Why / empty?: Cap. 2

1 comentarios
Conociendo (Vol. I)


— Y me pregunte, tras saber de ti, el por qué hacías cosas como "esas" siendo un chico aparentemente normal.  — dijo Yunho por último estando justo enfrente de Jaejoong.

Nunca antes Jaejoong había escuchado palabras iguales, Yunho empezaba a dejar de ser un chico corriente para ser un chico extraño y bastante atrevido, que ahora sin duda le llamaba mas la atención que segundos antes — Me resulta gracioso lo entrometido que eres. Mientras soplas tu sopa te lo contare, si quieres ... — respondió Jaejoong, en ese instante pareció amable de verdad, aunque solo durase unos segundos esa afable voz ...

Aún estaban en aquel solitario lugar, sentados en aquella mesa distante, y comiendo, aunque habían dejado de hacerlo cuando Jaejoong comenzó su perorata, no sin antes mirar hacia todos los lados,  observando que nadie cerca le escuchara (en este caso la corpulenta mujer que atendía el lugar).

— No creas que voy a extenderme mucho en relatar a tu mente curiosa detalles. — advirtió seriamente a Yunho clavando su mirada en él — Sólo pienso resumir la historia. En realidad, nunca nadie me a preguntado, así que es algo bastante novedoso tener que contar algo que he vivido — por un momento los gruesos labios de Jaejoong mostraron una sonrisa. En realidad no solo le parecía novedoso contarlo, incluso Yunho podía advertir que Jaejoong también se sentía feliz de contárselo a alguien.

— Te escucho ... — Yunho hizo un dulce gesto con su mano cerca de la oreja.

— Esa mujer que has visto ..., que atiende este sitio ..., se llama Neung Mi, y como te he dicho antes, no se trata de mi madre. Aunque muchas personas la adjudicaron como tal, pero poca gente sabe algo de mi —  Jaejoong se acerco mas a la mesa y hablo con interés.  Yunho se sintió aun más curioso por aquella última frase, afirmando sus sospechas: Aquel chico era más misterioso de lo que los demás pensaban, a pesar de ser bien conocido por todos.

Jaejoong continuo: — Ella solamente cuida de mi, o al menos hace lo que puede ... — parecía de pronto deprimido al decir aquello — No soy de este distrito, y quizás mi error fue independizarme demasiado pronto ... fui un ingenuo al pensar que podía realmente conseguir mis metas por mi mismo. Pero Neung Mi se sentiría realmente triste de decir a mi familia que apenas puede cuidar de mi,  ella tiene hijos que van delante de mi, y unas preocupaciones en las que yo no quiero inmiscuir, así que yo, no vivo con esta familia, vivo solo, si tienes curiosidad por eso ..., y no muy lejos de acá, en realidad esta bastante cerca  ...—

Yunho sintió en aquel instante la necesidad de preguntar donde vivía, pero se contuvo, para seguir escuchando a un emocionado Jaejoong relatar de manera rápida su historia:

 — Cuando llegue, comencé a ir a una escuela no muy lejos de aquí, y fue bastante interesante, ya que siempre he sido una persona muy sociable, así que me hice amigo muy rápidamente de la gente con la que me encontraba, claro, en aquellos momentos no era como ahora ..., y la gente poco podía decir de mi salvo que era un chico bastante normal y divertido, supongo.  — se encogió de hombros — Conocí a un chico, él era alegre, extrovertido, pero bastante torpe y descuidado. Me gustaba meterle en líos, y siempre acabamos en alguna pelea, por lo que nos hicimos amigos muy cercanos, ... fue mi primer amigo al llegar a este sitio.  —

Yunho sintió que aquella parte de la historia era importante, pues Jaejoong agarro la cuchara la introdujo nervioso en el interior de su bol y comenzó a mover los trozos de ternera que le quedaban en la templada sopa, antes de volver a continuar hablando desviando su mirada.

 — Oh, sinceramente era divertido. Fumábamos en los aseos de la escuela como unos malditos estúpidos, y una vez, en ese mismo sitio, mientras dejamos las clases de lado, él me confeso cosas ...  — Jaejoong dirigió de nuevo la mirada a  Yunho, y adivino sus pensamientos con solo mirarle: — Ah, no es lo que imaginas, no se me confeso o algo por el estilo. Él dijo algo así como "Me gusta una chica".— Jaejoong empleo una voz ridícula como imitación.

— Como te he dicho, él era bastante torpe, así que al decir eso pareció como un llamamiento de auxilio. Yo  quería saber de quien se trataba, y me confeso que se trataba de alguien que estaba en nuestro mismo año. Ambos todavía seguíamos encerrados en uno de los aseos de la escuela y yo ya había terminado mi primer cigarrillo, ¿Me sigues? —

Yunho asintió, y él pelinegro continuo:

— Le dije algo así como que "aquello era genial, y que debía confesarse", pero él de pronto me dijo con voz firme "Yo solo quiero tener sexo con ella"  — volviendo a emplear una voz estúpida para imitarle  — ¿Qué quería que le contestara? Era mi amigo, así que le alenté ...., pero me olvidaba de lo tonto que él a veces podía ser, "Nunca lo tuve relaciones" me confeso. "Siempre hay una primera vez para todo ¿verdad?" le dije.  — parecía sumergido en la historia  — Oh, me miro como si fuese la llave de sus problemas, y tembloroso, al igual un animal recién nacido, me dijo: "No quiero equivocarme. Soy un chico, así que tengo toda la carga sobre mis hombros. Si no le gusta lo que hago …  Quiero tener una base, una practica antes de hacerlo con alguien que me guste ... No quiero ser una decepción. ¿Lo entiendes?"  — Jaejoong hizo su voz y Yunho se recreo por sus frases a un chico demasiado idiota  — Obviamente le entendía, supongo que es un miedo que todo hombre pasa, salvo las personas egocéntricas, seguras y con autoestima. Pero él no era así.   —

Jaejoong hizo una pausa para agarrar el té que Yunho tenia a su lado y darle un pequeño sorbo sin su permiso.

— Dije "Buscate a alguna chica que quiera practicar contigo, o algo así ... ". ¿Sabes que me contesto él?  — pregunto indignado. Jaejoong tenia unos ojos grandes y furiosos, imito la voz de su amigo y contesto:  — "No tengo confianza con nadie para pedir algo así, ¿Qué te piensas? ¿Cómo puedes ver las cosas de esa forma tan sencilla? Había pensado que quizás tu podrías ayudarme ..."  —

Ambos quedaron en silencio hasta que Jaejoong retomo la historia, aún sentado sobre aquella raída silla.

 — Parecía que mi mente fuese mas lenta que en cualquier otro momento, pues pregunte un estúpido "¿Yo? ¿Cómo?" Era mi amigo ... ni un solo instante se me paso por la mente que me estaba proponiendo sexo, hasta que lo oí decir de sus propios labios "Jaejoong, dejame practicar contigo, solo sera una vez, quiero saber si realmente puedo hacerlo"  —

Yunho intento contener la risa, pero a la vez se veía completamente impresionado por aquella frase.

— Yunho, tenias que haber visto mi cara, ¡en ese momento se puso mas pálida de lo que puede ser! —  le aseguro Jaejoong  —  "¿De que hablas? Hacerlo con un chico es completamente diferente, no te enseñara nada, y no pienso hacer algo así. Nunca he hecho algo como eso. Buscate a otra persona que haga ese tipo de favores." eso mismo le conteste, ¿Cómo se le ocurría proponerme tal cosa en aquel pequeño aseo?  — Yunho se preguntaba lo mismo.

Jaejoong volvió a poner su voz burlona para imitar: —   "Jaejoong, por favor ... eres mi amigo, y no tengo con alguien mas confianza que contigo. No quiero ser una decepción. Tú eres delgado, tienes unos miembros finos ..."  — levanto un poco las mangas de su holgada ropa negra, y Yunho pudo observar sus  brazos pálidos y suaves de un aniñado Jaejoong  — Saco de su bolsillo dinero a la vez en la que decía:  "Solo tengo esto, pero tomalo si quieres ... Sé que lo necesitas, así que solo nos estamos ayudando mutuamente"  —

El bello chico quedo de nuevo callado, miro de un lado a otro de aquel pequeño y despoblado restaurante, y volvió a mirar a Yunho bajando la voz:

 — Tome su dinero. Era un buen montón de wones, y no podía dejarlos pasar, me estaba quedando famélico a pesar de todos los esfuerzos que hacia Neung Mi por mi, no puedo mantenerme sólo, y poco podía ayudar mi situación … sólo el dinero, aunque tampoco fuese tanto lo que él me ofrecía. Así que no me culpes por tomarlos, simplemente lo hice por la presión del momento. Quizás no lo entiendas, por que no sabes lo que es la falta de dinero y estar solo, pero cuando lo estas, esta historia tiene sentido.  — Jaejoong pareció de pronto justificarse.

El más moreno de ambos, y también mas alto, hizo un movimiento con su cabeza, dando a entender que le entendía perfectamente, y continuara su relato.

Jaejoong se lamió los labios — Cuando acepte el dinero él tomo aquella acción como una afirmación, y yo sabia que aquel iba a ser el lugar ... ¿Quieres que continué?—

— ¿Tuvisteis sexo? — Yunho quedo impresionado, aunque sabia que la historia continuaba así.
De pronto aquel chicos de cabellos negros le parecía increíblemente cobarde e indefenso, muy a pesar de su afilada lengua y mirada audaz.

— ¿Qué crees? Por supuesto. Y fue un momento bastante infeliz. — contesto afirmándolo rotundamente, y su rostro se volvió tan apenado que a Yunho le conmovió.

No podía imaginarse como había sido aquello  — ¿Cómo fue? — le pregunto Yunho de pronto.

Jaejoong sonrió, se acerco mas a la mesa para estar cerca de su acompañante, quien se mantenia frente a él aún si dar un sorbo a su sopa  — Ah, como imagine, eres horrible, sádico, y entrometido ... ¿Quieres que te lo relate para tus fantasías? — le preguntó, su voz era irónica e insoportable.

— No es por eso ... No soy así — aseguro Yunho.

Jaejoong se acomodo sobre la silla y complació a el chico moreno y entrometido:

— Él se quito la ropa, al ver que no hacia lo mismo, lo hizo él ... — parecía mirar a la nada y explicarlo con paciencia. Yunho intento mantenerse inmóvil mientras lo escuchaba, y aunque intentaba recrear a aquel chico pálido en la escena que le describía, aquello le parecía imposible

— No recuerdo muy bien como me quitaba la ropa, o que expresión tenia en su cara, creo que en ese momento yo estaba bajo un trance, inconsciente, por que cuando me quise dar cuenta fui despertado por la brisa (la poca que podía entrar en aquel repulsivo sitio, la cual olía a tabaco) sobre mi piel, y me di cuenta que en un momento de mi trance mi listo amigo me había sentado sobre las losas de aquel piso húmedo. Por lo que me percate de mi entera desnudez al sentir el frió suelo bajo mis muslos. Era la primera vez que estaba tan asustado ..., y por un momento pensé que todo aquello no estaba sucediendo realmente. Pero cuando él se puso de cuclillas para llegar a mi, abrió mis piernas y las alzo haciendo que mi parte trasera quedase completamente expuesta, cuando extrañamente se posiciono y me atravesó, oh, no había duda, aquello era tan real como el dolor. Me vine abajo al instante... , mi cuerpo se extendió, mi espalda tocaba el suelo, y mi nuca se precipito sobre la pared del aseo —

El corazón de Yunho latía con fuerza, pero no por excitación o algo parecido, si no por el dolor que le concedía aquel relato a la vez que lo imaginaba.
Jaejoong volvió a parar su relato, parecía recordarlo tan vivamente que su expresión cambio, padeciendo recordarlo.

— Se notaba que él no tenia ni la mas mínima idea de lo que hacia, pues aquello fue un acto bestial, de una persona inexperta. Aunque yo tampoco tenia ni idea— afirmo, volvió a sumergir la cuchara sobre la sopa y tomo un pequeño sorbo para recomponerse.

A pesar de en algunos momentos relató con cierta frivolidad, Yunho advertía en sus ojos cierta congoja.

— Sinceramente, sentí tal punzada que creí que me había clavado una estaca capaz de atravesarme el cuerpo completo. Y sus movimientos tampoco me tranquilizaron. No lo puedo olvidar, por que fue una experiencia terrorífica. Y tal y como si de una película de miedo se tratase, por mas que jadease, aquel sitio parecía ser incapaz de escuchar mi voceo. El dinero que aún yo tenia sostenidos entre mis dedos, los alce y los presione sobre su cara, justo en un lado de ella, entre su mejilla y su ojo. Estrellando los billetes con fuerza sobre su rostro le grite algo así como: "¡Ya no lo quiero! Tomalos, y sacalo", mis palabras no las recuerdo muy bien, pero creo que fueron así. — pareció dudar, pero continuo con veracidad — Solo quería que su miembro desapareciera de entre mis nalgas, e increíblemente poco me importaba en ese momento el dinero, pues cuando tome aquellos billetes pensé que quizás no seria algo tan difícil, o ni siquiera lo pense — sonrió con ironía — pero la situación en la que me encontraba me hacia ver la realidad. —

Jaejoong suspiro, y cerro sus grandes ojos, mientras continuaba contándole aquello al aún callado Yunho.

— Pero él no accedió a parar ¿Cómo lo iba a hacer? él estaba caliente ..., muy contrario a mi, seria que él había estado imaginando cosas realmente pervertidas mientras me quitaba la ropa cuando yo estaba en trance, por lo que al ser su primera vez todo le parecía excitante, a pesar de ser yo un chico. No estaba dispuesto a parar. Me quito de mi mano los billetes, retirándolos de su cara, y los introdujo entre mis labios cuando mi boca estaba redondamente abierta por el dolor. Creí que me iba a ahogar con aquellos coloridos billetes rozando el comienzo de mi garganta. Y su sabor era amargo y crudo. Te confesare, que cuando se movió en mi interior sin cesar, yo no podía dejar de pensar en como estarían los billetes en mi boca, rezando por que mi saliva no los dañase. Ya que al fin y al cabo estaba haciendo eso por ellos, y no por mi desesperado y torpe amigo, al que en ese momento odiaba .—

Jaejoong hizo una señal a Yunho, señalando su bol, recordandole que aun tenia su galbitang completo, y cada vez menos humeante.
Yunho entendió que debía comer si no quería haberse gastado su dinero para nada, y así lo hizo mientras escuchaba a Jaejoong.

— No detuvo su casi perruno movimiento hasta venirse, correrse o como quieras llamarlo... ¿Quieres que te cuente como fue? — pregunto de forma picara, sus labios hicieron una media sonrisa por la que Yunho casi pierde la comida de su boca.

— No — contesto apresuradamente.

Jaejoong parecía desilusionado, y continuo con su mirada fija y penetrante, dolorosa y juvenil ...

— En ese momento de final, me encontraba tan, tan paralizado en aquel estrecho sitio. Él parecía respirar con dificultad, por lo que su respiración hacia un eco escalofriante en aquel lugar. Me miro — Jaejoong paro asustado — y eso lo recuerdo con tanta claridad … que parece que sucediera hace unos segundos. Esa mirada, que nunca había visto en sus ojos. "¿Qué tal lo hago?" — imito la voz estúpida — Cuando escuche esa frase, mi sangre (si es que en ese momento tenia ...) No parecía fluir. No conteste a su pregunta. Estaba desnudo, tumbado sobre el suelo, y mi cabeza dolía sostenida sobre aquella blanca pared, aún con el dinero en la boca y manchado, marcado o no se qué ... Supongo que al ver la incomodidad causada, él se vistió y se fue de aquel lugar sin decir nada más. Recuerdo, que me quede en los aseos un buen tiempo encerrado, y comencé a llorar. Llore cuando quite de mi boca los billetes, y no salí de allá hasta que el timbre sonó. —

Hizo una pausa para dar a atender que ese era el final de aquel angustioso relato, que había contado con brevedad en aquel restaurante vació.

— Se puede decir que fue la primera vez que tuve sexo por dinero. Lo que suena bastante patético ... — Jaejoong sonrió con dulzura, lo que le había pareció al moreno casi imposible.

— Era tu amigo ... — Yunho seguía impactado por aquel dato, y aquella sonrisa le había dejado aun mas confuso.

— Supongo que no siempre soy bueno eligiendo a mis amigos ¿verdad? — volvió a sonreír de ese modo.
Ese chico era sin duda un misterio ¿Cómo era capaz de cambiar de expresiones y sentimientos tan rápidamente?

— Pero aun con eso, no entiendo ... — Yunho intento explicarse por que Jaejoong había acabado tal y como estaba ahora, pero no lo entendía.

— ¡Tsk! Si me dejaras terminar ... podrías lograr entender.  — Jaejoong extendió el brazo por encima de la mesa y le dio un golpe en el brazo, enfadado por no dejarle concluir  —  No pienses que continué con este juego por que lo disfrutaba. ¡Ni en broma! Pero él no sólo era mi amigo, si no también era un maldito desleal. Todo hubiese quedado en ese lugar, y no tenia el por que acabar yo de este modo, sólo si ese maldito bocazas no hubiese ido con aquella historia a todos ... —

Los rasgados ojos de Yunho se abrieron como ventanas — ¿Me estas diciendo que él se lo contó a los demás? — incrédulo.

— Yo no quería saber nada mas de ese imbécil. ¿Cómo iba a seguir siendo su amigo?. — cruzo sus brazos sobre su delgado pecho cubierto — Cuando él se dio cuenta de que le ignoraba y no quería ser más su compañero ..., supongo que en un estado de cólera él fue con esa historia a todo el mundo, incluso se mofo de ello: "Él realmente se vende por dinero,  tan desesperado ..." — parecía dolido cuando repetía aquella frase en voz baja — Comenzó a decir que me gustaba hacerlo, y que era realmente asequible. Muchas personas comenzaron a tenerme repulsión, o algo así, pero muchos otros sentían que eso era divertido. Querían saber si era verdad. Así que muchos aparecían con la intención de contrastar esa historia. Podría haber negado aquella historia y oponerme a verme de nuevo en esa situación. Pero ...  — hizo una pausa dudando en contarlo, pero finalmente se animo a confesar: — venían con dinero cuando mas lo necesitaba. Me lo ofrecían delante de mi. Y me daban bastante de una manera, digamos que sencilla. Así, que en cierto modo el sufrimiento tenia su recompensa. No es tan apasionante mi historia ¿verdad?  — Jaejoong comió su último trozo de ternera del tazón.

— No. Sólo eres un chico normal, codicioso, y perdido.  — Yunho también dio una cucharada comiendo aquel trozo tierno de carne — ¡Que bueno! —

—  ¡¿A quién llamas codicioso?! — Jaejoong volvió a adquirir aquel tono de chico con carácter y malcriado del comienzo.

— No todas las personas que pasan un mal momento acude al mismo método, por lo que añadí que eres codicioso ... — explico Yunho con paciencia, mientras limpiaba sus labios.

— No a todos se le presenta la oportunidad ... —

— Hablas de "esa" oportunidad de conseguir dinero como una importante e increíble, y sólo es una oportunidad horrible, la cual tampoco te gusta —

— Cierto ...—

— ¿Sabes lo que es trabajar? — le pregunto Yunho con una mirada sarcástica, que lejos de molestar a Jaejoong  sólo le produjo una entrecortada risa casi silenciosa al observa las cejas de Yunho alzadas de un modo irónico y cómico.

— Ya lo hago. — contesto con cierto entusiasmo.
Yunho aprendió algo nuevo: No había modo de hacer que ese chico entrara en razón.

Jaejoong se levanto de aquella silla de un salto — ¡Yunho! Me conoces un poco más. ¿Te sigo pareciendo interesante? —
Él ya se atrevía a llamar a aquel "recién conocido" por su nombre de forma informal y coloquial varias veces durante su primera conversación.

Yunho miro atentamente a Jaejoong que estaba bellamente iluminado por las luces amarillentas del lugar
¿Cómo no podía parecerle interesante? Desde aquel primer encuentro del destino en la calle le había parecido un chico singular, y a parte de su pasada historia, sabia que había muchas cosas de aquel hermoso muchacho que aún no sabia.

Yunho asintió a la pregunta, y Jaejoong se alegro por aquella contestación muda.
¿Donde había quedado aquel "largate" del comienzo de aquella conversación? Jaejoong ahora no quería que aquel chico entrometido y difícil se marchara, no durante ese tiempo ...

 —  Ven, te quiero enseñar algo ... — extendió su mano para que Yunho se levantara también de la silla.


1 comentarios:

  1. Ohhh..

    Jaejoong ya se abrio. Yunho aver qien se enamora primero de qien,aunqe siento q sera jaejoong xD

    O yunho


    Los dos al mismo tiempo tal vez
    Actualicen pronto

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD