Mi amado profesor sustituto

5 comentarios
Título: Mi amado profesor sustituto 
Pareja: YooSu 
Género: Lemon
Extensión: Oneshot
Reseña: Junsu se ha enamorado de su nuevo profesor sustituto, pero el se niega a aceptar que es gay, pero cada vez se ha ido interesando más y más en el… 
----


Yo soy heterosexual, pero últimamente no sé qué me pasa cada vez que veo a ese profesor, desde la primera vez que llegó y se presentó como maestro sustituto, vestido con jeans, una camisa de botones blanca con un suéter de botones color beige sin abotonar se veía muy guapo, tan varonil con su forma de caminar cuando entró al salón.

- Hola soy Park YooChun su profesor sustituto. Dijo con una sonrisa que hasta yo sonreí.

Tal vez fue eso lo que me hizo "admirarlo", vamos a mí no me podía gustar un profesor, soy Kim Junsu, si bien no eh tenido novia, me ha gustado una que otra, así que sabía muy bien mis gustos, pero que era lo que este profesor hacía en mí, su brillante sonrisa me mantenía embobado cada vez que era su clase, o cada vez que tenía que hablar con él, o esos momentos en los que tenía que estrechar su mano con la mía, me ponía tan nervioso que incluso llegaba a olvidar mi nombre, y tartamudeaba, si yo el confiado Junsu tartamudeaba con él, solo con él, era extraño, ninguna chica había logrado todas estas cosas juntas en mí, si bien me ponía nervioso con alguna que me gustara nunca llegue a tartamudear, pero el...Yoochun provocaba todo eso en mí, y claro yo no tenía ninguna oportunidad con él, primero: Yo no era gay, era...no corrección NO SOY gay, segundo: Park Yoochun no tenía ninguna pizca de ser gay y tercero: yo no tenía ninguna oportunidad con él, ni siquiera me veía o se sabía mi nombre, incluso las chicas de la universidad se arremolinaban a su alrededor para hablar siquiera con él, pero solo mostraba indiferencia.

- Escuche que el profesor Yoochun estudio el año pasado aquí en nuestra universidad. Dijo una chica de un grupito

- ¿¡Enserio!? Wao sabía que era muy joven, y ¿cómo entro a trabajar aquí?. Dijo otra chica.

- Bueno, creo que es muy bueno, se graduó con honores por eso lo recibieron. Deje de prestarles atención porque cambiaron de tema.

Así que él era de esta universidad, de todos los años que eh estudiado aquí, no lo había visto, como es que no lo pude notar antes, ante este pensamiento pude ver en mí que me estaba interesando más de la cuenta, inclusive la clase que impartía (piano) se me hacía más interesante que la de canto, y eso era raro, porque mi clase favorita era canto y la de piano se me hacía aburrida, bueno eso era antes que Yoochun...y ahí estaba yo de nuevo pensando en él...trate de quitarme esos pensamientos, como es que me llegue a enamorar de mi profesor y todavía era hombre.

Esos gruesos y rosados labios lo llegaban a excitar a un grado que su fantasía se quedaba corta, al principio pensó que eso que sentía hacia YooChun era solo una admiración, pero poco a poco las cosas fueron más allá.

En una ocasión cuando el profesor le entrego unas libertas Junsu rozo sin querer la mano de Yoochun y sintió como si una corriente eléctrica lo recorriera por su mano hasta expandirse por todo su cuerpo.

- Bueno chicos, vienen ya los exámenes y eh visto que varios de ustedes aun no pueden incluso tocar una nota, aquéllos que no sientan seguros pueden venir conmigo y les daré clases particulares, después de clases aquí mismo en la escuela. Dijo el profesor YooChun.

Después de lo que dijo varias chicas, inclusive las que iban muy bien en piano se inscribieron.

Junsu en cambio titubeaba si ir a las clases o no, él si iba realmente mal en esa clase, porque en vez de prestar atención solo miraba a su profesor, así que no aprendía mucho que digamos, pero estaba nervioso ya que iba a estar con el causante de sus fantasías.

- Profesor puedo yo también inscribirme en sus clases. Yoochun quien se encontraba escribiendo cuando lo escuchó se detuvo, pero después siguió con su tarea.

- Puedes decirme tu nombre?, necesito ver tu calificación. Dijo sin siquiera verlo.

- Kim Junsu. Dijo nervioso y sonrojándose. Y Yoochun saco unas listas de su maletín, aun sin verlo, Junsu se sintió un poco decepcionado.

- A ver Kim Junsu, tu calificación si es baja, no sé porque viniste hasta ahora, ya casi no tengo tiempo, y tú eres uno de los que más necesita las clases.

- Lo siento. Dijo Junsu

- A ver qué podemos hacer?.....el viernes tengo un poco de tiempo libre...Ah pero tengo una comida después de clases, así que no puedo.

- Bueno profesor le diré a Changmin que me ayude, él es muy bueno.

- No...Espera podemos hacer esto...mira mi comida se termina como a las 5:00 o 5:30 de la tarde, tu puedes venir a mi casa como a las seis, claro si no es ningún inconveniente

- No claro que no, está bien a esa hora...y en su casa.

- Te daré mi dirección...Junsu verdad?

- sí. Dijo este y Yoochun comenzó a escribir en un trozo de papel.

Era viernes y parecía que las horas pasaban lentamente, hasta que por fin la hora de salida...

Camino hasta su casa, quería hacer tiempo, pero al parecer todo estaba en su contra, vio la hora sobre su buro [4:23], el tiempo realmente pasaba muy lento, se metió a bañar, se puso perfume, busco entre su ropa, pero como si fuera una chica no encontró algo que realmente le agradara, se sintió estúpido, se puso unos Jeans, unos que antes Changmin le dijo que resaltaban mucho su bien formado trasero, y una playera NII que su madre le había regalado y que aún no estrenaba, volvió a ver la hora [5:30] bueno que ya era hora de salir de casa, para hacer más tiempo, camino hasta la dirección indicada, sentía un nerviosismo inexplicable, cuando llego al lugar indicado ya eran las seis, toco el timbre y un Yoochun sonriente abrió la puerta.

- Hola. Dijo Junsu

- Hola, vaya sí que eres puntual. Dijo Yoochun sonriendo. Pasa, deja término de recoger la mesa, mis visitas se acaban de ir. Explico, Junsu vio a un realmente guapo (si es que se puede mas) Yoochun, vestía un traje formal, realmente parecía modelo así vestido o un Chaebol, cuando estaba en la sala observo la casa detenidamente, era elegante y muy limpia, Yoochun llego a donde estaba Junsu con dos vasos de agua de limón.

- Bueno primero hay que empezar con la teoría. Dijo sentándose a lado de Junsu, Yoochun comenzó a explicar, pero Junsu no podía concentrarse, después de un tiempo Yoochun dijo algo que llamó la atención del menor. Yo ya te había visto cuando estudiaba.

- A mí?. Dijo Junsu un tanto emocionado.

- Si...me gustó mucho como cantaste, pero te vi pocas veces. Y esto hizo sentir desilusionado al menor.

- Así?. Y otro tiempo de más teoría, pero Junsu no se podía concentrar y más cuando a Yoochun se le ocurrió quitarse su saco.

- Me permites tu baño?. Dijo Junsu

- Claro, está al fondo. Junsu necesitaba despejar sus ideas un poco, se remojo la cabeza y se dispuso a salir del baño, cuando estaba cerrando la puerta de está sintió una fuerte presión que lo empujó impidiéndole voltearse, por un momento sintió miedo, pero después cuando supo quién era se esfumo.

- sh...no quiero que digas algo, ángel, déjame hablar a mi primero. Junsu asistió y Yoochun lo giro para poder verlo de frente. Quiero que me perdones por lo que te voy a hacer, pero es que yo ya no puedo más. Dijo Yoochun

- Que?. Dijo Junsu, pero antes de que pudiera decir algo más, Yoochun comenzó a besar el cuello del menor dejando marcas y haciendo que gimiera.

El pelinegro dejaba marcas por donde dejaba besos, besaba el cuello, el lóbulo de la oreja, las mejillas, la frente, pero no la boca, Yoochun con lo que había pensado hacerle al menor, se dijo a sí mismo, que no tocaría esos labios, que tal vez eran lo que más loco lo volvían, pero no, si bien iba a "violar" a ese ángel, dejaría esos labios, esos puros labios, que tal vez nunca hayan besado, si YooChun no probaría esos labios, por su mente paso el dejar ir al menor y no hacerle nada, pero cuando el menor movió su pierna roso el bulto del mayor haciéndole gemir, siguió besando y degustando del sabor de la piel del otro, con una mano sostenía los brazos del otro, y la otra la metía debajo de la playera del menor comenzaba a acariciar el abdomen, pero Junsu no se movía, ni para luchar en contra de lo que le estaban haciendo, ni para seguir adelante, Yoochun pensó que se había quedado en shock o algo.

Junsu solo observo al pelinegro cuando se quitó la corbata con la mano que antes estaba acariciando su abdomen, se sentía desilusionado porque aún no le besaba, se seguía preguntando porque aún no lo hacía porque no lo besaba, quería sentir esos gruesos labios sobre los suyos, y cuando el mayor le soltó la mano y con sus dos manos le tocaba el trasero, atrayéndolo hacia él, decidió actuar, quería acortar más la distancia entre ellos, así que rodeo el cuello del mayor con sus dos brazos y lo beso, primero de manera tímida, cuando lo beso el mayor se desconcertó por lo que hizo, pensaba que lo golpearía, pero no...el rubio lo había besado y esos labios eran la gloria, sabían tan bien, el beso se fue pronunciando, se hizo más apasionado, sintiendo el dulce sabor del otro, se separaron solo por la falta de aire, pero cuando se recuperaron, volvieron a besarse, sus lenguas formaban una lucha que ninguna de las dos quería ganar, Hasta el momento quien llevaba la situación era Yoochun, pero cuando Junsu lo beso, se perdió en esos labios sabor a chocolate, a esos dulces labios, si...Yoochun quería más, y ahora que el rubio le correspondía quería seguir, seguir besando esa piel, esa cálida piel, dios! Esos labios que en estos momentos lo estaban llevando a la gloria, sentir todo, si, todo de él, solo porque Park Yoochun se había enamorado de ese chico, no cuando era profesor, no! Lo amaba desde la primera vez que lo vio, el día de inicio del segundo año, cuando vio a ese chico correr apresurado hacia uno de los salones, y lo amo más cuando lo escuchó cantar, se ponía celoso cuando lo veía con una chica y lo veía sonrojarse, y Yoochun lo siguió desde ese momento, deseando que ese ángel lo volteara a ver, y cuando salió de la universidad se sintió triste de no volverle a ver, por eso insistió ser maestro sustituto, ese pequeño ángel lo quería para él, era egoísta, pero no lo compartiría.

Sintió unas manos adentrarse a su abdomen, que lo sacaron de sus pensamientos, Junsu comenzó a desabotonar la camisa del pelinegro, sintiendo la suave piel, el mayor se estremecía con cada toque y también hizo lo mismo con el menor despojándolo de su playera, ahora que el menor lo había hecho probar sus labios, se había vuelto adicto a ellos en cuestión de minutos, seguía degustando de ellos, Yoochun guio a SU ángel a la habitación, cuando por fin entraron a está, el menor tomo el control de la situación, empujando a su amante a la cama y situándose encima de él, algo que no le incómodo para nada al pelinegro, Junsu comenzó ahora a dejar marcas sobre el cuello del mayor, quería indicar que era suyo, solo de él, de nadie más, comenzó bajando besando el abdomen y jugando con las tetillas del mayor.

- Ah...Jun.. Su...susu. Gimió el mayor preso del placer, el menor vio a los ojos al mayor, el cual reflejaba deseo y algo más que no podía describir bien y desabrocho el pantalón del otro, pero antes que los quitara, el mayor lo atrajo hacia él, y fue el primero en quitarle el pantalón al menor lo dejo en ropa interior, eh hizo lo mismo con los suyos, metió la mano dentro de la ropa del otro y comenzó a bajarlo lentamente, tocando el miembro del otro haciéndolo delirar de placer, cuando por fin lo despojo de toda su ropa, el mayor lo observo con deseo, ahora tenía a ese ángel que tanto amaba a su disposición, comenzó besando su cuello, siguió bajando y dejando marcas por donde pasaba, quería que si alguien se atrevía a ver ese cuerpo vieran que ya tenía dueño, llego hasta el ombligo en donde comenzó a jugar, Junsu se sentía delirar, era lo más placentero que había sentido, y de repente el mayor tomo en sus manos el miembro del menor y comenzó a masturbarlo.

- Oh Dios. Dijo,

El mayor sonrió, sabía que lo estaba haciendo bien, y de un solo movimiento lo metió todo en su boca y comenzó a dar succiones, lamiendo y degustando como si un caramelo se tratara, Junsu no cabía en sí, gemía tan fuerte, tanto placer sentía que se movía en la cama, tomando las sabanas, comenzó a sentir un calorcito debajo de su vientre, sabía que había llegado a su límite, Yoochun acelero las succiones, le gustaba la manera en como estaba torturando a Junsu, la manera en que gemía lo estaba volviendo loco, haciendo que su miembro se hinchara más, si es que se podía, ver a un Junsu perdido en tanto placer lo estaba excitando de sobremanera, y el menor se vino en la boca del mayor, y este comenzó a lamerlo todo, sin que quedara nada, y subió, buscando los labios del menor, dejando que este probara su propio sabor.

- Sabes delicioso. Dijo el Mayor de la manera más sexy, con voz ronca.

- Te quiero dentro. Dijo el menor sin rodeos

- ¿estás seguro?. Y ahora Yoochun no quería hacerle daño a su ángel

- Sí.

- Primero tendré que prepararte. Y dicho esto Yoochun le dio tres dedos para que los lubricara y el menor lo hizo de la manera más sexy que pudo, cuando supo que ya estaba listo los dirigió hasta la entrada del menor, primero metió uno, y el menor se movió incomodo por la intromisión, comenzó a moverlo de manera circular, después siguió el segundo y luego el tercero hasta que ya estaba listo, Yoochun puso la punta de su miembro en la entrada del menor, y comenzó a meterlo muy despacio, a pesar que para él era casi imposible, ya que la estrechez de Junsu lo estaba volviendo loca, en cambio Junsu quiso soltar un grito de dolor, pero Yoochun lo beso para distraerlo, se quedó quieto un momento, para darle tiempo a que se acostumbrara, cuando el menor ya se sintió listo comenzó a moverse, indicándole a Yoochun que siguiera, el menor sentía entre dolor y placer, hasta que solo sintió placer, Yoochun al principio se movió de manera lenta hasta que el menor le indico que fuera más rápido, gimiendo más fuerte.

- Oh Chun…ah…ah…chunnie. Mientras que su miembro estaba atrapado entre la fricción de sus cuerpos. Más fuerte, más. Pedía, y Yoochun le dio lo que pedía, Junsu sintió que le dio en un lugar donde experimento más placer, un lugar que le hizo sentir una descarga eléctrica. Ah….chunnie. Yoochun tomo el miembro de junsu y comenzó a masturbarlo, dándole doble placer, ambos sentían desfallecer por el placer, el deseo, sus pieles perladas por el sudor, el calor en la habitación, Junsu no aguanto mas y llego al orgasmo bañando la mano del otro, y Yoochun al sentir la presión también llego al orgasmo, llenando con su semilla la cavidad de Junsu.

Yoochun comenzó a salirse lentamente, ambos estaban exhaustos, Yoochun tomo una manta, cubriéndose y cubriendo a su ángel.

- Sigue llamándome así. Dijo con voz perezosa

- ¿ah cómo?

- Chunnie…

Yoochun no quería que Junsu se fuera, así que lo abrazo posesivamente y ambos se quedaron dormidos.

Junsu comenzó a despertarse, el sol comenzó a entrar, vio el reloj de la mesa… 9:30! Se dijo internamente y se incorporó rápidamente, observo a su alrededor, dándose cuenta que esa no era su habitación y todos los recuerdos de la noche anterior llegaron a su mente, había estado con su profesor y habían tenido el sexo más salvaje que hubiera imaginado, observo a su alrededor y se dio cuenta que Yoochun no estaba, se desilusiono, se incorporó enojado, comenzó a vestirse.

- ¿Cómo ya obtuvo lo que quiso ya se fue?!, maldita seas Yoochun. Salió de la habitación y lo único que quería era irse, cuando paso por la sala, vio una bandeja, había comida, unas llaves y una hoja doblada, comenzó a leer.

“Gracias mi ángel por darme la mejor noche de mi vida, tal vez pienses que solo fue sexo, pero para mí no, en la bandeja hay todo tipo de comida, la verdad no sé qué es lo que te gusta, toma las llaves no quiero que pienses que te secuestre”

- ¿Qué es lo que trato de decir?. Dicho esto la puerta principal se abrió, y Yoochun entro.

- Oh aun sigues aquí. Dijo, Junsu creyó que lo estaba corriendo. Perdón si te deje, tuve que ir a la universidad

- Si aún…/ dijo cortante. Pero ya me voy

- No… no te vayas. Dijo tomándolo del brazo. Mi ángel

- ¿Por qué me llamas así?

- Porque eres eso para mí, un ángel

- Yoochun

- No… dime como me decías anoche… Chunnie. Junsu se sonrojo

- Me tengo que ir.

- ¿Cuál es la prisa?, es sábado, quédate. Junsu comenzó a caminar hasta la puerta, Yoochun lo jalo y lo comenzó a besarlo, quería que se quedara, escucho un gemido proveniente de Junsu.

- ¿es que acaso lo quieres hacer otra vez?

- Hmmmm…. No me importaría pero ahora quiero que te quedes mi ángel

- ¿Por qué insistes mucho?

- Porque te amo, te amo. Y Junsu lo supo en ese momento, Junsu tal vez no era gay porque el único chico que le atraía era Yoochun solo él.

Y desde entonces Junsu va a tomar clases particulares de piano, casi se volvía un experto.

5 comentarios:

  1. Anónimo6/25/2013

    Esta buena la historia :D.....aunque creo que se parece a "Estúpido ángel"....no lo sé, tal vez sólo soy yo :S grax por escribir la historia :D

    ResponderEliminar
  2. mmm no creo que se parezca a "Estupido Angel". Por que si junsu no sentia casas por yoochun iba a tener la experiencia mas traumatica en su vida, por que chunnie queria VIOLARLOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!, capaz creas en la parte donde le deja una nota y le dice Angel, pero despues es distinto...
    me encanto pero a la vez me asusto jajajajaj... muy lindo

    ResponderEliminar
  3. No se parece a ''Estupido Angel'' :c (Lo de la nota pero nada mas)
    Aunque amo que Yoochun le diga asi a Junsu asi que u/////u<3

    Lo encontre tan lindo*-*
    Me gusto mucho ;3;

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7/03/2013

    Estuvo buena so waa pensé q junsu estaba imaginando. todooooooo y no era real morí tmb vrei q yoochun IVA a resistir mas pero jaja era el mas disponible me encanta y no se cual es el otroficpero no lo digan si no están seguras incómoda a las lectores me incluyo

    ResponderEliminar
  5. Pienso que Junsu al comienzo de la historia se veia timido e inexperto, pero después esto cambio y empezo a estar demasiado seguro cuando comenzo el lado caliente de la historia. Lo que me dio a entender que deseaba a el profesor mas de lo que él mismo imaginaba. Y también senti como si Yoochun hubiera escondido bien sus sentimientos, pues Junsu sentia que el profesor ni le miraba, y en verdad parece que tenia sentimientos fuertes hacia él. Me parecio interesante y entretenido de leer. ¡Me gusto el oneshot!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD