Siguiente lección: cap 1

2 comentarios
-Mi avión se esta retasando demasiado-pensé, no me esperaba algo urgente pero ya no veía la hora de volver a mi país. Soy una bailarina profesional, también es mi trabajo, viaje a estados unidos para profundizar mis conocimientos en el baile, y regresaba a mi país ya con un contrato como coreógrafa profesional. Por fin abordaba mi vuelo, estaba ansiosa y emocionada, tanto que temblaba, y no solo porque volvía a mi hermoso país en Latinoamérica, sino que le tenia terror a volar. Estaba hundida en mis pensamientos, pensando lo peor de este vuelo, como que se estrellaría o se quedara sin gasolina o peor naufragáramos en el océano ¡oh no! y a mi que no me gusta la comida de mar, de pronto mis pensamientos fueron interrumpidos por una dulce voz

-disculpa…. Esta ocupado?- dijo este chico de apariencia asiática.

-ah?.. no lo siento-dije quitando mi bolso del asiento, para que este chico se sentara. Mire para el frente, y seguí en mi pesadilla, entrelazando mis dedos y presionándolos fuertemente.

-estas bien?- me pregunto el chico asiático.

-mmmm si, bueno…. No, es que me da terror volar- le dije mirándolo a los ojos, que por cierto me hipnotizaron cuando los aprecie.

- debes tranquilizarte, no va a pasar nada malo, la tecnología esta muy avanzada- me dijo con un tono divertido.- mucho gusto mi nombre es yunho- dijo extendiéndome su mano.

-hola, mi nombre es Adda- dije estrechando su mano, no pude evitar la curiosidad al notar su descendencia asiática, ya que me atraía mucho esta cultura sobretodo el anime, esto despertaba en mi, mi otaku interior.

-de donde eres? Le pregunte con un tono de curiosidad infantil.

-de corea del sur- dijo con una hermosa sonrisa, realmente era guapo este chico.




-wooooaauuuuu!! De corea del sur? Que genial, y porque estabas en estados unido?- pregunte como una niña curiosa de 5 años, que vergüenza pero es que en verdad me interesaba.

-por trabajo- contesto el, -ahora quiero ir a Latinoamérica para aprender nuevos tipos de baile, soy bailarín profesional- wooo no lo podía creer, hacia lo mismo que yo, claro que mucho mejor, porque si trabajaba en estados unidos y venia de corea debía tener un gran talento, realmente era hermoso y me interesaba mucho, mis palabras salieron automáticamente de mi boca.

-yo te enseño- le dije emocionada, cuando repase mis palabras o mas bien el modo en que lo dije, recalque avergonzada- mmm si tu quieres yo te puedo enseñar- le dije con un tono mas serio y controlado.

-eso seria estupendo- me dijo, me sorprendió el tono de felicidad y emoción con que lo dijo, realmente estaba igual que yo ^^.

Empezó el vuelo, y el medicamento que me había tomado para los nervios empezaba a hacer efecto, caí en un sueño profundo, cuando me levante estaba todo oscuro, mire hacia el lado de mi compañero, y no pude evitar una risita, se veía tan gracioso como dormía, sus ojos estaban entre cerrados y su boca totalmente abierta, todo en su cara se expandía, realmente no lo resistí y saque mi celular para tomarle una foto, realmente era un momento kodak XD, desgraciadamente se activo el flash de mi cámara, despertando al bello durmiente. Sus ojos se abrieron como platos al descubrir mi negra intención, su reacción fue rápidamente agarra mi muñeca, en donde tenía mi celular, y acercarse a mi.

-Que tratas de hacer?- me pregunto serio.

-mmmm lo siento, de verdad lo siento- le dije bajando mi cabeza.

-no se te ocurra publicarla, esto es oro para la prensa-

-que?. Que prensa? Ni que tu fueras…- no pude terminar mi frase, porque con su otra mano, tapo mi boca.

-ni se te ocurra decirlo- se siguió acercando a mi hasta poder sentir su respiración. De pronto se acerco la aeromoza, interrumpiendo ese extraño pero agradable momento, realmente me gustaba tener contacto de piel con el, era tan suave.

-esta todo bien- pregunto ella, a lo que yunho me soltó delicadamente.

.si, solo estábamos jugando- dijo tratando de ocultar su identidad.

Cuando se fue, pude notar algo en mis labios, mi labial había desaparecido, cuando mire a yunho, agarre su mano y me di cuenta quien me había quitado el maquillaje, ya que mis labios estaban marcados en la palma de su mano debido a la presión que hizo cuando tapo mi boca. lo mire con cara de: espero que te des cuenta de lo que hiciste porque sino te mato. El a ver mi reacción, mostro su mejor sonrisa :D, ush me enoje con migo misma, por mas que trataba de mostrar mi cara mas seria, su hermosa sonrisa me desarmo, si que tenia habilidad este chico. Esta bien, lo perdone devolviéndole una sonrisa, eran realmente pegajosas, pero no me quedaría asi, debía saber quien era en verdad este chico.

-yunho.. quien eres en realidad- le pregunte con un tono serio.

-no te lo dire- me dijo, soltando una sonrisa al ver mi cara de WTF?. Enserio no me lo iba a decir?.

-pero… porque?-le dije confundida.

-esta bien, pero con una condición, te lo dire después que terminemos las lecciones de baile- este idiota me estaba tomando del pelo, era mucho tiempo, pero sabia a lo que estaba jugando y no me quería quedar atrás.

-ok, pero te daré las lecciones si tu me enseñas coreano- le dije levantando una ceja, oferta que sabia no podía rechazar.-esta bien?- le pregunte con tono irónico. Lo pensó antes de responder, sabia que también se estaba comprometiendo, pero era su única posibilidad de aprender nuevos bailes con una coreógrafa profesional como yo, además seria difícil encontrar otro coreógrafo que maneje tan bien el ingles como yo.

-te gustan los retos, no? Te tengo que decir que como tutor soy muy exigente- me dijo.

-trato hecho?- le pregunte extendiendo la mano. El aun seguía dudando ya que, se demoro en estrechar mi mano.

-esta bien, trato hecho, que empiece la lección-.










Después de un largo viaje, por fin llegamos a mi país, estaba tan emocionada y feliz de volver, realmente fueron dos años demasiados largos, cuando baje del avión no pude evitar soltar una lagrima de felicidad, yunho al notar esto, saco un pañuelo de su bolsillo y limpio delicadamente mi mejilla con una sonrisa.

-nos veremos pronto?- me pregunto extendiendo su mano.

-claro que si- dije estrechando su mano y dándole mi teléfono y dirección para contactarnos pronto.

Paso una semana, me costó acostumbrarme al cambio de horario, pero estaba feliz de estar de vuelta, de estar con mi familia y de tener a mi gente cálida como siempre. Afortunadamente mi contrato empezaba en 3 meses así que tenía todo este tiempo libre, estaba en mi apartamento soñando plácidamente cuando de pronto mi celular me despierto.

-halo?-

-adda?-

-si, con quien?-

-noona no puedo dormir- apenas escuche esta frase mis ojos se abrieron completamente, sabia que era yunho, ya que nadie más me podía decir noona.

-yunho.. donde estas?- le pregunten sentándome en la cama, realmente me preocupaba como se encontraba.

-Estoy en un hotel, pero la verdad no puedo conciliar el sueño- me dijo con una voz dulce e infantil, sabia que estaba haciendo pucheros.

-Dime la dirección, ya voy para haya – otra vez diciendo las cosas sin pensar, pero realmente me preocupaba y quería saber donde estaba.

-Adda, tienes que controlarte, no puedes ir asi nada mas al hotel de u chico como el- me decía a mi misma, mientras buscaba mi ropa, me estaba regañando pero seguía con mi propósito. –solo iras a verificar su estado, nada comprometedor- termine diciendo, palabras que excusaban mi comportamiento, termine de arreglarme y Sali.

Rápidamente llegue a su hotel, en donde el me esperaba, subimos a su habitación en donde me ofreció un poco de vino, bueno realmente lo necesitaba para despertarme así que acepte. Me senté en su cama y disimuladamente lo mire buscando algo en su maleta, realmente se veía muy lindo y muyyyyy sexy, no se porque pero cuando se acerca a mi despierta sensaciones nunca antes vividas. Saco algo de su maleta y lo escondió detrás de su espalda, se acerco a mi y poso en mi regazo un hermoso brazalete con una escritura coreana.

-lamento haberte hecho venir a esta hora noona- dijo haciendo uno de esos pucheros que tanto me derretían.

-Esta bien, no hay problema, sabes que siempre puedes contar con migo- le dije para con mi mano revolver su cabello.

-noona… podemos empezar las lecciones ya?- me pregunto emocionado.

-mmmm… esta bien- dije resignada, igual ya estaba ahí.

Empezamos con los pasos básicos de salsa, el tiempo paso demasiado rápido y cuando nos dimos cuenta ya era mañana, el me invito a desayunar, después fuimos a mi estudio, un pequeño local en donde ensayaba. Los días pasaron y yunho si que aprendía rápido, realmente me sorprendía ya dominaba la salsa, sabia que si podía con este ritmo los otros serian mas fáciles, después seguimos con merengue, este baile si me incomodo un poco al principio, ya que tenia que agarra mi cintura, pero al paso del tiempo ganamos confianza y éramos buenos amigos, pero lo que me preocupaba era que empezaba a sentir algo mas por el, un sentimiento mas fuerte, unas ganas de besarlo, un amor profundo.

2 comentarios:

  1. Muy buen inicio, me ha enganchado

    ResponderEliminar
  2. Quisiera saber quien es la autora del fic, porque no dice su nombre, quiero contactarla

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD