Love In The Ice: cap 1

2 comentarios
Conociendo al enemigo.

Todo estaba oscuro, en la habitación de Yoochun tan sólo existía la iluminación de dos velas perfectamente colocadas en la mesita de noche. Despacio mientras terminaba de desabrochar su camisa, se acercó despacio para después comenzar a besar la espalda de Yunho.

- ¿Sabes? Eres irresistible - le dijo - Y te juro que me pasaría horas pegado a tu cuerpo.

Yunho no pronunció parada. Simplemente se dejó llevar por la magia del momento. Instantes después todo su cuerpo se erizó al sentir cómo las manos de Yoochun acariciaban su espalda, y no pudo evitar girarse para besarlo profundamente. Con mucha dulzura Yoochun se despegó de sus labios para besar su cuello y después bajar lentamente por todo su pecho hasta llegar a la cintura del chico cubierta aún por su pantalón.

- Estoy deseando que lo hagas - dijo Yunho sin poder evitarlo.

- Tranquilo no pienso pasar por alto la oportunidad de probar algo que seguro sabe maravilloso - contestó.

Esta frase logró escitar a Yunho aún más de lo que ya estaba en ese momento. Seguidamente vió como Yoochun esbozaba una pícara sonrísa mientras comenzaba a desabrochar su pantalon. Su miembro rápidamente reaccióno ante lo que estaba apunto de pasar. Un calor extremo empezó a abrasar cada centímetro de su cuerpo, incluso se podía escuchar como los latidos de su corazón daban rápidos movimientos. Yunho estaba seguro de que Yoochun haría que llegara al éxtasis más extremo. De repente sintio como su miembro quedó anclado entre las manos de aquel hombre, que despacio comenzó a dar lentos movimientos para hacer que un gemido de placer saliera de la boca de Yunho. Pero lo mejor estaba por llegar, poco después y sin que Yunho lo esperara noto como la lengua de Yoochun comenzó a rozar su miembro para después introducirlo dentro de su boca y así lograr que su cabeza diera vueltas sin parar. Aquel chico era increib le, sabía perfectamente como hacer que un chico muriera de placer y con Yunho, estaba claro que lo estaba logrando. Así continuó un rato hasta que sintió como Yunho iba a correrse en su boca... Y entonces...

Sonó el despertador.

Eran las 7:30 de la mañana y Yoochun se desperto con su cuerpo empapado, como si ese sueño hubiese sido la misma realidad.

- ¿Pero qué...? - se dijo así mismo mientras pasaba su mano por su húmedo pelo - Ese cabrón de Yunho...

Mientras se maldecía bajo la mirada hacía su cintura y vió como su miembro estaba completamente erecto, cosa lógica después del sueño que acababa de tener. En esos momentos se podía leer más en su cara la insatisfacción de que ese sueño no fuera realidad más que el hecho de que hubiera soñado con su "enemigo", Yunho. Desesperado por encontrar una solución a ese sueño no cumplido, no tuvo más remedio que satisfacer sus necesidades el mismo mientras en su cabeza recordaba una vez más aquel sueño.



En casa de Yunho.

- Joder Yunho, entonces ¿ese tio en un asqueroso no?

- Como te lo digo Changmin, se cree que es el Dios de patinaje o algo así y lo único que debería de pensar es que en este mundo más que crear rivalidad deberiamos de ayudarnos unos a los otros - contestó Yunho.

- Bueno, sabes perfectamente que muchas veces esas rivalidades aparte de crearse por el público, tambien ponen mano a ellos los mismos entrenadores.

- Ashhh, lo sé. Pero no debería de seguirles el juego...

- Tranquilo tio, no te preocupes, ¿porque ponerse así por un tio que no merece la pena? - dijo Changmin.

- Lo sé.

Pero a decir verdad había algo que hacía que Yunho se preocupara, aunque no sabía muy bien por qué no quería ver como aquel chico se convertía en una victima más del circulo que siempre se creaba en torno a la rivalidad entre patinadores.

Sin revelar ni un apice de su preocupación, Yunho y Changmin terminaron de desayunar y como era costumbre se dirigieron a sus respectivos lugares de entrenamiento.



Estadio Deportivo de Seúl

Mientras Yunho terminaba de cambiarse, sonó su teléfono.

- Dígame entrenador - dijo.

- Cuando termines de entrenar ¿puedes venir a mi despacho? Tengo algo que decirte.

- ¿No puede ser por teléfono? Hoy estoy algo ocupado - preguntó.

- Es algo importante, tiene que ver con el Campeonato que se celebrará antes del Nacional, así que creo que mejor deberíamos de tratar el tema en directo. - le respondió el entrenador.

- Esta bien, cuando salga de entrenar le avisaré.



Yunho se quedó pensando en que debía de ser aquello que quería decirle su entrenador, porque a decir verdad no era habitual que este le pidiera ir a su despacho para tratar algún asunto como ese. Intento no pensar demasiado en ello y se dirigió a cumplir con su trabajo, aunque aún faltaran meses para el Campeonato Nacional de Seúl debía prepararse poco a poco y bien.

Cuando entró a la pista de patinaje su día no hizo más que empeorar y es que allí estaba Yoochun, otra vez presumiendo de su éxito ante las fans.

- Dios ¿por qué no entrenará como Dios manda? Siempre presumiendo de ser un niño lindo que patina como un ángel - pensó para sí mismo.

Y a decir verdad, no se dió cuenta de que a él mismo tambien le encantaba lo que estaba viendo. Un chico bien esculturado, que se movía sobre el hielo como si un papelito estuviera bailando con la brisa del viento.

- Yunho, deja de pensar en tonterías y ponte a trabajar... - volvió a recriminarse.

Sin más, se adentro en aquella pista de hielo. Intento concentrarse en hacer su mejor trabajo, pero la verdad era que desde que tuvo aquella lesión podía decirse que no estaba lo más lúcido. Había días que su rodilla aún se resentía pero si llevaba el cuidado y los tratamientos pertinentes podía entrenar sin problemas, aunque le preocupaba bastante el hecho de no poder moverse con tanta fluidez como antes, no quería acabar su carrera con la frase "después de la lesión...".



En ese mismo instante

- Mira quien acaba de llegar... - pensó Yoochun para sí mismo - Creo que debería de enseñarle un poco lo que significa la palabra patinar con estilo.

Y entonces Yoochuncomenzó a patinar como si estuviera disputando la final de un campeonato, cosa que hizo que las fans que se encontraban allí reunidas gritaran de emoción. Yunho hizo caso omiso de lo que estaba pasando y se dedicó simplemente a seguir entrenando. Este hecho no gustó demasiado a Yoochun.

Más o menos dos horas después Yunho, decidió dejar el entrenamiento ya que estaba empezando a sentir molestias en su rodilla. Se dirigió hacía las duchas y cuando Yoochun lo vió, inmediatamente se fué tras él. Cuando Yunho se dió cuenta de que el chico entró a los vestuarios se irritó bastante.

- ¿Piensas seguirme allá donde vaya? - preguntó.

- Venga... Ni que fueras una estrella de Hollywood para tener que estar persiguiendote a todas horas - dijo con ironía.

- Mira chaval, vete a la mierda - y Yunho pasó por el lado del chico para quitarselo de en medio.

- Renegado... - susurró Yoochun mientras dejaba que Yunho saliera del vestuario.

La verdad es que Yoochun conseguía irritarle bastante, hasta tal punto que llegaba a plantearse buscarse otro sitio donde entrenar. Media hora más tarde, Yoochun cogió su coche y se dirigió al Instituto Kwang, donde su entrenador daba clase a los futuros patinadores artísticos.

Durante el trayecto no pudo dejar de recordar el sueño que había tenido la pasada noche. Escapando a su control no pudo evitar querer que ese sueño se hiciera realidad, aunque personalmente y sobretodo profesionalmente la palabra "odio" no quedaba muy lejos de la opinión que tenía de Yunho. Pero cuando se trataba de atracción tanto física como sexual tenía todos los puntos a favor para querer hacerle el amor durante horas.



Instituto Kwang

- Entrenador, ¿para qué quería verme? - preguntó Yoochun.

- ¿Recuerdas que te dije que se iba a celebrar un Campeonato de Clubes?

- Sí, creo que me dijíste algo así. Iba a haber una convivencia o algo por el estilo ¿verdad?

- Exacto, antes del Campeonato Nacional de Seúl, se va a celebrar un pequeño campeonato formado por equipos con los mejores patinadores de cada país - dijo el entrenador Lee.

- ¿Dónde será? - preguntó Yoochun.

- En Holanda, dentro de 3 semanas, así que el próximo Lunes estaremos allí.

- Muy bien, estaré preparado.



Mientras tanto Yunho llegó a la oficina de su entrenador. Tan sólo esperaba que lo que tuviera que decirle fuera algo bueno, ya que no tenía ganas de llevarse otra sorpresa desagradable. Una vez allí su entrenador le habló sobre el Campeonato de Clubes. Para el fué toda una sorpresa saber que iba a participar ya que aún estaba resentido por su lesión, pero sabía que era una oportunidad inmejorable para su rehabilitación.

- Muy bien entrenador, nos vemos entonces - y Yunho se despidió.

A la salida Yunho cogió su teléfono y llamó a Changmin.

- ¿En serio? - preguntó Yunho.

- Claro, ¿no sabías que el Club de Natación tambien participará en su rama?

- Que va, el entrenador no me lo ha dicho.

- Joder, tu entrenador nunca te dice nada - y rió - bueno, entonces podemos ir juntos ¿verdad? Será como aquel año de instituto donde nos conocimos.



Hace 6 años

- ¿Terminaste de entrenar? - preguntó Changmin mientras leía tumbado en su cama.

- Sí, pero no me dió tiempo a ducharme antes de salir, así que voy a hacerlo en un momento.

- Vale - contestó Changmin.

Mientras Yunho se enjabonaba Changmin entró sigilosamente al baño, cogió el gel y se hecho un poco en la mano. Después se metió en la bañera y puso su mano en el miembro de Yunho.

- Pero ¿qué...? - dijo este.

- Shhh - y Changmin puso un dedo sobre la boca de Yunho - dejo que yo lo haga.

Aunque sorprendido, Yunho se dejo llevar y empezó a notar como las manos de Changmin se movian de arriba a abajo, haciéndole sentir un placer increible. Sin poder aguantarlo más, Yunho dió la vuelta a su compañero arqueando su espalda para entrar con furor entre sus nalgas. Mientras el agua seguía corriendo llenando de calor sus cuerpos, Yunho que gemía sin parar llevó sus manos hacie el miembro ya hinchado de Changmin para así llegar juntos al clímax.

Aquella fué la primera y última vez que ambos intimaron, ya que podía suponer un problema para ambos en el instituto donde se encontraban, pero aún así desde aquel entonces, los dos se convirtieron en los mejores amigos.



El Lunes siguiente.

Yoochun llegó al centro donde se iban a hospedar todos los participantes. Se dirigió a recepción para saber a que habitación tenía que ir. Allí le dieron la llave y le dijeron que su compañero de habitación ya estaba alojado. Cuando llegó a la habitación 9095 abrió la puerta y allí estaba, leyendo en la cama el que sería la persona conocería todos sus secretos durante 3 semanas.

- Hola, Jung Yunho - dijo.

- Genial... - respondió después de apartar la visa de su libro.

- Parece - y Yoochun sonrió - que voy a conocer muy bien a mi enemigo.

2 comentarios:

  1. Anónimo5/30/2013

    ohh!!! genial se siente muy interezante ...wiiiiiii

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/26/2013

    OMG¡¡¡ en la misma habitación¡¡ Yoochun y Yunho¡¡ *muero* diosss¡¡ gracias por juntarlos xDDDD aunque es la primera vez que leeo un fic 2U es raro :/ aún asi es hermoso¡¡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD