La cita Perfecta

8 comentarios
Título: La cita Perfecta
Autor: Axy (http://mymickylove.blogspot.com)
Pareja: YooSu
Género: Slash, Romance
Extensión: Oneshot




La cita perfecta



Era un día precioso, a pesar de ser tan solo las 8 de la mañana, y es que por más que no me gustara, mi metabolismo nunca me dejaba dormir más de la cuenta. Estaba sentado en la sala, viendo la tele, esperando a que los demás se levanten para desayunar. En el noticiero no hablaban más que de muertes e incendios, ¿Dónde estaba el amor? Me preguntaba, cuando de repente un adormilado Junsu entró a la sala y cual niño pequeño se sentó en mi regazo y se abrazó a mi cuello.
-Chunniiiiie~ tengo sueeeeño…- se quejó con esa vocecita que me encantaba. Rodeé su cintura con mis brazos y sonreí contra su cuello.
-Buenos días Baby- le dije dándole un pequeño beso sobre el hombro.
-No le veo nada de bueno- suspiro contra mi nuca y se abrazo más fuerte.
Lo acuné unos minutos, acariciando su pelo y meciéndolo un poco.
-… ¿Junsu?- pregunté contra su pelo
-¿Mmh?-
-…Te quiero- le dije sonriendo y escuche una suave risita en mi oído.
-Lo sé, y yo te quiero a ti- respondió rozando su nariz sobre mi cuello. Le permití al silencio envolvernos unos minutos más, no nos incomodaba.
-… ¿Junsu?- pregunté nuevamente
-¿Mmh?-
-… ¿Hoy quieres salir conmigo?- levantó su rostro y quedo frente a mí, aún abrazando mi cuello. Había una chispa en su mirada traviesa.
-¿A dónde?- preguntó sonriente
-Es una sorpresa- le respondí acariciando su mejilla y lentamente lo atraje hacia mí para rozar mis labios con los suyos.
Pero me detuvo, justo cuando sentí su aliento mezclarse con el mío. Separo su rostro y lo escondió en la curvatura de mi cuello. Suspiré.
-Nos pueden ver- susurro. Esa excusa ya me tenía harto
-Ah, nos pueden ver, y qué, ¿acaso cuando estas así sobre mí no nos ven?-
-Lo sé, pero-
-Junsu- Lo corté –quiero besarte- dije dejando caer mi cabeza hacia atrás, contra el respaldar del sofá. –Hace dos semanas que no lo hago-
Lo sentí removerse un poco y segundos más tarde besó mi mejilla
-Bésame- dijo con el rostro bañado en carmesí, sonriendo suavemente – ¡Pero rápido que no quiero que nos vean!- agregó fijando sus ojos en los míos.
Le regalé mi más amplia sonrisa y tomé su rostro entre mis manos, el acariciaba uno de mis brazos. Lo acerqué a mí, cuando nuestras narices se rozaron, el cerró los ojos. Me dispuse a cortar distancias y…
-¡Jaejoong-Hyung! ¡El YooSu está haciendo cochinadas en la sala!- un grito burlón por parte de Changmin logro separarnos totalmente. Cubrí mi rostro con ambas manos y suspiré en señal de derrota.
-¡Yo quiero ver YooSu!- respondió Jae bajando las escaleras.
-Hyung… ¿Qué rayos haces con una cámara?- le pregunte una vez que abrí los ojos y pude verlo con detalle.
-…es que de ustedes no tengo fotooos- dijo con un puchero
-Voy a preparar el café- Junsu se levantó con el rostro encendido hacia la cocina.
Ahora si podía golpear al JaeMin hasta dejarlos inconscientes. Cerré mis puños y los miré con furia.
-Aaaayy~ Yoochun-ah, no te pongas asiii, mira que no le hemos dicho nada de tus planes para llevarlo al wbbwbwbw-
-¡¡¡SHHH!!!- Cubrí su boca con mi mano y volteé a ver si había oído, pero no reacciono. -¿No quieres hablar más fuerte?-
-Bwbbbwbw- Respondió lamiendo mi mano, haciéndome saltar del asco.
-¡Puaajj! Eres un cerdo Hyung- Changmin, que estaba sentado en la alfombra jugando con la cámara, se rió ante mi reacción. –Ni siquiera sé si va a querer ir o no, no le dije a qué hora-
Changmin se levantó y se sentó a mi lado en el sillón.
-Desde hace semanas Junsu-Hyung quiere ir al…- me miró pensándolo dos veces antes de completar la frase. –Incluso ayer lo repitió-
-¡Y ahora!- Jae saltó sobre el sillón –Tienes que decirle a qué hora lo esperas, pero no es solo decírselo, es “decírselo”- puse cara de confundido –Tienes que ir a la cocina y abrazarlo por la cintura, apoyar tu cabeza en su hombro y con tu voz ronca se lo dices suaveciiito y ¡BAM! Lo tienes a tu merced-
-Me has dejado muy perturbado- susurro Changmin y se fue con las manos en las sienes.
-Pff, estás loco si crees que voy a hacer eso- me levanté y me dirigí a la cocina, de donde salía un delicioso olor a café.
Entre y encontré a mi precioso novio con una sonrisa deslumbrante sirviendo el famoso liquido en 5 tazas de colores. Me derrumbe totalmente con solo verlo. Era perfecto, simple y llanamente perfecto, un ángel traído del mismísimo cielo.
Rodee el mueble de la cocina y envolví su cintura con mis brazos. Sonreí sobre su cuello dándole pequeños besos, recibiendo en respuesta unas risitas tímidas y unos dedos recorriendo mis brazos.
-Hoy a la 1 en punto, vamos en mi carro-
Al final hice uso del consejo de Jaejoong-Hyung, y fue efectivo, pues vi la piel de Junsu erizarse apenas oyó mi voz ronca. Se volteo quedando frente a mí y abrazo mi cuello
-¿No me quieres decir a donde vamos?- pregunto sonriendo.
-No- respondí besando su mejilla –es una sorpresa Baby-
Hizo un puchero, uno de esos que me encantaban, y recostó su cabeza en mi hombro
-Te quiero Susu-ah…- nunca me iba a cansar de decir eso.
-…Yo ya no- dijo haciendo un berrinche, abrazándose más a mi –ya no te quiero Yoochun-ah-
-Come on Baby… no te pongas así- comencé a intercalar besos sobre su cuello con palabras- es que… quiero… que… sea… sorpresa… Quiéreme de nuevo- pedí, y besé mas fuerte sobre la curvatura de su cuello, a lo que el gimió quedito, hundiendo sus dedos en mi espalda.
-¿Dejaste marca?- pregunto tocando su cuello.
Y efectivamente allí estaba, una preciosa marca rojiza que establecía que aquel ser perfecto era mío.
-Si- dije orgulloso y acaricié con mi pulgar esa huella, que por lo menos permanecería allí unos días.
Me dio la espalda y regreso a su labor de cafetero.
-Tonto…- susurro –y ahora como lo escondo…-
No pude evitar reír, es que era tan lindo cuando hacia sus berrinches, me hacía sentir más enamorado cada vez. Abracé nuevamente su cintura y besé su mejilla por última vez.
-A la 1 Baby, no te olvides- repetí antes de salir de la cocina.
-No me olvido- respondió en voz bajita con la vista baja tratando de esconder su sonrojo –llama a los demás al desayuno- agregó finalmente.
Sonreí
El desayuno fue tal y como otros días, a excepción de que hoy todos preguntaron si habían mosquitos en la habitación de Junsu.
-Qué raro que solo te halla picado en el cuello- dijo Yunho-Hyung, a lo que Junsu respondió sonrojado con un “sí, que raro”. Pero no falto la sonrisa pícara de Jaejoong que nos dejó nerviosos a ambos.
-Gracias por el café- le dije a Junsu antes de levantarme, y besé su mejilla. Pero no esperé a que Yunho-“appa” reaccionara.
-¡YAH! ¡Oye, tú! ¡Niño con cara de rata! ¡Ven acá!- se puso de pie señalándome –no permitiré que perviertas a Junsu, ¡ven acá!-
-¡Te quiero Junsu-ah!- grité antes de salir corriendo de la cocina, perseguido por Yunho-Hyung.
~~~~~~~~
Logré colocar una rosa sobre su almohada antes de que saliera de la ducha.
-¿Desde cuándo eres tan detallista Hyung?- pregunto Minnie.
-Este día tiene que salir tal y como lo planee, no puedo dejar que algo lo arruine, tiene que ser perfecto- respondí empujándolo fuera del cuarto.
**Junsu POV**
Salí del baño mientras secaba mi cabello, en el reloj de pared marcaban las 11:20. ¿Por qué cuando uno quiere que el tiempo avance, este se demora tanto? Abrí uno de mis tantos cajones y saque la ropa que me pondría para mi cita con Yoochun.
Voltee hacia mi cama y encontré una preciosa rosa descansando en mi almohada. No pude evitar sonreír. Tomé la flor entre mis manos y desde mi puerta respondí la indirecta en voz alta.
-¡Yo también te quiero Chunnie-ah!- escuché su risa a lo lejos.
Me dedique a alistarme y a hacer tiempo, pero dieron las 12 y ya no quería esperar más.
****
Yoochun POV
Dieron las 12:10 y un desesperado Junsu entro alborotadamente al estudio, interrumpiendo mi composición al sentarse sobre mi regazo.
-Ya no quiero esperar más, ¿vamos? ¿mh? No importa que sea una horita antes, vamos, vamos, vamooooos~-
-Si importa Baby- le respondí riendo mientras acomodaba unos cuantos mechones rebeldes que habían caído sobre su rostro.
-Por favor, vamos- besó mi mejilla -¿Si?- otro beso -¿Si?- 2 besos mas –Por favooooor- Hizo un pucherito irresistible a mis ojos. Pero no me iba a dejar influenciar tan fácilmente.
-¿Quieres que salgamos antes?- pregunté
-Sí-
-Bien… bésame y salimos ahora mismo- su rostro se cubrió de un color rojo brillante que no hizo más que incrementar las ganas que tenia de comérmelo a besos allí mismo.
-…P-pero y si nos… ¿v-ven?- tartamudeo tratando de esconder su sonrojo. Reí y respondí.
-¿Y acaso cuando estas así sobre mí no nos ven?- repetí las palabras que use más temprano y recibí un golpecito en mi hombro.
-Malo…- hizo otro pucherito y me abrace a su cintura.
-Solo un beso Baby- finalmente atrayendo su rostro al mío.
-…y-ya, pero chiquito que no quiero que nos vean-
Ambos sonreímos. Al fin, iba a sentir sus labios de nuevo después de dos semanas.
-Hyung! ¡Junsu-Hyung! ¡El partido! ¡Nos olvidamos que era hoy! ¡Todavía podemos ver la última media hora!-
-¡El partido!- …y así de rápido Junsu se levanto casi botándome de la silla y salió corriendo con el @#!$* de Changmin… (Les dejo el adjetivo a su imaginación, piensen en cómo me siento en este momento…)
-Y así es como te reemplazan por un partido de futbol- me dije a mí mismo y regrese a mi labor de componer aquella canción dedicada a mi “queridísimo” novio.
~~~~~~~~
La 1:10… ¡La 1:10! Era lo único que mi cabeza procesaba cada vez que el maldito palito de los minutos decidía torturarme y avanzar más rápido que lo usual.
-Chunnie~~ Lo siento, yo estab-
-La 1:10 Junsu- lo corté mientras me levantaba del capó de mi convertible –hace 10 minutos estoy aquí esperándote-
Esperé su respuesta, pero no hubo una… bajó la vista y susurro un –Lo siento- antes de morder su labio inferior.
-… ¿Junsu?... ¿Baby?- vi una gotita caer hasta el suelo, seguida por dos gotitas más -…oh no, no, no, no- Lo atraje hacia mí abrazándolo fuerte –no Baby no llores, soy un idiota lo siento, no llores por favor…- Mi mano había terminado sobre su cabeza -… ¿Por qué tu cabello esta húmedo? Te bañaste hace dos horas-
-Minnie me tiró jugo de naranja encima… por eso me demoré, porque me metí a bañar de nuevo-
-Lo siento Baby- alcé su rostro y limpie aquellas lagrimas que aun estaban sobre sus mejillas –es solo que me obsesioné con la idea de que todo me saliera perfecto hoy, fui un tonto al reprocharte- sonreí apenado y él me devolvió una de esas sonrisas que van con un sonrojo.
Se colgó a mi cuello con sus brazos y comenzó a acortar distancias… ¡pero alto! Hace un rato me dejo con las ganas, ¿y ahora solo porque si? ¿y luego de haberme repetido tanto que no y que no? Ah no, eso si no, ahora (con todo el dolor de mi corazón) yo lo iba a dejar con las ganas. Cuando su nariz rozo la mía retire mi rostro y alzándome un poco besé su frente.
-Vamos Orenji-Junsu- dije entrelazando nuestros dedos sin poder evitar sonreír ante su expresión de incredulidad.
~~~~~~~~
Soltó un grito emocionado al llegar, a la par que se colgaba de mi cuello aun dando brinquitos.
-Todo el parque de diversiones es tuyo Baby- le dije besando su mejilla.
-Nuestro, es todo nuestro- me regaló una sonrisa preciosa y tomó mi mano –Te adoro Chunnie-
Pegó su frente a la mía aun sonriendo y susurro un gracias.
-Vamos Susu- lo jalé y nos dirigimos a la entrada del parque.
-Espera…- me detuvo antes de entrar y bajó su vista hacia nuestras manos -…nos pueden reconocer- volvió a mirarme con esos ojos que expresaban claramente que no quería soltarme. Sonreí y me acerqué a él acariciando su mejilla con mi mano libre.
-No lo harán, pedí que para el día de hoy prohíban la entrada a toda persona que sea fan de los Dong Bang Shin Ki, ¿no dije que quera que hoy todo saliera perfecto?-
La sonrisa que se dibujo en su rostro en ese momento fue la más deslumbrante y hermosa que me hubiera mostrado alguna vez. Afianzó la unión de nuestras manos, entrelazando sus dedos a los míos.
-¡Vamos!- esta vez dijo el jalándome hacia la entrada.
-Buenas tardes Sr. Park- me saludó el encargado de seguridad, con quien había hablado previamente para planear el día de hoy.
-Buenas tardes- respondí – ¿a qué hora tengo la reservación en el restaurante?- pregunté para planear y organizar mejor nuestro día.
-A las 2:40 Sr. Park-
-Gracias- dije con una ligara reverencia y seguimos caminando.
-¿Hacia dónde quieres ir primero Jun?- comencé a mecer nuestras manos cual niño pequeño, peo no obtuve respuesta alguna.
-…Chunnie- su mano sujetando la mía me detuvo -Chunnie… no tenias que hacer todo esto… restringir la entrada, reservar en el restaurante… yo no-
-Shh…- puse un dedo sobre sus labios, admirando el sonrojo que cubría sus mejillas –si tenía que hacerlo, se que a veces soy algo frio y cortante, pero quiero demostrarte que también puedo ser detallista y romántico, y compensarte por todo el cariño que me has dado desde aquella vez que dijiste que me querías tanto como yo a ti-
Un violento sonrojo subió desde su cuello hasta la raíz de sus cabellos y solo atiné a enmarcar su rostro con mis manos.
-Te quiero precioso, y no quiero oírte decir que no mereces esto, porque mereces mucho más-
Y bastó solo esa sonrisa enamorada para que el deseo de besarlo hasta morir se apodere de mí de nuevo.
-Quiero ir a la montaña rusa- me jaló riendo.
**Junsu POV**
Para cuando salimos de la cuarta montaña rusa (tomando en cuenta que a 2 subimos doble y las colas eran largas) ya habían dado las 2:30 y hambre no faltaba.
Este día estaba siendo increíble y perfecto, simplemente perfecto.
Entramos al restaurante y una señorita, que por cierto miraba demasiado a mi Yoochunnie, nos guió a nuestra mesa. Estaba en el segundo piso, casi junto al balcón, desde donde teníamos una vista panorámica de todo el parque… era precioso.
Al llegar a la mesa noté que estaba decorada con pétalos y unas cuantas rosas. Era la primera vez que Yoochun era tan detallista, y me encantaba.
-Yoochun-ah, es perfecto- dije en un suspiro de felicidad.
****
Yoochun POV
-Todo es para ti- le respondí con una sonrisa.
-¿Esperan a alguien más? Creo que faltan sillas- dijo la señorita que nos recibió, la cual por cierto me miraba mucho y creo que trataba de llamar mi atención.
-No, no esperamos a nadie- le hice un ademán a Junsu para que se siente y así mismo hice yo.
-¿No esperan a sus parejas?- pregunto mirándome. Suspire.
-Disculpe señorita, pero ¿no tiene algo mejor que hacer?-
-Bueno, ahora no, así que si a su amigo no le molesta, puede llevarme a donde usted quiera- refutó con una sonrisa seductora que me resulto repugnante. Junsu se veía tan, o más incomodo que yo y no iba a dejar que una mesera nos arruine el almuerzo.
-Bien, es suficiente- dije y saque el celular – ¿Aló? Señor Joong, sí, sí, soy yo Yoochun- al oír el apellido del gerente del restaurante la chica palideció –verá, aquí una de sus meseras esta incomodando mi almuerzo… está bien, muchas gracias- colgué
-¿Dijo Sr. Joong?- preguntó incrédula la mesera.
-Sí, oyó correctamente. Pidió que vaya a su oficina y que le encargue la mesa al Sr. Choi.
-¿Llamó Señor?- Y por atrás de la mesera apareció un chico alto de pelo rojizo.
-Sí, ¿Señor Choi? Usted es nuestro mesero-
-Sí señor, le traigo la carta-
La mesera lo miró con rabia y se fue sin palabras.
Voltee a ver a mi novio y me encontré con sus ojos llenos de lagrimas que aun no caían.
Me levante para tomar su mano y con ella entre las mías volví a mi sitio. Jugué con sus dedos y luego los entrelace con los míos.
-No te pongas así Baby, creo que estoy destinado a preparar citas que fracasan-
-Es la primera cita de esta magnitud que me has preparado…-
-Sí, y te he hecho llorar Junsu… lo siento- me disculpé besando sus nudillos. El sonrió tiernamente.
-Yo tengo la culpa por ser tan sensible y celoso-
-Tú lo has dicho-
-¡Chunnie!- me reprocho apretando mis manos.
-Te quiero Baby- le repetí besando sus manos.
El mesero nos trajo la carta y pedí todo lo que se le antojó a Junsu. Conversamos y nos reímos a más no poder. Pagué la cuenta y tomados de la mano volvimos a la labor de subirnos a cada juego del parque.
~~~~~~~~
-¡Yoochun-ah!- dio un brinco quedando frente a mí.
-Tell me Babe- puse mis manos sobre los costados de su cintura y dejé que él se abrazara a mi cuello.
-Subamos allí- y en un gesto infantil quedó de espaldas a mí, señalando la rueda de la fortuna que se alzaba frente a nosotros. Apoyé mi mentón en su hombro y lo abrace de la cintura.
-¿Seguro que quieres subir a ese?- ya eran casi las 6 y mi plan estaba yendo perfecto.
-Siii~- dijo haciendo un puchero.
-Entonces vamos amor- Junsu volteó sorprendido.
-¡Chunnie! Nunca me habías dicho-
-¿Oppa?- oí una voz familiar, ambos volteamos.
-¿¡Yoochun Oppa!?- y allí estaba Yoona con un grupo de chicas a las que no conocía. Junsu hizo el ademán de alejarse de mí, pero afiancé su mano a la mía y no lo solté.
-Hola Yoona- respondí.
-¿Qué haces aquí? ¿estás en una cita?- Junsu apretó mi mano.
-Ehm, si…-
-¿Junsu-shi? No te había visto- dijo dirigiéndose a Junsu que estaba medio escondido detrás de mí.
-Hola- respondió.
-Pero… ¿Qué hace él aquí? ¿no estabas en una cita?- Junsu trató de soltar mi mano, pero no lo dejé.
-Sí, estoy en una cita con Junsu- Yoona se rió.
-Por favor, si no quieres que conozca a tu novia solo tienes que decirlo-
-No, hablo en serio. Me dio mucho gusto verte, pero ya nos vamos- atraje a Junsu a mi lado y me dispuse a dar media vuelta.
-¿Qué? No. Tú no eres…gay. Déjate de bromas-
-Lo siento Yoona- Volteé y le sonreí a Junsu, notando su mirada consternada.
-¡Yoochun Oppa! ¡¡Es imposible!! ¡Si cuando hicimos los comerciales de Haptic no parabas de coquetear conmigo! ¿Fue Junsu? ¡Junsu es el gay! ¡Tú no!-
Sentí las manos de Yoona aferrarse a uno de mis brazos.
-¡Aléjate de el Oppa! ¡Él es el asqueroso gay, tu no!- gritó jalándome.
Y todo pasó muy rápido entonces, Junsu ahogó un sollozo, soltó mi mano y salió corriendo; Yoona se abrazo a mi cintura y dirigió su rostro al mío…
Pero la detuve y me zafé de su agarre.
-Si según tu el es un asqueroso gay, entonces yo lo soy más, porque lo amo-
Y corrí en la dirección que tomara mi novio hace un momento. Pero no lo encontré por ningún lado. Se había esfumado, marque a su celular, pero no contesto.
Hasta que lo vi, cerca de la rueda de la fortuna. Estaba subiendo, corrí con todas mis fuerzas, salté la baranda que rodeaba la atracción y me metí entre las puertas a punto de cerrarse.
-Junsu- me arrodillé frente a él, tomando sus manos con las mías -…Su… lo siento. No sé cuantas veces he dicho esto hoy, lo único que sé hacer bien es arruinar nuestra cita… lo siento. Pero por favor, no llores más, se me parte el alma ver esas lagrimas que caen de tus ojos- le dije limpiando con mis pulgares sus mejillas húmedas
-Junsu, no quiero que dudes nunca del amor que te tengo. Te amo Junsu, te amo Baby y eres la única persona en este mundo a la que alguna vez he amado de esta manera-
Su mirada se encontró con la mía, y se sonrojó hermosamente. Me levante del suelo, sentándome a su lado.
-Su…- giré su rostro tomándolo del mentón –yo quería que esta sea la cita perfecta, y falle por tonterías. Pero no pienso fallar contigo, porque eres la razón de mi existencia y mi alegría de todos los días-
Metí una de mis manos en mi bolsillo, y saqué una cajita, viendo como Junsu cubría su boca con sus manos.
-Quiero que nuestro amor sea oficial Junsu, quiero que seamos novios en toda regla. Aún estamos algo jóvenes como para considerar un matrimonio en este momento, pero quiero decirte con este anillo que te amaré por siempre y te seguiré a donde vayas. Quiero protegerte, consolarte, hacerte feliz y amarte como sé que solo yo puedo. Quiero amanecer junto a ti y besar tus labios todos los días sin que ese “nos pueden ver” sea un problema, mimarte y provocar esos sonrojos que me recuerdan que eres el ser más perfecto de esta tierra-
Tomé su mano derecha y puse el anillo de oro blanco en su dedo anular. Junsu se abrazó a mi cintura y escondió su rostro en la curvatura de mi cuello.
-Te amo Chunnie- lo sentí reír sobre mi pecho –Te amo, te amo demasiado-
Lo abracé con fuerza, sonriendo. En ese momento la rueda se detuvo, dejándonos a lo alto de la atracción. Me separé un poco de él.
-Y ahora Susu, ¿nos pueden ver?- pregunte sonriendo.
Sonrió sonrojado y enmarcando su rostro con mis manos me acerque y lo besé, sintiendo la suavidad de sus labios contra los míos y ese delicado dulzor que me encantaba. El enroscó sus brazos en mi cuello y yo abracé su cintura atrayéndolo hacia mí. El movimiento acompasado de nuestros labios nos hacía sonreír entre besos cada tanto. Cuando tuvimos que separarnos por falta de aire, pegó su frente a la mía, ninguno de los dos dejaba de sonreír.
-Esta ha sido la cita perfecta Yoochun- susurró
-Lamento haberte hecho llorar- respondí besando su nariz.
-Lamento ser tan sensible- negué con la cabeza.
-Tenias todo el derecho, Yoona es una tonta, pero la puse en su sitio- Junsu me miró sorprendido.
-¿Qué? ¿Qué le dijiste?- agaché un poco mi cabeza y besé su cuello antes de responder.
-Que si tú eras un asqueroso gay, yo lo era más porque te amo- y volví a juntar mi frente con la suya.
-¿No te molesta haberte llamado asqueroso gay a ti mismo?-
-¿No existe alguna categoría que no sea “me gustan las mujeres” o “me gustan los hombres”? ¿No hay una que sea “me muero por Kim Junsu”?- Junsu sonrió con las mejillas coloradas.
-Chunnie~- dijo avergonzado y esta vez fue él quien me besó.
Hasta que el carraspeo del encargado del juego nos saco de nuestro ensimismamiento, pidiéndonos que bajáramos. Yo había estallado en carcajadas y Junsu, extremadamente avergonzado, se había disculpado y me había jalado lo más lejos posible.
-Stop Baby~ Junsu~ Susu~- me detuve en seco y lo jalé fuerte, provocando que dé la vuelta y se estampe contra mí. Jalé sus brazos, obligándolo a enrollarlos en mi cintura y puse mis manos sobre sus mejillas –Su~ Precioso~ Amor~- Besé él pucherito que formó con sus labios.
-Me gusta que me digas amor- dijo sonriendo, lo besé de nuevo.
-Amor- le sonreí
-No sé que otro nombre ponerte…- pensó en voz alta.
-Oppa- dije
-¿Oppa?-
-Si, dímelo una vez. “Chunnie Oppa~”, dímelo, ¿si?- lo vi sonrojarse, y bese su mejilla.
-Noo~ ¿Cómo voy a usar ese término? Es para chicas-
-Baby… por favor ¿si?- pregunte besando su cuello suavemente.
-O… Oppa- sonreí
-No te escucho- canté besando más fuerte sobre esa marca que le había hecho más temprano.
-¡Ch-Chunnie Oppa!- sonreí lo más ampliamente que pude y lo volví a besar en los labios.
~~~~~~~~
Luego de aquella escena en lo alto de la rueda de la fortuna, lo que quedó de nuestra estancia en el parque de diversiones fueron puras sonrisas y besos.
A las 8.30 decidimos regresar a la casa, deteniéndonos en una pastelería para llevarles una torta de chocolate a los demás.
Entramos a la casa tomados de la mano.
-¡Al fin llegaron!- dijo Changminnie emocionado – ¡¡¡¡y trajeron comidaaa!!!!- chilló un millón de veces más emocionado, arrebatando la bolsa de mis manos.
Caminamos tras de él hacia la sala, donde estaban Jae y Yunho.
-¿y qué tal?- preguntó Jaejoong sonriendo, a lo que Junsu alzó su mano mostrándole su anillo.
-Le propuse matrimonio- dije riendo besando la mejilla de mi Junsu.
-¡¡Jung Yunho!!- de repente gritó Jaejoong –¡¡Nosotros llevamos más tiempo y aún no me pides matrimonio!!-
-… ¿Boo?- Junsu y yo estallamos en risas.
-Es broma~- dijo Junsu, abrazándose a mí.
-Aún no se lo he pedido- respondí su abrazo y lo besé suavecito.
-¡Tontos! ¡Me asustaron!- Renegó Jae-Hyung
-…Boo, Changmin se está comiendo toda la torta- De repente dijo Yunho
-¡¡Changminnie!! ¡Suelta eso!-
~~~~~~~~
Comimos, reímos y hablamos de todo lo que había sucedido hoy, y milagrosamente Junsu se dejaba besar de vez en cuando.
Ya entrada la noche el YunJae se fue a su habitación y Changmin se llevo a Junsu para mostrarle nosequé en su laptop.
Me quedé lavando los platos unos minutos, hasta que unas manos sobre mi estomago y un pecho contra mi espalda me detuvieron. Sequé mis manos y volteé.
-¿Chunnie? ¿Duermes conmigo hoy?- dijo con un pucherito besando mi mentón.
-Junsu, nos pueden ver- Irónicamente ahora era yo quien decía eso.
-¿No crees que después de la cita perfecta nos merecemos la noche perfecta?- preguntó sonrojado.
Sonreí.
Y juré que pronto lo volvería a invitar a salir.

~FIN~

8 comentarios:

  1. ahhh que hermoso Yoosu, hermoso hermoso.. la cita perfecta y una pareja maravillosa.. gracias x escribir tan bello finc.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/15/2011

    que chulo es la pareja perfecta y la cita perfecta yo quiero esa cita con ellos te a quedado muy chulo el finc

    ResponderEliminar
  3. bello
    YOOSU!

    AMO EL YOOSU
    *---*
    ENSERIOOOO!!!

    muy hermoso me mugta ♥

    ResponderEliminar
  4. Que amor <3 El YooSu es una pareja tan adorable.
    Me gusto las reacciones de Junsu, se sonrojaba y no queria que Yoochun le besara
    La cita tan dulce, apesar de todas las mujeres que aparecieron (acosando a Yoochun ¬.¬) al fin todo acabo bien.Me encanto

    ResponderEliminar
  5. Aaaw~ definitivamente muy tierno ♥
    Me gustó mucho tu narración~ el YooSu más adorable que leí hasta ahora.

    ResponderEliminar
  6. Miki-chan11/24/2011

    OwO, wahhhhh estuvo genial!!! El YooSu es la pareja perfecta,me gusto la cita perfecta, muy tiernoo Chunnieeeee ame su parte dtallista *O*

    ResponderEliminar
  7. chuni_4ver11/26/2011

    waaaaa que linda la cita perfecta chuni es un amor!!!!! esa parte detallista de chuni me encanto
    lindo yooSu te quedo genial

    ResponderEliminar
  8. *-* que hermosa cita que tuvieron esos dos ;_; que detallista el chunnie y le regalo su anillo... e__e aunque esa yoona aish~ en fin todo salio perfecto y fue tan tierno y tan awwww derretible ese momento :) ame el fic~

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD