Blur cap 8

0 comentarios
DEFINE ME

Onew no dice que no, pero tampoco dice que sí. La broma que preparan para Taemín sigue su curso, haciéndose más y más compleja a medida que las sugerencias vuelan. Jong Hyun tiene una mente bastante malévola, gracias a Dios Key sabe mantenerlo a raya. Estamos todos en la mesa, lo que se ha vuelto costumbre las últimas semanas. Minho ha ido por un poco más de ramen por lo que la conversación de ese trío llega hasta mí sin interrupción.

No, Onew no va a decir que no; actúa como si fuera una broma más. Yo he visto como este tipo de planes termina: de alguna manera –casual o no- él siempre termina aminorando o interponiéndose entre la broma y Taemín. Nadie se queja, ya que les da igual si es Onew o Taemín el que queda en ridículo, el punto es burlarse de alguien. Al final, el pequeño termina quejándose con el líder de sus malas intenciones, lo que deriva a que busque refugio en Minho, quien le abre sus brazos y reparte amenazas a los demás si se atreven a hacerlo otra vez.

Ese pequeño líder no lo va a admitir, no va a levantar la voz y prohibir cualquier broma más para Taemín. No, él no es de esos. Dubu – como suelen llamarlo sus compañeros – busca formas más furtivas de protegerlo. Porque no lo va a confesar, pero si de verdad Taemín necesitara ser protegido, él saldría sin reparos ni miramientos a salvar al chiquillo ese. Mas, por ahora, se conforma con hacerlo anónimamente.

Minho ahora se acomoda en su sitio, sonriente ante su humeante bol de ramen. El trío maquiavélico, por supuesto, calla inmediatamente. Ellos, como yo, saben que de enterarse Minho de alguna pista de sus planes, echaría el grito al cielo. Estrellaría la cabeza de Jong Hyun contra la de Key, y le dirigiría una de sus miradas de decepción a Onew, negando con la cabeza. Porque Minho, al contrario que el pequeño líder, es pasional. No se confundan, sigue siendo básicamente comedido, pero una vez que ganas su amistad él no se va con medias tintas. Minho deja bien en claro que él estará para ti en cualquier momento. Y ese pequeño renacuajo llamado Taemin lo sabe muy bien. Muy bien. Por eso cuando viene con su segundo plato de ramen, arrima a Onew y se sitúa junto a Minho, sonriéndole encandilado. Minho le revolotea el cabello cariñosamente y vuelve a su plato.

- Aprop…- antes de que el menor siga, Minho coloca su mano sobre la de él, le mira y niega. Taemín tenía intenciones de preguntarme algo a modo de conversación, pero Minho se lo ha impedido.

¿En qué momento descubrió que no suelo hablar mientras como – no a menos que sea alguien mayor y/o nuevo? Me sorprende y no a la vez. Hemos convivido tanto ambos grupos durante estos meses que creo que es lógico nos conozcamos más íntimamente. Yo, por ejemplo, he descubierto que Minho acostumbra correr por las mañanas, no pierde oportunidad alguna para practicar algún deporte, prefiere un yogurt como desayuno, le gusta comer frutas a media tarde y es algo quisquilloso con su cabello.

Minho vierte un poco de fideos en mi bol, despacio, sonriéndome. Hago una reverencia con la cabeza y vierto un poco de mis verduras en el suyo. Taemín nos mira, tintineando los ojos.

Ah, sí. También sé que los fideos le llenan rápido, prefiere las verduras, se aburre fácilmente de los videojuegos y a veces canta bajito cuando cree que nadie le oye. Lo usual. Cosas que todos aprendemos de todos, imagino. Entonces, ¿cómo es que nadie sabe que no le gusta el olor penetrante de los perfumes y por eso su aroma es simplemente el óleo después de ducha?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD