Love In The Ice: prólogo

2 comentarios
Corría el año 2011 y todo estaba preparado para que al año siguiente se celebrara el campeonato nacional de patinaje artístico en Corea del Sur. Los principales equipos y patinadores de todo el país se preparaban para el campeonato más importante de su vida, ya que hasta ese momento, después de la guerra, era la primera vez que se volvería a celebrar en su ciudad de origen, Seúl. Durante los últimos 5 años fuera del país dos patinadores se habían convertido en el foco de todas las críticas más excepcionales que un patinador pudiera obtener. Ellos eran Jung Yunho, un chico de 25 años nacido en Gwangju y Park Yoochun, de 25 años y nacido en la capital de Corea del Sur, Seúl. Sus más fieles seguidores e incluso la prensa habían creado una rivalidad entre ellos, tanto como para que cada vez que ellos competían en un campeonato sus seguidores mostraran carteles de odio hacia su rival.



Estadio Deportivo de Seúl

- Yunho, ¿cómo llevas los entrenamientos?

- Hola Changmin – dijo sonriendo con un gesto de mano – Lo llevo bastante bien, poco a poco, después de la lesión que tuve hace dos meses no quiero tomarme las cosas a la carrera.

- Ya veo, el entrenador sigue siendo duro contigo ¿verdad?

- Bueno… ya lo conoces, siempre va a exigirme más de lo que puedo dar y no quiero decir…

- Lo sé, lo sé, sé que si no hubieras hecho más de lo que tu cuerpo podía dar, no te habrías lesionado. Pero bueno míralo de este lado Yunho, ahora estas recuperado y al año que viene estarás en el Campeonato Nacional.

- Gracias Changmin, por todo tu apoyo, eres un verdadero amigo. ¿Vas al gimnasio ahora?

- Sí, yo también tengo que ponerme más en forma.

- Vale, ¿te apetece tomar un café esta tarde? Así nos ponemos al día, yo ahora voy a la pista de patinaje.



Después de despedirse de su mejor amigo, Yunho montó en su coche y se dirigió a la pista patinaje donde entrenaba. Que en realidad era el sitio oficial donde los equipos de Hockey de Seúl entrenaban, porque por desgracia, hasta el momento no tenían un sitio oficial para poder entrenar hasta que su propio polideportivo fuera construido meses después. Cuando llegó allí se encontró con algunos fans que le pidieron autógrafos y hacerse alguna foto con él.



- Señor Jung, ¿podría hacerme una foto con usted?

- Claro que sí – dijo sonriendo mientras cogía la cámara para hacerse una foto con una admiradora.

- Espero que todo le vaya bien en su vuelta, es el num uno – le dijo la chica.

- Gracias – respondió él.



Yunho se dirigió al a pista de patinaje donde entrenaba casi a diaro, se cambió y se dispuso a practicar. La verdad es que había perdido un poco sus facultades de patinaje, pero el bien sabia que ninguna persona podía estar siempre al 100% de sus cualidades.

- Yunho, recuerda que tienes un rival que vencer - empezó a recordar Yunho - Me da igual si la pierna te duele, un número uno jamás debe de rendirse ni siquiera ante una lesión. Te quiero ver entrenando día a día.

- Joder- se dijo así mismo - no entiendo porque quiere exigirme tanto, esta rivalidad ni siquiera la he creado yo... ashhh en fin.



Y Yunho siguió patinando.



Al otro lado de la ciudad.

- Yoochun, ¿vas a entrenar? - dijo la voz de una mujer.

- Sí mamá, ya tengo que ir entrenandome.

- Pero si hace nada que has llegado de Estados Unidos cariño.

- Lo sé, pero no puedo descansar cuando al año que viene tenemos el campeonato, no te preocupes, no me esforzare demasiado.

- Vale hijo, entonces no tardes en llegar a casa.



Yoochun cogió su coche y se dirigió a la pista de patinaje. Media hora despues de estar conduciendo aparcó y se dirigió a los vestuarios. Al entrar hacia la pista observo que había algo de revuelo por allí.

- Vaya, ya veo que se han enterado de que he vuelto... - pensó.



Pero no era así, la realidad era que todo el mundo estaba atento a lo que Yunho estaba haciendo. A pesar de que acababa apenas de salir de una lesión, la brillantez del chico en la pista de patinaje era impresionante y desde luego estaba claro que sería un gran rival en el Campeonato del año siguiente. Es más, muchos de los presentes podía atreverse a decir que incluso tendría las de ganar, cosa que Yoochun no podía tolerar.

Se puso sus patines y se adentró en la pista, donde sin pensarselo dos veces comenzó a mostrar lo mejor que podía dar. Los ojos de los asistentes no tardaron en fijarse en él y como era de esperar la gente comenzó a gritar para crear rivalidad entre los dos chicos, ya que aunque de un entrenamiento se tratara, la gente no dejaría de exigirles aquello.



- Esto es increible - dijo Yunho en voz baja - Estoy harto de este tipo de situaciones. Mejor me voy...



Y Yunho se dirigió hacía la salida.

- ¿Y este? - se dijo Yoochun - Será cobarde, ¡Eh tú!



Pero no recibió respuesta. Enfadado ante la negativa de llamar la atención al que era considerado su rival Yoochun se dirigió a los vestuarios tras Yunho. A decir verdad, Yoochun era conocido por ser una persona un tanto arrogante.



- Maldito sea - se volvió a decir - Este tio no puede dejarme así, ¿pero que se ha creido?



Enfadado Yoochun empezó a buscar a Yunho por todo el vestuario, para él merecia un buen escarmiento por dejarlo así en la pista ante sus espectadores. Al fondo escuchó el sonido de la ducha y se dirigió hacia alli. Yunho estaba completamente desnudo de espaldas, mientras el chico se enjabonaba, Yoochun pudo observar una cicatriz enorme en la pierna de este. Pero no fué sólo eso lo que llamó su atención, sus ojos enseguida subieron desde las piernas de Yunho, pasando por su trasero, hasta esa enorme espalda... Y en su mente se imaginó que se metía en la ducha para disfrutar de ese maravilloso cuerpo...



- ¿Pero que...? - dijo sin darse cuenta en voz alta.

- ¿Qué haces aquí? - preguntó Yunho al darse cuenta de la presencia de Yoochun.

- ¿Por qué te has ido así de la pista? - preguntó con reproche intentado olvidar lo que su mente estaba pensando.

- Como que porque... sencillamente esta no es una competición para que tú quieras quedar bien delante de tus fans.

- Vaya, Jung Yunho, si eres un tipo duro después de todo... Sabes que te digo - replico Yoochun - Que delante de mis fans hago lo que me da la gana.

- Muy bien, si tu quieres chulearte delante de ellos bien por tí, pero eso no es de mi incunvencia - Y Yunho aparto a Yoochun de su camino y se fué.

- ¡Eh! - gritó mientras cogía a Yunho del brazo - Tú y yo somos rivales.

Y en su primer encuentro, fuera de una pista de patinaje, Yoochun mientras seguía con su rivalidad hacia Yunho. En el fondo, no podía dejar de imaginarse a él disfrutando de una noche de placer junto a ese hombre.

2 comentarios:

  1. Es una rivalidad q no crearon ellos y solo es x la competencia hasta el momento .... Jaja nadie se puede resistir a la espalda de Yunho <3

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/26/2013

    del odio al amor solo hay un paso xD y chunie querra el amor¡¡ *O*/ en verdad esto sólo es el prologo ?? woww¡¡ muero por seguir leyendo¡¡¡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD