On & On

6 comentarios
Título: On & On
Autora: Aghna
Couple: JaeMin
Extensión: OneShot
Género: Lemon, AU

¿Alguna vez has amado así?
Amar sin fin y esperar a una persona
Un amor como una película de romance

Mi nombre es Kim Jaejoong, una vez creí que  la persona con la que me casaría, era con la que estaría toda mi vida, una vida que como dirían sería de película.
Pero mi película no es como los cuentos de hadas, en ese entonces tan solo tenía 25 años y ahora con 50 años encima puedo ver lo estúpido que fui, todo el amor que creía tener por mi esposa se vino abajo cuando lo conocí a él, y aún después de tanto tiempo lo sigo queriendo, lo sigo esperando.
A pesar de tanto tiempo sigo creyendo en el amor “estás loco” “son 25 años” “jamás vendrá”, es lo que me repiten mis cercanos, pero yo confió en él, confió en que algún día regresará por mí.
Aún en mi memoria esta el recuerdo de la primera vez que lo vi, su cabello castaño, sus ojos marrones y aquella sonrisa que tanto me encantaba.

Mucha gente se cansa de esperar diciendo que
 “el verdadero amor no existe”
Pero es falso

Caminaba de regreso a casa, en aquella época estaba feliz, porque acababa de ser padre, creí que mi vida estaba completa con mi familia, pero luego choque con él
Caí al suelo por aquel golpe, levante la vista y me encontré a un muchacho de unos 15 años con una sonrisa pretenciosa en el rostro, su cabello era castaño y sus ojos me recordaban al chocolate, pero antes de poder levantarme o tan siquiera decir algo, aquel chico tomo mi portafolio y mi cartera, sin más, y salió corriendo.

Ella es como el viento que viene hacía mí
Siempre hay un amor que anhelo

Siempre creí que él era como el viento, siempre venía cuando menos lo esperaba al igual que sus actos, de repente ibas caminando y estaba ahí frente a ti, creías que iría a la izquierda y rápidamente cambiaba a la derecha.
Recuerdo que corrí detrás de él, corría bastante rápido, a mi parecer alguien de 25 años corriendo detrás de uno de 15 es algo injusto, sin embargo a pesar de todo logré alcanzarlo, en aquel entonces creí que no estaba acostumbrado a correr a diferencia mía que lo hacía diario en la mañanas, sin embargo fue algo muy diferente y aun así lo agradezco, porque lo conocí

He esperado durante mucho tiempo
A la persona que por mucho
La mujer que esta por mí
Mi amor por ti sigue una y otra vez

Lleve a aquel chico a la jefatura, al ser menor de edad no lo podían llevar a la cárcel, y lo único que podían hacer era entregarlo a sus padres bajo una advertencia, ya que era la primera vez que robaba, la siguiente iría a la correccional.
Sin embargo aquel chico jamás contesto nada, se limito a estar sentado, mirando por la ventana.
-Déjelo- Le dije al oficial –Retirare los cargos y lo llevare a su casa-­ El oficial me miro como si yo estuviera loco, pero asintió.
Nuevamente caminaba por las calles y aquel chico caminaba junto a mí, ambos en silencio hasta que decidí romperlo
-¿Me vas a decir dónde vives?
-No es cómo si me estuvieran esperando- fue lo que escuche
Gire mi rostro, su voz era algo aguda, estaba en la pubertad y aquello significaba que su voz estaba cambiando.
-¿Y tus padres?- El se encogió de hombros
-No lo sé- Me sorprendí ante sus palabras. Pude ver como de sus bolsillos sacaba una cajetilla de cigarros junto con un encendedor, se llevo uno a su boca y fruncí el seño -¡Hey!- Me reclamó cuando se lo quite.
-Eres menor de edad, no deberías fumar-
-Es muy aburrido- Dijo con un puchero en su boca y de repente una sonrisa se formo en su rostro.
Mi pecho se acelero…
Aquella vez fue nuestro primer encuentro.

Como un árbol que no se mueve
Yo seré tu sombra por un largo tiempo
Mi amor por ti sigue una y otra vez

La segunda vez que lo vi, mi hija  acababa de cumplir los 6 meses de edad, como mencione antes, él era como el viento, mirabas un lugar donde no había nada ni nade, desvías la mirada por un segundo y cuando volvías la vista ahí estaba.
Era fin de semana y mi esposa y yo acabábamos de comer en un restaurante, íbamos de salida cuando lo vi, estaba parado frente a uno de los ventanales observando el interior y no pude evitar reír al ver como la boca se le hacía agua y como las personas del otro lado pedían que los cambiara de lugar
-Cariño ¿Pasa algo?- Gire mi vista y le sonreí a mi esposa.
-No- Con la mano llame a un taxi y este se paro frente a nosotros –Ve a casa, tengo algo que hacer- Ella sonrió y asintió, me dio un pequeño beso en los labios y subió al taxi, en cambio yo camine hacía él -¿Tienes hambre?- Cuando giro la vista no pude evitar soltar una carcajada al ver su cara de cachorro moribundo –Anda, te invito algo de comer-
En ese momento su rostro se ilumino y asintió, ambos entramos al restaurante y nos sentamos, pedí lo primero que vi en el menú, suponiendo que al tener hambre no se pondría quisquilloso.
Cuando trajeron el plato, prácticamente se abalanzo hacía la comida y comenzó a comer, yo solo podía verlo con la boca abierta.
- ¿Cuánto? - El levanto un momento el rostro del plato y me miro con duda -¿Cuánto tienes sin comer?- Termino de masticar lo que tenía en la boca y habló.
-1 semana- Y me quede en shock
-¿Es broma?- El negó con la cabeza -¿Así que… sin padres, sin un hogar y sin comer?- El asintió, todo aquello no parecía importarle porque él seguía comiendo su ahora 5to plato -¿Cuál es tu nombre?-
-Ch…- Se detuvo y pareció regañarse mentalmente –Max- Supe que me estaba mintiendo, pero no le di importancia, algún día tal vez me daría su verdadero nombre.
-Jaejoong- Le dije y el sonrió, de repente mi vista se encontró con la funda de una guitarra ¿Cómo no la había visto? --¿Es tuya?- Le pregunte señalándola
-Sí, así gano algo de dinero-
-Bueno, es mejor que seguir robando-
Pude ver como bajaba su rostro afligido, pero no dijo más, y siguió comiendo.

Incluso si no puede decir “Te amo”
Si me puedo comunicar con tu alma entonces está bien
Sin duda puedes sentir el espíritu

Aquel día caminaba con mi hija en brazos, ahora ya tenía el año, mi esposa había salido de viaje por negocios, y a mí me tocó quedarme con ella, agradezco estar de vacaciones, porque sería mucho problema estarla llevando a la oficina.
Fue cuando una melodía llego a mis oídos, me detuve para saber de dónde venía aquel sonido, y fue cuando lo vi, Max estaba sentado en una pequeña glorieta tocando su guitarra.
-¿Max?- Ante aquello dejo de tocar y alzo la vista, cuando me reconoció me sonrió y me hizo una reverencia.
-Señor-
-No me digas así, me haces sentir viejo y a penas tengo 26, dime Jae-
-Está bien se… ¿Señor Jae? No, no puedo, lo siento-
-Entonces dime Hyung- Sonrió y asintió
-¿Es su hija?- Vi a mi pequeña que cabeceaba debido al sueño y asentí –Es muy linda- Dijo con una sonrisa.
En ese momento supe que Max era una gran persona, se podía ver la inocencia en aquellos ojos marrones, y la única razón por la que robaba era para poder comer algo debido a que la funda de su guitarra estaba vacía, no tenía ni una moneda-
-¿Puedes tocar algo?- Le pregunte, dudo un poco y al final asintió.
Comenzó a tocar y su voz inundo mis sentidos, me deje llevar por aquella canción que reconocía como On & On, aunque no recordaba quien la cantaba, me gustaba aquella canción.

Es probable que no se pueda expresar con palabras
Como un dialogo de los espíritus
Dos convertidos en uno
Debe ser la razón más grande de la vida

Los últimos acordes sonaron y cuando abrí los ojos, sentí como mi corazón daba vuelco al ver como Max le sonreía con ternura a mi pequeña que ahora dormía.
Max expresaba sus sentimientos atreves de su mirada, no lo hacía con palabras y aquello se me hacía de una manera locamente linda.

Ella es como la salida del sol en mi vida
Cada día se convierte en una expectativa si ella está ahí

Era de noche, acababa de salir de la oficina, había salido tarde debido a una junta de último momento, fue cuando un cuerpo cayó frente a mí.
El terror se hizo presente cuando pude ver que aquel cuerpo era el de Max, su rostro estaba cubierto de sangre y se podían ver varios golpes por su cuerpo.
Estaba a punto de agacharme cuando un pie golpeo su cuerpo y vi a 2 hombres, me enoje…
-¡Lárguense o llamare a la policía!- ambos me sonrieron, pero aún así se alejaron, un quejido hizo que recordara que Max seguía en el piso y me inque para poder revisarlo.
-Oye ¿estás bien?- Pero no me respondió, y podía ver sus lágrimas caer por su rostro.
De repente me hizo aún lado e intento ponerse de pie, no pudo sostenerse y cayó al suelo.
-Tranquilo, estás herido, te llevare al doctor- Pero me volvió a empujar y gateo hacía el callejón, supe que algo había ahí –Te llevaré- le dije y lo cargue, la verdad es que no pesaba nada.
Una vez que entramos recorrí mi mirada, era como un pequeño refugio y entendí que ahí era donde Max dormía, de repente se movió inquieto en mis brazos, con cuidado lo baje y como pudo camino hacía un objeto y nuevamente las lágrimas aparecieron en su rostro, me acerque para poder ver que era aquel objeto y pude ver un oso de peluche hecho trizas, y también aún lado su guitarra estaba rota.

He esperado por mucho tiempo
A la persona que por mucho
La mujer que esta por mí
Mi amor por ti sigue una y otra vez

Me encontraba en una tienda de música con un osito de peluche en uno de mis brazos buscando una buena guitarra.
Luego de aquello Max se había desmayado y terminé llevándolo al doctor, afortunadamente no tenía nada roto, después de aquello lo lleve aún hotel, porque no lo podía dejar en aquel callejón y mi esposa no me había dejado llevarlo a casa, y aunque estaba molesta porque llevaba 2 días sin ir a casa, definitivamente no podía dejar a Max así, y aún no entendía porque había comprado ese osito de peluche y la guitarra que ahora me estaban entregando.

Como una ficción de lado
Te conviertes en el personaje principal, elegante
Mis más profundas impresiones serán tu regalo
Mi amor por ti sigue una y otra vez

Era el 4to día y Max aún no despertaba del todo, de repente abría los ojos para después volverlos a cerrar, al parecer estaba cansado, tanto física como mentalmente. De repente pude ver como se incorporaba y miraba a su alrededor.
-¿Estás mejor?- El solo asintió, me pare de mi asiento y me senté en la cama, tome el oso de peluche que estaba en el borde de la cama y se lo entregue, Max lo recibió y lo miro –No pude salvar el otro, sé que no es lo mismo, pero…- No dejo que continuara ya que negó con la cabeza, sonrió y lo abrazo.
-Gracias- Me dijo aún en aquella posición.
-Otra cosa- Le dije recordando –Tu guitarra también estaba rota- Me levante y camine un poco hasta tomarla, regrese y se la entregue.
Abrió el estuche y la vio con sorpresa, sus dedos la recorrieron lentamente, como una caricia.
-¿Por qué hace esto?- Me pregunto, pero su mirada seguía sobre la guitarra.
-No lo sé- Le dije – Se nota que querías ese peluche,  y la guitarra la necesitas para seguir tocando­- El asintió
Se puso de pie y se acerco a mí demasiado diría yo, sentí su respiración y sin esperármelo, me beso.
Sentí aquellos mullidos labios sobre los míos y mi cerebro entro en caos, después de un tiempo se separo, nos miramos por un momento y de repente llevo sus manos a su boca y su mirada expreso miedo, como si acabara de descubrir que había hecho una estupidez.
-Lo siento yo no…-
Rápidamente retrocedió, en un impulso  lo tome del brazo, lo jale hacía mi y lo bese, rápidamente quite la guitarra de la cama y lo empuje, haciendo que cayera sobre el colchón, por un momento lo observe y mi corazón se acelero, quería saber que era aquel sentimiento que hacía que mi corazón se volviera loco y sin más me posicione sobre él.
Pude notar como tenía un sonrojo en su rostro y sonreí.
-Por esta noche olvidare que tengo esposa y una pequeña niña, y que solo estamos tú y yo, solamente los dos, Max- Aquello se lo susurre en su oído y cuando me separe su sonrojo era mayor.
-Changmin, mi nombre es Changmin- Y sonreí por fin sabía su verdadero nombre.

Nuestro amor – Sin cambios
Rezare – Por siempre

La ropa se desprendió de nuestro cuerpo y las caricias se hicieron presentes, su piel era suave aún a pesar de las condiciones en las que vivía y tenía un ligero tono canela en está, me sentí en la gloria cuando me abrí camino en su entrada,  era tan estrecha, y aquella presión sobre mi miembro me volvía loco, lo embestía lo más profundo que llegaba, lo más rápido que podía, quería regresarle el placer que estaba sintiendo, sentía sus manos sobre mi espalda, como la arañaba, sus gemidos se convertían en gritos dándome a entender que estaba haciendo lo correcto, su miembro era aprisionado por nuestros cuerpos y todo termino cuando sentí un calor recorrer todo mi ser y acumularse en mi viento bajo,  llegue al orgasmo, apreté su miembro fuertemente y en un grito termino.
Nuestros cuerpos aún cubiertos de sudor estaban sobre la cama, su cabeza descansaba en mi pecho, antes de caer dormido pude escuchar un “Gracias” en un susurro.
Aquella fue nuestra primera y última vez juntos de esa forma, aún a pesar de los años, aún a pesar de que han pasado 24 años, aquellas sensaciones siguen tan frescas como si lo hubiéramos hecho ayer.

Chica, se evaporan todas las dificultades,
La tristeza
Y la oscuridad que enfrentamos

Después de aquello mi matrimonio lentamente se fue en picada, todos los días peleábamos debido a Changmin, siempre estaba pendiente de él, no por la razón de que me había acostado con él, si no por la golpiza que le dieron, y mi esposa no pareció entenderlo, diciéndome que no era mi asunto, pero no podía evitarlo, desde aquella noche sentía algo más por aquel chico, y aún así actuábamos como si no hubiera pasado nada.
Aquel día estaba preocupado debido a que no encontraba a Changmin no estaba en la glorieta donde tocaba o en algún restaurante babeando por comida, y me dirigí hacia aquel callejón, pero lo que me encontré me enfureció.
Changmin estaba recostado sobre aquellos cartones, completamente desnudo y sobre él un tipo a medio vestir lo penetraba, chocaba sus caderas contra las de Min, no podía ver su rostro debido a que lo tapaba con su brazo, pero podía ver como mordía sus labios.
Y no pude seguir mirando
-¡Qué demonios pasa aquí!- Si explote.
Ambos giraron su rostro para verme y pude ver como Min se ponía pálido y se sorprendió al verme, en cambio aquel chico frunció el seño.
-Hyung- pude ver como se intentaba quitar a aquel tipo de encima pero lo único que logro es que le dieran una cachetada
-Quédate quieto- Le dijo – Y tu, largo, estamos ocupados- dijo para volver a embestir a Changmin, que en ese momento se retorcía para poder quitárselo.
Sin pensarlo camine hacía ellos y así como estaban tome a aquel chico y lo levante, un grito de Changmin llegó a mis oídos debido a que aquel tipo aún estaba insertado en él, pero no me importo, en ese momento estaba furioso
Con un golpe me deshice de aquel sujeto, gire mi vista y pude ver a Changmin, las lágrimas cubrían su rostro y llevo sus dedos hacia su entrada de donde le salía sangre debido al movimiento brusco, pero nuevamente lo ignore
-y tu- levanto la vista para verme y pude ver su miedo ­–A sí que no solo tocas guitarra, sino que además robas y eres una prostituta- Su mirada se volvió de dolor.
-Tú no entiendes, necesito el dinero- Podía escuchar cómo le costaba trabajo decírmelo
-¿Dinero?- ¿Por eso te acostaste conmigo?- Se sorprendió ante mis palabras y negó con la cabeza –Bien, necesitas dinero-­ tome lo que se encontraba en mi bolsillo y se lo aventé –Es por tus servicios de aquella noche-
Di media vuelta dispuesto a salir de ahí con mi corazón roto, pero con mi orgullo intacto,  aun así sus manos en mi brazo me lo impidieron
-No, no quiero su dinero, aquella noche fue diferente- Intente zafarme, pero él se sujetaba más a mi brazo –Por favor, yo… yo le quiero, lo… lo amo- Sentí  como soltaba mi brazo, puso su frente en mi espalda y sus brazos rodearon mi pecho –Se que es casado, y que tiene a su pequeña hija, yo no puedo ofrecerle nada, no tengo nada, pero aquella noche me sentí especial- Sentí como depositaba un beso en mi espalda.
Mi corazón se acelero ante aquellas palabras, pero las imágenes de lo que acababa de suceder me atormentaban, el solo pensar que era solo uno más me enfureció, enojado gire y lo golpee.
-¡No me toques!- Le grite –No me vuelvas a tocar con tu asqueroso cuerpo- Podía notar como su cuerpo temblaba, una de sus manos estaba donde lo había golpeado y su mirada estaba perdida en algún lugar –No me busques más, consíguete a alguien más para que te coja-
Pude ver como se mordía el labio mientras más lágrimas salían de sus ojos, se dejo caer sobre los cartones y encogió sus piernas haciéndose ovillo.
Di media vuelta ignorándolo, ignorando los sollozos que escapaban de su boca, ignorando aquella declaración, ignorando a mi corazón que rogaba que regresara y que lo abrazara, que él vivía de esa forma para poder comer algo.

He esperado durante mucho tiempo
A la persona que por mucho
La mujer que esta por mí
Mi amor por ti sigue una y otra vez
                     
En ese tiempo me divorcie, seguía viendo a mi niña que ahora tenía 2 años, vi a Changmin un par de veces, la primera vez lo vi en aquel restaurante donde siempre se quedaba viendo la comida, sin embargo se veía diferente, podía notar como su piel había perdido color, su cuerpo estaba más delgado y tenía unas enormes ojeras debajo de sus ojos.
-Disculpe pero si no va a consumir nada le pido que se retire, esta incomodando a la gente- le dijeron, el solo asintió e ignore nuevamente los latidos de mi pecho, recordándome que el amor que sentía por él aún seguía ahí.
La segunda vez lo estaban golpeando, me quede viendo como su cuerpo recibía patadas, una tras otra sin piedad y cuando terminaron cada uno escupió sobre su cuerpo.
Me quede ahí viendo su cuerpo inmóvil y por un momento se me encogió el corazón ante la posibilidad de que estuviera muerto, pero su cuerpo se movió, lento pero lo hizo, se arrastro por el piso estirando su mano hacía algo, sin embargo noto mi presencia, giro su rostro y no encontré nada, no había lágrimas, pero tampoco aquel brillo en sus ojos, estaban vacios, carentes de alguna emoción, no se inmuto ante mi presencia y siguió arrastrándose hasta tomar algo, lo abrazo y me di cuenta de que era el peluche que le había regalado, cerro sus ojos y cayo dormido o inconsciente ahí mismo.

Cómo un árbol que no se mueve
Yo seré tu sombra por un largo tiempo
Mi amor por ti sigue una y otra vez

Una noche encontré una carta dentro de mi casa, no decía de donde venía, no había tarjeta postal, solo tenía mi nombre en el sobre, dude un poco en leerlo, pero al final lo hice.

JAEJOONG

Sé que soy un cobarde,  necesito el dinero para sobrevivir, no como usted lo piensa, sabe aquel conejo que destruyeron era el único recuerdo de mis padres,  me lo regalaron cuando tenía 5 años, aún recuerdo sus últimas palabras “Quédate aquí, regresaremos por ti” pero jamás regresaron dejándome solo con aquel conejo, un día un tipo llego a aquel callejón, me ofreció comida y un lugar donde dormir, habían varios como yo, sin un hogar, y cuando creí haber encontrado un lugar donde vivir, un hogar, aquel tipo comenzó a explotarme, me dio aquella guitarra que rompieron para ganar dinero.
Sin embargo, necesitaba pagarle cierta cantidad de dinero a aquel hombre, si no lo haces te asesina, porque ya no le sirves así de simple, no puedes escaparte porque siempre te encontrara, la guitarra jamás logro dejarme lo suficiente para poder pagar, comencé a robar, y conforme iba creciendo la tarifa también, y no me quedo de otra más que vender mi cuerpo.
Aquella noche en el hotel fue diferente, por primera vez no estaba vendiendo mi cuerpo, por primera vez no me trataban como una puta mas, sentí que alguien me quería, era la primera vez que alguien me proporcionaba placer, no me sentí sucio, me sentí especial y me enamore.
Mis padres, aunque jamás volvieron, no los culpo jamás supe que paso con ellos, pudieron abandonarme, pero también pudieron haber tenido un accidente, por lo cual aquel conejo era su recuerdo, el recuerdo de alguien que me quiso, cuando me dio el conejo nuevo deje el pasado atrás y ahora aquello significaba su recuerdo, el cariño que me tuvo, aunque haya sido una sola noche, era a lo único que podía aferrarme para continuar.
Todo el tiempo tuvo razón, yo también me doy asco, solo soy un cualquiera, pero a pesar de cómo vivo sigo siendo una persona, y como toda persona le tengo miedo a morir, aún ahora tengo miedo, pero estoy arto de seguir viviendo así, no sé que pasara hoy, pero no pienso seguirle dando mi dinero a aquel hombre.
Sabe, la primera vez que lo vi pensé que era muy aburrido, pero con el tiempo me di cuenta que en realidad es muy maduro, alguien inalcanzable para mí,  tal vez lo que paso fue inevitable, yo no me di cuenta como ni porque sucedió, fue inevitable tanto que quiero sacarlo de mi mente y no puedo, el amor es estúpido y raro a la vez, porque de todas las personas que hay en el planeta precisamente me tuve que enamorar de usted, ya no puedo con esto duele demasiado,   estoy confundido, porque un día simplemente usted apareció y cuando me di cuenta de esto quise huir, y no pude, pero después pensé: bien, como sea tengo que seguir, con el tiempo usted se ira de mi pensamiento aunque sea lo único que haga. Al final se qué yo no podre estar a su lado, me atormento en solo pensar las noches vacías en aquel callejón, y usted en cambio a su lado con una mujer que envidio tanto, sin conocerla.
Los sentimientos son estúpidos así como lo soy yo, el amor es algo que no desee sentir, solo sucedió, espere poder arrancarlo de tajo pero él amor siguió ahí, mataría por qué me volviera a  besar, amo las manos que una vez tomaron la mía, sentir la electricidad recorriendo mi cuerpo, sentir el calor de mis mejillas al mirarle, no poder sostenerle la mirada y actuar como tonto. Amarte fue mi castigo, aunque no sepa que fue lo que hice, me burlo de mí él tonto enamorado. Y tengo dejarte ir, aunque nunca fuiste mío, tengo que permanecer sentado cuando mi cuerpo pide que corra hacía ti, borra esto de tu mente como el mar borra las letras de la arena y perdóname por todo lo que te hice, quema esta carta como tu esencia quema mi sangre, sigue como si nunca hubieras recibido esto que yo hare lo mismo, te recordaré por siempre aunque sé que tu mañana me olvidaras. Y aunque no tengo derecho a pedirle nada, le pido que me recuerde, recuerde que hubo alguien llamado Changmin, que lo amo, aunque no recuerde mi rostro, solo no me olvide.

LO AMO, CHANGMIN

He esperado durante mucho tiempo
A la persona que por mucho
La mujer que esta por mí
Mi amor por ti sigue una y otra vez

La lluvia caía sobre mí, pero no me importo, tenía miedo y me sentía un idiota después de haber leído aquella carta si tan solo…
Corría sin rumbo fijo, buscando a la persona por la cual siempre espero y que por una estupidez podría perderlo
-¡No!- Un grito llegó a mis oídos, gire la vista y lo vi, vi a Changmin, pero no estaba solo, estaba rodeado por varios hombres, uno de ellos le sujetaba las muñecas detrás de su espalda y un hombre gordo lo miraba enojado
-¿Por qué no quieres?- Le pregunto aquel hombre –Eres el mejor de mis hombres ¿Qué paso?-
-¡Estoy harto! Así que no pienso pagarte-
El hombre sonrió y movió su cabeza en forma negativa, chasqueo los dedos y uno de los hombres saco una navaja, el miedo se apodero de mi y comencé a rodear el alambrado que me impedía correr hacía él
-¿Aún no quieres pagarme?-  Pude notar como su cuerpo temblaba, y comencé a correr, pude ver como Changmin negaba con la cabeza –Que lastima-
Todo aquello paso demasiado rápido, yo seguía corriendo pero no fui lo suficientemente rápido y la navaja fue enterrada en su corazón.
-¡Changmin!- Podía ver en cámara lenta como su cuerpo iba cayendo al suelo y cuando por fin encontré la entrada todo el mundo desapareció, solo podía ver su cuerpo sobre un charco de sangre, no note si choque con alguien, solo me importó llegar hacía él
-Changmin­- Golpee sus mejillas para que no se durmiera –Hey, vamos despierta- Las lágrimas cubrían mi rostro por completo
-Hyung- A penas si podía mantener sus ojos abiertos
-Aquí estoy, ya viene la ambulancia, así que aguanta ¿vale?-
-¿Po… por qué haces to… todo esto? Yo no lo m… merezco, n… no lo valgo- Las lágrimas se acumularon en sus ojos y cayeron por su rostro –So… solo d… doy asco-
-No digas eso, yo me equivoque, solo resiste- Podía ver como sus ojos se cerraban lentamente y entre en desesperación –Por favor Changmin, escúchame, te amo, no te puedes morir- Una sonrisa melancólica apareció en su rostro
-Estoy feliz, gracias-
Aquella noche Changmin cerró sus ojos y su pulso se detuvo.

Como una ficción de lado
Te convertirás en el personaje principal elegante
Mis más profundas impresiones serán tu regalo
Mi amor por ti sigue una y otra vez

Veo mi reflejo en aquel espejo, mi cabello negro ahora es blanco, mi piel (según Changmin) suave, ahora está cubierta por arrugas debido a la acumulación de años, debido a mis 80 años.
Vivo solo desde que me divorcie, de eso han pasado como 52 años, no me volví a casar, porque el amor de Changmin era como un árbol, una vez que echa raíces siempre estará ahí. Aún lo sigo esperando, espero que llegue el día en que me lleve a su lado.
Me recuesto en aquella cama matrimonial que compré después de que Changmin falleciera, observo aquel lugar vacio que de no haber sido por mi estupidez estaría su hermoso cuerpo, sin embargo solo puedo poner aquel oso que le  regale para ocupar su lugar, ahora es su recuerdo.
Abro los ojos al sentir un tacto sobre mi rostro, no recuerdo haberme quedado dormido, pero a esta edad a uno se le olvidan las cosas, sonrió al ver el rostro de Min con su hermosa sonrisa, hacía mucho que no lo soñaba con aquella claridad.
-Hyung- Lleve mi mano temblorosa hacía su rostro, había olvidado lo hermoso que era.
Esperaba atravesar aquella ilusión y que desapareciera como siempre y me sorprendí al poder tocarlo, acaricie su mejilla y cerró los ojos, era real, mire mi mano sorprendido y me sorprendí más al darme cuenta que mi piel era lisa, toque mi rostro y paso lo mismo.
En un movimiento salí de la cama y camine hacía el espejo, encontrándome con mi reflejo de cuando tenía 25. Vi el reflejo de Changmin y gire, estaba ahí frente a mí sonriéndome.
-Min- Susurre y él camino hacia mí, pero yo seguí sin moverme, tenía miedo, miedo de que todo aquello solo fuera un sueño, sentí su aliento sobre mi rostro y cuando sus labios se posicionaron sobre los míos olvide todo.
Nuestros labios se movían lentamente, sus manos se aferraron a mi cuello y las mías a su cintura, caminamos un poco y ambos caímos sobre la cama
No me moví, me aferre a su cuerpo, sintiendo como el mío temblaba, pude sentir sus manos sobre mi cabeza y como sus dedos acariciaban mi cabello.
-Min- Hice una pausa -¿Esto es un sueño?-
-No- Me dijo
-¿Te quedaras conmigo?-
-Para siempre-
Y deje caer aquellas lágrimas retenidas por tantos años de espera, porque por fin tenía en mis brazos a aquella persona de la cual me enamore, porque mi película de romance había terminado.
Mucha gente dice “El amor no existe” pero es falso, una vez que superas las dificultades, la tristeza y la oscuridad, aún a pesar de los años, tu amor estará ahí una y otra vez.

FIN


6 comentarios:

  1. Anónimo12/30/2012

    Fue hermoso, me hiciste llorar, realmente me transmitiste todo los sentimientos por lo que pasaron los dos! Hermoso!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/01/2013

    wow genial el fic me hiciste llorar lagrimas de cocodrilo pero estan juntos la final tanto tiempo esperando a volverlo a ver ese hera amor autentico felicitaciones.





    ResponderEliminar
  3. Kodami1/02/2013

    LLore, fue muy triste y hermoso a la vez.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/02/2013

    gracias por esta historia!ohhh es verdad triste y hermoso a la vez...

    ResponderEliminar
  5. aishhhh xq xq...xq me hiciste llorar T_______T, pero estuvo realmente hermosa la historia, te transmite en verdad todos los sentimientos narrados y ese amor verdadero de ellos~~

    ResponderEliminar
  6. simplemente hermoso muchas gracias T_T

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD