿F-Forenses?" Tartamudeo.

"Mmm."

Se detiene frente a cierta habitación. Incluso sin leer la inscripción, de algún modo sé que habitación es esta. La corriente de aire desde el interior trae un hedor como a pescado y la repugnante mezcla del olor a sangre, carne descompuesta, formalina y cloro.

"Entra." Yunho inclina la cabeza.

A regañadientes doy un paso tembloroso mientras Yunho desliza la puerta corrediza. El lugar se siente húmedo y caliente; como no logro contener la respiración el aire podrido es cada vez más fuerte, me llega directamente al intestino. Siento algo desde la boca del estómago abriéndose paso a la fuerza y obstruyendo mi faringe, amenazando con desbordarse.

“Aquí está tu paciente.” Yunho quita la tela, dejando al descubierto el cuerpo de un sanguinolento cadáver, cuya cabeza está irregularmente cortada en tres tajadas verticales-, la cara llena de cortes, suciedad y sangre. Sus ojos sobresalen debido a las fracturas alrededor de sus orbitales. Con eso y el olor que se está haciendo imposible de soportar, mi resistencia falla.

Doy la vuelta inmediatamente pero Yunho me agarra del brazo y coloca una de las cubetas de allí debajo de mí. “Ahí.” Él dice.

Vomito el contenido de mi estómago directo a la cubeta, y él únicamente se cruza de brazos y espera hasta que el desagradable sonido que produzco amaine. Me ofrece el agua embotellada que lleva. Yo ignoro la oferta; jadeando, sudando, los ojos húmedos por las náuseas.

“Por favor…” por primera vez en mi vida como estudiante de medicina, yo en realidad suplico. “Eso no…”

“Respétalo, Jaejoong. Su familia estará aquí mañana para llevárselo. Haz que se vea lo suficientemente decente.” Yunho declara rotundamente. “Y puedes cometer tantos errores como quieras. Vamos…”

“No, Hyung por favor…por favor…” Sé que finalmente estaré en esta situación tarde o temprano, al igual que Changmin quien ha experimentado esto antes que yo. Pero yo simplemente no quiero hacerlo ahora. No estoy listo, ni siquiera sé si estaré listo algún día. Yo simplemente no quiero esto.

Él tira de mi brazo mientras yo débilmente trato de mantenerme firme sobre mis dos pies.

Rápidamente, él arrastra dos sillas del rincón y las dispone lado a lado antes de sentarse en una de las sillas y señalarme que use la otra.

Yo me dejo caer en el asiento. “¿¡En serio no tienes nada qué hacer!? ¡¡Por qué me haces esto, no estaba en tu maldita descripción de trabajo!!” Le digo a gritos. Ya no me preocupan las malditas reglas por antigüedad.

“No estoy intimidándote. Desearía haberte conseguido un caso de lesiones menos severas pero este es el único que nos ha llegado hasta lo que va de la noche.”

“¡¡Esto es para los jodidos scuts forenses!!”

“Te conseguí el permiso del propio jefe de residentes.” Deja una mascarilla y un par de guantes en mi regazo, antes de usar los atributos en sí mismo. No tengo otra opción más que ponerme las cosas.

Su frialdad me pone furioso. Me apetece estampar su rostro contra el maldito cadáver ensangrentado cuando él rasga un empaque de trocitos de gasa y humedece uno con agua. Luego limpia la sangre alrededor de cierta área sobre el cuero cabelludo del cadáver y tira el trocito al cubo de la basura junto a él.

“Seré tu asistente. ¿Qué debería hacer?” Él pregunta.

“¡¡IRTE A LA MIERDA!!”

Él me ignora y llena una jeringa vacía con agua. “Aquí. Anestésialo. Esta parte primero.” Señala el sitio esterilizado previamente.

“Es agua.” Digo.

“No hay necesidad de usar lidocaína de verdad, ¿cierto?”

Hago como dice, infiltrando el lugar de la herida con un torpe y tembloroso movimiento. Es tan repugnante cuando debo tocar el húmedo y ensangrentado cabello. Siento como si no estuviera usando guantes, como si pudiera sentir la fría humedad directamente contra mi piel. Mi cabeza da vueltas.

“¿Qué quieres usar?” Pregunta.

“N-Nylon…aguja número 14…” Respondo con vacilación.

“Nylon está bien, pero prolene induce a una menor reacción tisular y dura más tiempo. Aquí.”

Me pasa aguja e hilo, sin duda ni nylon ni prolene pero a quien le importa.

Comienzo a hacer la sutura de manera descuidada. Los instrumentos caen y se resbalan una y otra vez. El cuero cabelludo está deprimentemente flexible. Mis náuseas están incrementando con cada punción que hago.

Durante todas y cada una de mis tentativas él no cesa su observación a mi trabajo ni siquiera por un segundo. Es en serio intimidante y eso me jode; comienzo a preguntarme si él es en realidad un robot envuelto en tejidos humanos.

Mis puntos son caóticos y desagradables, y él no me pide que deshaga los nudos mal hechos que hice, solo me pide que siga suturando –a veces me recuerda que despeje la sangre, inserte la aguja en un buen ángulo de 90o o ubica el foco de los nudos en el lugar correcto. Lo hace de un modo realmente intimidante, con su rostro estoico y robótico tono.

No sé cuantas horas he pasado haciendo esta mierda; toma un largo tiempo maldita sea. El cuero cabelludo está casi terminado pero bueno este cadáver todavía tiene cortes en su cara, miembros…en verdad no sé cuantos cortes tenga. El sudor empapa mi ropa, mi visión es borrosa y creo que voy a colapsar pronto y en cualquier momento.

“Okay, suficiente.” Yunho me corta, después de…le echo un vistazo al reloj. 4 horas. Mierda. “Deja el resto para los técnicos.” Él dice.

Rápidamente me quito los húmedos guantes y la mascarilla, solo para darme cuenta de que esta no me protege del olor en lo absoluto.

“Vuelve al dormitorio y duerme.”

Ah, te aseguro que lo haré, aunque en realidad mi turno no haya acabado y se supone que regrese a Emergencias. No hay forma en la que regrese a Emergencias, me siento asqueroso y necesito remojar mis manos en jabón y cloro, sin diluir si fuera necesario.

Me voy corriendo sin decir nada.

*
*
*

Tan pronto llego a mi habitación me precipito hacia el lavabo del baño, alarmando a Changmin con como abro la puerta de golpe. Él no ha dormido aún a pesar de que ya son las dos de la mañana.

“¡Hyung!”

“¡¡Realmente lo odio!! ¡Maldito sea cómo odio a ese Jung Yunho!” Vierto el jabón líquido más que generosamente, enjabonando mis manos, mis dedos, mis uñas, mis brazos, frotándolos uno contra otro presa del pánico.

“¿¡Estás bien!? ¡Hyung! ¿Que pasó?”

“¡Mierda! Mis manos todavía huelen a la sangre de mierda y a pus y a podrido…"

El fuerte chorro de agua no parece lo suficientemente fuerte como para quitar la repugnante sensación de mis manos. Las lavo una y otra vez, las huelo, y las lavo de nuevo.

El olor no desaparece. Las lavo de nuevo, las huelo, las lavo de nuevo.

Perdiendo la paciencia, casi vierto el cloro en mi mano pero Changmin me detiene.

"¡Hyung, no hagas eso!" Me arrebata el frasco y yo inmediatamente lavo mi mano de nuevo.

"¡¡Es asqueroso!!"

"No, ya basta, es suficiente, sécate las manos..."

"¡Todavía huele a sangre!"

"No lo hace, ¿okay?"

Él toma mis manos y las lleva a su nariz. "¿Cuál? No hay nada como sangre nada, no huelo más que jabón..." Dice, olfateando mis manos por todas partes como un conejo.

"¡¡No hagas eso!!" Yo aparto mis manos pero él las aprieta fuerte.

"¡No huelen mal para nada! ¿Dónde?" Las olfatea de nuevo, solo para que me sienta seguro como si yo fuera un niño. Realmente patético, ¿no lo soy?

Exhalando un cansado suspiro lo dejo secar mis manos con la toalla. “Yunho me hizo suturar un cadáver, uno muy apestoso…para que se viera decente para la familia…"

La rana asiente lentamente, como si estuviera procesando la idea. “Aah, es por eso…queda en tu nariz. Solo necesitas una buena ducha, Hyung..."

"...Creo...que sí..." Olfateo mis manos de nuevo. "Pero...estás seguro de que no..."

"Totalmente." Él declara con firmeza. "Ahora ve a la ducha."

Mientras él cierra la puerta me pregunto, ¿por qué dejo que me ordene? Esa rana.

De todos modos, se siente tan bien lavarme, tratando de respirar tanto aire fresco como pueda el cual es tan diferente al que despide esa sala forense. Pero entonces, yo no quiero tomarme mucho tiempo en la ducha, después de todo la imagen del cadáver con sus ojos saltones aún me persigue. Usando mi bata, salgo del baño.

Para encontrar la habitación llena de un agradable, fresco y relajante aroma. Pimienta.

Al parecer un recipiente de aromaterapia está ardiendo en una esquina. Oh Dios mío, esta pobre alma y su problema con los aromas. Me alegro de que esta vez haya hecho la elección correcta.

“¿Te importa?” Él pregunta más bien preocupado.

"No, es agradable..." Sonrío.

Él parpadea, con la boca abierta. Mmm. ¿Sonrío tan rara vez?

Sintiéndome incómodo con la bata, me escabullo hasta la puerta del closet para ponerme el pijama.

"Hyung..." Lo escucho llamarme, su voz apenas audible.

"¿Seee?"

"Mmm...me preguntaba...si..."

Ddanddaranddan...ddanddaranddan...daddanddaranddan...ddanddaranddan~~~~~*

El dramático timbre me sobresalta; yo rápidamente cojo mi bolso para encontrar el celular. Es un número que no reconozco, pero mi corazón casi se detiene al notar el código de área. Es de Japón.

Abro el celular, contestándolo con voz temblorosa y anticipación.

"¿Aló?"

"Aló, ¿Jae?"

"¿Chunnie...?"

"Mmm...seee, lo siento...es tarde. Err… enrealidadestabaesperandounapromociónasequible, como sea, ¿puedo quitarte un poco de tu tiempo…?"

"C-claro...¿Qué pasa?" Dios, mi voz, mi pulso, ¡¡que sea normal que sea normal que sea normal!!

"...Bien...escucha. Sé que lo que hice puede haberte herido...pero no quise decir eso, yo solo estaba confundido, s-sé que fui rudo, y sé que suena muy egoísta, pero en serio no quiero que mi estupidez interfiera con nuestra amistad..."

¿Y? DIOS POR FAVOR QUE SEA DIRECTO. "Ye...¿ah...?"

"Yo...fui un rudo bastardo ¿okay? Es mi culpa, lo siento mucho, pero por favor...no me ignores así..."

"...uh...¿de qué diablos estás hablando, Chunnie? Tú eres el que me ignora."

"No, me refiero a que...por favor responde a mis e-mails, al menos ¿dime que estás bien por allá? Estoy preocupado..."

"¿Ah? Yoochun. Te escribí dos veces y tú nunca respondiste."

"...¿En serio? ¿¡A dónde!?"

"Dandymicky@yahoo.kr."

"...Jae. Dejé de usar yahoo desde el año pasado. Ahora es @gmail.com"

"¡¡Estás mintiendo!!

"¡Pregúntale a Hunsu y a Hyukindez! ¡Intercambiamos emails!

"¡Tú nunca me lo dijiste!"

"Te lo dije, lo escribí abajo en alguna parte de tu cuaderno de patología, ¡revísalo!... agh... espera. El tuyo es Chocojoong@yahoo.kr, ¿cierto?"

"¡¡Es Chocojae!! ¿¿Cómo pudiste confundir mi dirección de e-mail??"

"Bueno nosotros siempre estuvimos juntos y nunca nos preocupamos por recibos de teléfono, en realidad nunca usamos emails..."

"Chunnie...yo...yo pensé...que me eliminaste a propósito..."

"¿¿Estás loco?? ¡Yo nunca haría eso! Ah Jae quiero hablar un montón todavía pero estoy quebrado, te escribiré e-mails ¿okay? ¡¡Bye-bye!!"

Cuelga el teléfono y yo todavía siento como si estuviera soñando.

"Oh Dios...no puedo creerlo..."

"Parece que solo fue un malentendido..." La rana se ríe tontamente, observándome desde su cama con la barbilla apoyada en la palma de su mano.

"Oh Dios oh Dios oh Dios...Changmin...Changmin..." Literalmente me abalanzo sobre él, estrujándolo entre mis brazos y agitándolo como si fuera mi osito de peluche.  "Sabes, ¡hoy te ves especialmente menos geek!"

"Mmm...mi e-mail es changmin_wow@yahoo.kr, solo en caso…" me hace saber, con el rostro ruborizado. Oh Dios oh Dios él se ve ¡¡aún más adorable!!

"Seguro...¡recordaré eso!”

“Tú realmente lo amas, no es así Hyung…”

“Él es mi mundo, Min…mi mundo…” Lo abrazo de nuevo y él se ríe en voz alta.

“Esa es tu recompensa por el arduo trabajo con Yunho, ¿cierto?"

Me río como una chiquilla enamorada. "¡Mi humor cambió drásticamente!"

"Ah...tengo que irme. Ya vuelvo."

Él se libera y arrastra sus zapatillas, al parecer apurado.

“¿A dónde vas…?” Frunzo el ceño. Ya es tarde.

“Necesito prestarme un libro de Donghae, normalmente duerme tarde como yo...”

Únicamente puedo negar con la cabeza cuando su lastimosa silueta se apresura hacia la puerta. En serio, sigue estudiando a esta hora. Bueno, como sea.

Yoochun. Yoochun. Yoochun.

¿Mi estado de ánimo es inestable, o simplemente Yoochun es un milagro? La suciedad desaparece en un instante, me siento tan revitalizado, incluso ¡mañana podría retorcer los huevos de ese bastardo Yunho!

Ah, y ahora definitivamente puedo tener un dulce sueño...




Notas de la Autora: Debería proteger a Chun de las dagas lanzadas por las guerreras Jaemin…


6 comentarios:

  1. Waa muy bueno, que se me hace que Changmin se fue, porque se sintio mal al ver asi de felliz a Jaejoong por Chunnie, Changmin ama a Jae T-T pobrecito de Min

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/27/2013

    O_Ó
    -PREPARANDO MISIL HACIA EL SUJETO: PARK JODIDO QUE TENÍA LLAMAR JUSTO EN ESE PRECISO MOMENTO YOOCHUN-

    POR QUÉEEEEEEE YC LA CAGAS! DFGADAF

    Changmin estaba a punto de decirle algo, de seguro importante a Jaejoong...la sdfgafgafjoderddfasfgse chunnie...

    Espero otro cap, gracias por traducir este fic.
    ;__; no demores mucho si?

    ResponderEliminar
  3. Jodido Yoochun y su puto sexto sentido para llamar en el momento en que Changmin iba a decir algo importante. Jaejoong idiota !!!

    ResponderEliminar
  4. Ya me.fue a la goma !!!! Amo a yoochun pero ahora si lo mato. No es justo pobre min de seguro se fue por que lo puedo soportar ver a jae feliz ;^;. Pero jae tonto que ya le guste changmin y no sea tan tonto para dejarse comprar otra vez por yoochun. Quiero masssss mucbas gracias por este hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. ;A; goshhh mi probrecito Changmin aww tengo un dolor en el corazón por el, tonto Chun ¿por que diablos llamaste en ese momento?

    -se va sufriendo-

    ResponderEliminar
  6. Sorry, estaba de sueño...era aromaterapia de menta no de pimienta XD OTL

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD