Persiana Americana

1 comentarios
Título: Persiana Americana
Autor: katoo
Pareja: YooMin
Género: AU,  Songfic
Extensión:  one shot 
Reseña:  
"...
La canción seguía sonando, dos cuerpos moviéndose al ritmo de la música, dos hombres observándose entre sí, dos hombres deseándose entre sí mientras se miraban de un edificio a otro.

Es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
sólo así yo te veré
a través de mi persiana americana

YooMin / Kiss Couple"
----

Shim ChangMin había tenido un pésimo día, estaba confirmado, su jefe lo odia. Estaba realmente cansado, le habían mandado a hacer un montón de informes de último minuto, informes que tuvo que realizar el solo, ya que era el “nuevo”, ¡PERO SI LLEVABA MUCHO MÁS TIEMPO QUE MUCHOS DE SUS COMPAÑEROS DE TRABAJO!

 No bastándole con eso no lo dejo ir a almorzar, y cuando quiso protestar, lo amenazó con despedirlo. Venía cansado, fatigado y sudado. Si sudado, porque se atrasó con los informes y el ascensor no funcionó, por lo que se vio obligado a subir nueve pisos corriendo ya que su adorado jefe se tenía que ir temprano, y Max no quería quedar sin empleo, no podía quedar sin empleo.

 Apenas llego a su departamento lo noto caluroso, el día había estado soleado, por lo que el calor exterior había sido absorbido por este, ChangMin bufó dejo la chaqueta de su terno en el sofá y camino hacia la ventana, la abrió junto con la persiana americana roja (regalo de YunHo appa), para luego dirigirse a la cocina, más específicamente al refrigerador, a comer la comida que su umma, apodo que le tenía a su, aunque sobreprotector, mejor amigo JaeJoong (alias novio de YunHo) había prometido dejar mientras estaba trabajando.

 Ya satisfecho de al menos una de sus molestias, decidió darse una ducha, pero cuando iba pasando por la sala, miro de reojo la ventana abierta de su departamento, y lo vio a él en el edificio de al frente.

Yo te prefiero
fuera de foco
inalcanzable

No era secreto para nadie que no era la primera vez que lo observaba, desde hace unas semanas atrás se había percatado de la belleza de su vecino de enfrente, y, siendo sincero, se sentía idiota al quedar embobado con ella. Nunca en su vida había visto una silueta tan hermosa; aún recuerda aquel domingo en la mañana en que sin querer abrió la ventana y vio al joven del otro apartamento regando los flores de su balcón, el muchacho poseía una estatura alta; aunque una vez lo vio de frente y se percató que lo pasaba por unos centímetros. Su piel era blanca, contrastando la de él mismo que era de una tonalidad canela, su pelo negro ondulado le llegaba hasta los hombros, sus ojos grandes del mismo color y su sonrisa seductora que lo hacía alucinar ¡Hasta el punto de soñar con él!; recuerda haberlo visto sacar una jaula con un pequeño ratón blanco, y como nunca se han hablado, decidió apodarlo ratón en honor a esto.

Yo te prefiero
irreversible
casi intocable

Shim ChangMin comenzó a hiperventilarse cuando la música del apartamento del frente comenzó a escucharse tan fuerte que el sonido llegaba hasta en su hogar, y se sintió a morir cuando el ratón comenzó a menear lenta y sensualmente sus caderas al ritmo de la música. Conocía esa canción, de hecho era una de sus favoritas “Choosey Lover” la que sonaba tan mágicamente que hizo que Shim casi se derritiera, de hecho tuvo que sentarse ante el impacto que le causo que el ratón comenzara a sacarse lentamente aquella chaqueta de cuero negra, quedando así solo con sus jeans y un suéter rojo escotado, demasiado ajustado para su gusto.

 Las caderas se movían cada vez más lento, causando que algo dentro de ChangMin comenzará a desesperarse, si esto seguía así pronto tendría una erección.

Tus ropas caen lentamente
soy un espía, un espectador

 Esa sonrisa lo estaba matando, lenta y torturosamente, lo peor aún es que ¡el pelinegro ni siquiera se daba cuenta de lo que estaba provocando! Estaba seguro que no era el único que estaba mirando aquel espectáculo, al pensar en eso sin saber porque el castaño comenzó a molestarse.

Levanto la persiana, quería asegurarse que nadie más estaba viendo, quería ser el único que apreciara tal belleza. Por primera vez Shim ChangMin quería ser egoísta. Pero el mundo se congeló, cuando el pelinegro volteo a mirarlo.

Y el ventilador desgarrándote
sé que te excita pensar hasta donde llegaré

 Los latidos del corazón se hicieron más veloces, y el color subió a sus mejillas. Shim ChangMin vio su fin, de seguro el ratón lo estaba odiando en ese momento, lo tacharía de pervertido y lo acusaría con su casera; la señora aprovecharía la oportunidad para echarlo, y tendría que irse a vivir con YunHo y JaeJoong, los que no los dejarían dormir por las noches con sus ruidos extraños. Pero moriría feliz, porque vio a aquel dios danzar.

 Max abrió mucho más los ojos cuando distinguió la sonrisa seductora del pelinegro,  pero se sorprendió aún más cuando el pelinegro continúo su suave meneo, mientras con su mano hacía señas al moreno, para que este saliera al balcón de su departamento, para que pudiera visualizar mejor su sensual danza.

Es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
sólo así yo te veré
a través de mi persiana americana

 El pelinegro acerco sus manos hacia su cintura, mientras lentamente levantaba aquel ajustado suéter rojo, provocando más aún a Shim, quién se estaba volviendo loco ante todas emociones experimentadas. El ratón levantaba lentamente aquella prenda tan llamativa, dejando ver su plano abdomen blanco y sus marcado abdominales.

 Cuando el ratón se terminó de sacar la prenda, entro a su casa y se acercó  a un blog que se encontraba en la mesa de su sala, tomo un plumón y comenzó a rallar. ChangMin se desilusionó, no pudo evitar pensar que su espectáculo había acabado, espectáculo que, lo había dejado con un gran problema entre las piernas.

 Park YooChun por su parte, quien había estado deseando a su vecino desde hace un tiempo, decidió jugar un rato con el moreno del edificio de enfrente, y meneando suavemente sus caderas, volvió a salir al balcón, y con suma delicadeza, dejando así que su vecino pudiera ver lo que había escrito en aquel blog.

“Sigamos jugando,
Ahora es tú turno “

Es una condena agradable
el instante previo
es como un desgaste

 La corbata de ChangMin lentamente calló al suelo, el moreno comenzó un lento movimiento de caderas mientras desabotonaba su camisa blanca mostrando su marcado abdomen.

 El de piel blanca no perdió el tiempo, y acerco despacio sus manos hacia su pecho, con su dedo índice, realizó pequeños círculos alrededor de sus duras tetillas, y, para cuando Shim ChangMin había terminado de quitarse la blanca camisa, el pelinegro ya se encontraba piñizcando aquellos pequeños botones.

El color carmesí de sus mejillas, comenzó a intensificarse, haciéndolo parecer más bello aún ante los ojos del Shim, quien por su parte había comenzado a desabrochar su cinturón.

Una necesidad
más que un deseo

 La temperatura comenzó a aumentar demasiado, cuando el terminó de la canción se hizo presente, pero otra tonada del mismo grupo “Darkness Eyes” y su sensual ritmo aumentaron las ganas de ChangMin de seguir.

 Park YooChun desabrochó rápidamente su pantalón, al mismo tiempo se dedicaba a admirar el gran cuerpo que poseía el moreno. Su pantalón comenzó a bajar a medida que el pelinegro se movía, poco a poco, lentamente, el sensual y coqueto ratón dejaba ver sus pálidas piernas.

 El ajusta bóxer negro remarcaba su buen trasero, y lo ajustado de su parte delantera, le demostraba a Shim ChangMin que no era el único que disfrutaba con el jueguito.

Estamos al borde de la cornisa
casi a punto de caer
no sientes miedo
sigues sonriendo
sé que te excita pensar hasta donde llegaré

 Los pantalones dieron a parar junto con la chaqueta de su terno, cuando sin querer los lanzo, estaba nervioso, su virilidad estaba más que despierta, y su vecino había detenido su baile para apreciar su anatomía. Pero si quería seguir con el juego tenía que “sacrificarse”.

La canción seguía sonando, dos cuerpos moviéndose al ritmo de la música, dos hombres observándose entre sí, dos hombres deseándose entre sí mientras se miraban de un edificio a otro.

Es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
sólo así yo te veré
a través de mi persiana americana

Park YooChun cerró los ojos y se dejó llevar a la ritmo de la música, mientras sus manos se acercaban a su bóxer, quería torturar un rato más al moreno, quería sentirse deseado un momento más.

 Una suave risa salió de sus labios cuando sus dedos tocaron el elástico, lentamente comenzó a introducirlos dentro de la tela, uno por uno.

Tus ropas caen lentamente
soy un espía, un espectador
y el ventilador desgarrándote
sé que te excita pensar hasta donde llegaré

Su mano derecha comenzó a masajear su miembro, el relajado  vaivén que estaba realizando estaba matándolo por dentro, mordía sus labios, mientras su mano se encargaba de volverlo loco, le encantaba sentir ese par de ojos sobre él.

Abrió los ojos y observo a su vecino, quito su mano de su entrepierna, ahora venía su parte favorita del juego. Shim ChangMin tragó saliva.

Es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
sólo así yo te veré
a través de mi persiana americana

No estaba acostumbrado a tocarse, generalmente había tenido pareja, por lo que, desde que era adolescente no lo hacía; pero su ratón se lo estaba exigiendo con la mirada, y si quería seguir jugando debía continuar el juego.

 Lenta y dudosamente encamino su mano hasta el elástico del bóxer, no recordaba haber sentido a su miembro así de duro jamás, y comenzaba a dolerle, se maldijo internamente por no haberlo atendido antes.

 Cuando comenzó con el vaivén se sintió cohibido, la mirada insistente de su vecino lo tenía vuelto loco, ChangMin volteo su cabeza para observarlo, mientras aumentaba el ritmo de su mano, su vecino mientras tanto había vuelto a su trabajo anterior, solo que esta vez tenía los ojos bien abiertos, apuntando en dirección del moreno.

 Las miradas se cruzaban y los ritmos aumentaban, ChangMin se sintió a desfallecer, el orgasmo estaba cerca. Apretaba su mano en la punta de su miembro, cada vaivén más rápido que el otro, cada mirada más descarada.

 Gotas de sudor aparecían en las frentes, suspiros y gemidos escapaban de los labios, jadeos  de añoranzas, caderas frenéticas, la música sonando.

 El término de Darkness Eyes marco el término de sus cuerpos.

Lo que pueda suceder
no gastes fuerzas para comprender

 La música dejo de sonar cuando las miradas dejaron de encontrarse, las respiraciones agitadas, las mejillas aún sonrojadas de ambos muchachos y las sonrisas en los rostros hacían ver más que satisfechos a los dueños de estas.

 Lentamente la ropa interior fue recogida del suelo y puesta en ambos cuerpos, aunque ninguno de los dos quisiera aceptarlo el juego había terminado.

 Shim ChangMin estaba demasiado avergonzado, ¡nunca más podría mirar hacia el balcón del ratón! …Cuando se atrevió a levantar la mirada el color de sus mejillas aumento.

 El muchacho de enfrente lo miraba, la sonrisa coqueta permanecía en su rostro, incluso se podría decir que había aumentado, sonrisa que seguía dejándolo sin aliento.

Sólo así yo te veré

 Park YooChun tomo el plumón que se encontraba sobre la mesa, hizo un par de línea para luego acercarse al balcón. El moreno, que miraba impactado, no le había quitado un ojo de encima.

 El ratón camino hacia el balcón meneando sus caderas, los ojos del moreno comenzaron a brillar cuando el pelinegro volvió a mostrarle aquel blog.

A través de mi persiana americana

 Sus piernas corrían como nunca habían corrido antes; llegó al edificio del frente, y no pudo evitar sonreír al recordar la razón por la que estaba allí. Unas señoras se le cruzaron y Shim ChangMin hábil, las esquivó, aunque apenas, soltó una carcajada cuando le gritaron “¡lunático, ve más despacio!”, si las señoras entendieran porque corría de seguro lo alentarían.  El piso nueve estaba cerca, un par de escalones más y lo conseguiría.

 Max suspiró ya en la puerta del departamento 095, tomó aire y levanto la mano, esta sería su noche, antes de tocar la puerta recordó lo que el ratón le había mostrado.

“¿Comenzamos otra partida?
Yo quiero seguir jugando
Piso 9, 095”

1 comentarios:

  1. Nana60026/08/2013

    Te pido, no, mas bien, te exijo una continuación con lo que pasa en el depto de Yoochun!!! Ajajaja ok no XD Muy bien escrito el fanfic, mis felicidades a la autora*-* Babie de buena gana xDD gracias por el fanfic

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD