Componiendo el corazón: cap 1

10 comentarios
PRIMEROS ENCUENTROS 

¿Cual es el mejor camino cuando tienes que elegir entre tus sueños y lo que tu familia quiere de ti? ¿Hay acaso una respuesta a eso? Park Yoochun debía encontrarla, porque él debía elegir, ¿Qué es más importante ser el famoso pianista y compositor que siempre soñó ser o ser el director de una de las más importantes empresas en la Ciudad de Seúl, en Corea de Sur? ¡Oh si! Industrias Park debían ser dirigidas por un chiquillo al que no le importaba en lo absoluto las cadenas de restaurantes y hoteles más grandes y representativas de Corea, es por eso que terminó jugando al doble agente secreto.

-Mamá, lo he pensado y está bien, estudiaré administración de empresas- dijo un resignado pelinegro.
-Yoochun ah, gracias por decidir correctamente, me enorgulleces- dijo su madre a punto de abrazarlo.
-Pero bajo mis condiciones- dijo alejándose del abrazo de su madre.
-¿Q-qué…? –dijo ella desconcertada.
-Me quedaré en los dormitorios de la universidad, solo vendré en vacaciones y lo que haga con mi tiempo libre será mi asunto, mantendré notas altas, no debes preocuparte por ello, pero no quiero ninguna comunicación con está casa, no quiero que nadie sepa quien soy. ¿Puedes con ello?- Preguntó Yoochun desafiante.
-Pero hijo…-
-Es la única manera en la que estudiaré lo que USTEDES quieren, ¿lo tomas o lo dejas?- dijo interrumpiendo y levantando un poco la voz.
-Sabes que esta es tu casa hijo, puedes quedarte aquí el tiempo que quieras y aceptaré tus condiciones, es lo mejor para ti- dijo la Sra. Park claramente dolida pero sin ninguna vacilación.

Poco tiempo después Park Yoochun estaba saliendo hacia la universidad de Seúl, para llevar a cabo su “plan malvado”, ideado desde que su padre le impuso seguir liderando Industrias Park; En las universidades habían talleres, que deben ser tomados obligatoriamente por todos los alumnos y hay un taller en particular que llamo su atención “Música” como todos los niños de familias acomodadas, Park aprendió a tocar el piano, y así mismo, como todos los niños de familias acomodadas, la música no era más que un entretenimiento familiar hasta los 10 años, pero Yoochun tenía otros intereses, en muchos sentidos, que aún a sus 20 años desconocía.

EL camino hasta la universidad fue tranquilo, solo acompañado del chofer que su madre exigió comprobara que Yoochun llegara bien a ahí, que por cierto ni quería ni le era posible mantener una conversación más allá de lo laboral, “Un Park no puede relacionarse con cualquiera” por supuesto, solo con más gente rica y vana, que se mantienen presumiendo títulos y cifras de dinero guardado en cuentas bancarias por todo el mundo, parte de ello había orillado a refugiarse en sus sueños, un mal comienzo amoroso te puede dejar dudando de muchas cosas, entre ellas de ti mismo.
Continuo su camino a los dormitorios una vez terminó de bajar su equipaje, solo lo necesario, suficiente ropa casual y tres trajes de gala completos, al llegar a su habitación no encontró a su compañero, seguramente habría salido a comer algo, ya que su maleta estaba sobre una de las camas, escogió la cama sobrante y acomodó sus ropas entre los cajones, una vez que terminó salió a buscar que comer, escuchó hablar sobre un pequeño restaurante de ramen que se encuentra en la plaza cercana a la universidad, al parecer está al lado de un café donde trabajan en su mayoría estudiantes de esta misma universidad.
Comenzaba a atardecer, no era conocedor de la zona y estaba exhausto, caminó solo unas calles en lo que el transporte aparecía y subió en cuanto el autobús paró.
No habían muchos lugares libres así que se sentó al lado de un rubio perdido en sus pensamientos, el cansancio comenzó a hacerle sentir adormecido y sucumbió al sueño.

El rubio estaba por llegar a su destino así que volteó para pedir permiso y poder bajar, pero al ver al pelinegro tan placenteramente dormido no pudo evitar sonreír e ingeniárselas para bajar sin despertarlo, ahora el autobús estaba vacio exceptuándolos a ellos, con cuidado paso una de sus piernas por sobre el chico estabilizándose por el movimiento del autobús, levantó la otra lentamente para terminar de pasar, pero una alcantarilla abierta hizo que el chofer maniobrara el autobús haciendo al rubio caer sobre el pelinegro.
Yoochun despertó repentinamente y vio la imagen más sensual de su no tan experimentada vida, el rubio que en un principio se sentaba a su lado estaba a horcajadas sobre él respiraba agitadamente y su boca estaba muy cerca de la del pelinegro, podía sentir su aliento caliente golpeando violentamente sobre sus labios, el rubio sorprendido, completamente avergonzado y más rojo que semáforo en alto se puso de pie murmurando una disculpa y corriendo bajó del autobús, Yoochun se quedo confundido por su propia reacción, le había agradado en sobremanera sentir el peso del rubio sobre él, cuando pudo reaccionar había llegado 4 cuadras más allá de la parada del campus, bajó aún confundido y caminó hacia su habitación, la luz seguía apagada, seguramente no regresaba aún su compañero de cuarto, entró al baño y escuchó el agua cayendo, violentamente corrió la cortina y quedó completamente en shock, no era posible que algo así le ocurriera a él. El rubio del autobús se encontraba en su habitación, completamente desnudo y mojado, recorrió con la vista el musculoso pero delgado cuerpo del rubio y se odio por el pensamiento que cruzó en su cabeza, salió con las mejillas sonrosadas, la respiración agitada y con un pequeño problema entre sus pantalones, nunca le había pasado nada parecido, era reconocido como él Casanova en su antigua escuela, llamaba atención de chicos y chicas por igual, pero NUNCA le había llamado la atención un chico, hasta el momento, debía ser por el pasado suceso, estaba confundido y era demasiado pronto para ello, aunque su primo Yunho, había dicho alguna vez que no importaba si era hombre o mujer, necesidad es necesidad y lo único que necesitas es un sitio donde descargar, si suena vulgar, pero para estas cosas del sexo Yunho no tiene mucha clase, y ahora estaba un chico confundido metido entre sabanas, cubriéndose para esconder el problema que había crecido por sus inoportunas hormonas y con el cual tendría que dormir.

El rubio salió lentamente viendo si el chico estaba dormido, no podía ser posible que tuviera tan mala suerte, una vez debajo del autobús pensó que nunca tendría que recordar el horrible suceso que a pesar del susto había ocasionado estragos en su ser, pero ahí estaba el culpable, recostado majestuosamente sobre su cama, caminó suavemente evitando hacer algún ruido, pero el pelinegro volteo con mirada curiosa sentándose.

-Lamento haber entrado sin tocar, pensé que mi compañero aun no volvía, soy Park Yoochun- dijo Park decidido, presentándose y disculpándose dejando a un rubio confundido y avergonzado.

-Me llamo Kim Junsu, no te preocupes debí poner seguro a la puerta pero pensé que no había nadie, porque no vi nada- dijo mirando hacia el suelo.

-Mucho gusto Kim Junsu- dijo sonriendo finalmente con esa sonrisa matadora que buscaba algo más, dejando al rubio un poco más avergonzado.



-Yo… lamento lo de… bueno, pues… el autobús, yo solo… no quería despertarte y debía bajarme-dijo con las mejillas como termostato.

-Creo que ahora estamos a mano, ¿te parece bien si olvidamos esto? Creo que es algo vergonzoso para ambos- dijo Yoochun sonriendo pero dudando ante lo que ante la idea de seducir al rubio, parecía bastante inocente.

-Me parece bien, esto nunca pasó- dijo sonriendo animadamente, dejando en el pecho del pelinegro una agradable sensación.

-¿Y a que especialidad te inscribiste?- pregunto un sinceramente curioso Yoochun.

-Administración de empresas, conseguí una beca y hay mucho campo de trabajo en esa carrera, ¿y tu?-

-Administración de empresas también- dijo Yoochun feliz, comenzaba a sentir cosas que no entendía, cosas que no había sentido con ninguna de las chicas con las que había salido o simplemente pasado la noche, sentía algo casi tan fuerte como lo que sintió por su ex novia.

-Entonces supongo que mañana podríamos irnos juntos, eso es solo si quieres, aunque no creo que quieras, ir con un becado no es lo mas aceptable aquí- dijo triste Junsu.

-¿Quieres ir mañana conmigo a clases? Será aburrido ir yo solo- dijo Yoochun conmovido por el puchero que inconscientemente hizo Junsu.

-¿En serio? ¿No te importa?- dijo el rubio con ojos brillantes.

-Porque me importa quiero que vengas conmigo, ahora duerme o mañana se nos hará tarde- dijo Yoochun sonriendo y recostándose.

Junsu se sentía nervioso y demasiado encantado con la actitud del su compañero, no era algo que le confundiera, ya hacia algún tiempo se había dado cuenta de sus peculiares gustos amorosos, pero el pelinegro era demasiado heterosexual como para considerarlo un posible candidato, estaba triste por este hecho pero feliz por ir a la universidad juntos, así, se durmió con una sonrisa boba, al parecer no sería tan mala su suerte, después de todo, Yoochun había decidido olvidar ambos sucesos vergonzosos. Y así se dejo arrastrar en los brazos de Morfeo.

10 comentarios:

  1. .O. Me encantó el accidente del bus ... Y el de la ducha por su puesto! Está interesante >_<! Kiero leer ++!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/15/2012

    jajjajjaj es en serio??? xD NO QUERÍA DESPERTARLO??? de verdad??? xDjjajaja que lindoo! *-* quiero ver qué más pasa por fis continúalooo

    ResponderEliminar
  3. haha! pero que manera tan peculiar de conocerse, 2 momentos tan vergonzosos xDDD y ya hay atracción de por medio, la historia está muy buena y espero leer pronto el 2 capítulo ^___^

    ResponderEliminar
  4. \(*O*)/ ♥o♥
    que encuentro tan romantico xD maaaaas liiiindooo conti contii
    Gene....

    ResponderEliminar
  5. aish hermoso hermoso hermosooo por favoooor siguelloooooooooo

    ResponderEliminar
  6. continualo x favor, demasiado lindo *o*

    ResponderEliminar
  7. es que algo mas hermoso que eso debería tener una emocionante continuación .! Quien esta conmigo???? *O Awwwwww contii por favor Siiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  8. yo estoy contigo!! conti plis!! huhuhuhu! :'3!

    ResponderEliminar
  9. Bien me a gustado!! Seguire leyendo graciass

    ResponderEliminar
  10. Quise releer desde el inicio porque con las nuevas actus no pude resistir jaja me gustan muchos de los momentos de esta historia, pero creo que el del autobus y la fucha de este cap son de mis favoitos. Hubo una vez en que le perdí la pista y fue gracias al googleo de esa parte que lo encontre de nuevo. Amo que desde el inicio tubieron ese flechaso.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD